Plantas

Blog de florencio Idea guardada 741 veces
La valoración media de 977 personas es: Excelente

El limonero

Planta en tu jardín la esencia del mediterráneo

Limonero

Los árboles frutales son un recurso idóneo si quieres decorar tu jardín como se merece. Todos, en su conjunto, portan un aire mediterráneo que, al que más y al que menos, recuerda a los patios árabes que siglos atrás adornaban los hogares. Hoy, el protagonista es el limonero. Sus flores de azahar, sus frutos y el aroma que desprenden traen consigo una esencia especial que revitaliza cada lugar de tu rincón verde. Si quieres conocer las propiedades y los trucos para cuidar y mantener tu árbol vigoroso, presta atención a todos los consejos que te brindamos.  

Descripción

El limonero es un árbol cítrico y perenne. Procedente del sureste asiático, los árabes lo trajeron a España durante la Edad Media. Característico de las zonas mediterráneas, son los preferidos para que adornen nuestros jardines.  

Su tronco está muy ramificado, no es muy grueso y posee una tonalidad amarilla. Puede llegar a vivir 70 años y, durante este tiempo, alcanzar los 6 metros de altura. Sus ramas poseen unas espinas gruesas y duras que le sirven como sistema de defensa. Las tres guías principales surgen del tronco y se extienden en un ángulo de 120º. A partir de aquí, se forma la copa del árbol.

 

Limonero 1


 

Las hojas son grandes y dentadas. Tienen unas medidas de entre 6 y 12 cm. de largo y de 3 a 6 cm. de ancho. Presentan un color rojizo cuando son jóvenes y un verde más brillante en su madurez. Son muy aromáticas.

Con las flores ocurre lo mismo: al nacer son rojas pero conforme crecen, sus cinco pétalos se vuelven blancos en la parte superior y púrpuras por debajo. Contienen unos 20 ó 40 estambres y su olor es intenso. Son conocidas como las "flores de azahar".

 

Su fruto es el limón. Tiene una forma ovalada y una cáscara gruesa y porosa. Amarillo y muy vistoso, su pulpa es ácida y viscosa y sus semillas pequeñas y puntiagudas. Contiene mucha vitamina C y actúa como desinfectante a la vez que aporta sales minerales y vitaminas. Existen varios tipos; el tipo de limonero determinará sus características.

 

  Verna: Es un árbol de pocas espinas y de corteza rugosa. Florece en primavera y otoño. Su fruto es grande, con mucho zumo y tiene pocas semillas.

  Eureka: Procede de California y se recolecta de octubre a febrero. Por lo demás, tanto el árbol como los limones son similares a los Verna.

  Fino: Es una variedad española, vigoroso y de ramas muy espinadas. El limón es un poco más pequeño y la corteza es más fina y lisa. Tiene bastantes semillas y contiene mucho zumo.

  Lisbon: Los frutos son grandes, ácidos y con mucho zumo, y el árbol, que procede de Portugal, es vigoroso y espinado.

 

Limonero 2


 

Cuidados y prevenciones

El limonero es un árbol que necesita mucha luz y bastante humedad. La temperatura idónea se encuentra entre los 17 y los 28º C. No tolera el frío, el viento, la sequedad y las heladas. En zonas donde el invierno sea muy duro, se aconseja cubrirlo; el material con el que lo hagamos, deberá facilitar su transpiración.  

Su multiplicación se lleva a cabo por semillas, aunque es muy habitual que se realice mediante injertos y en invierno. Ésta es la época que se aconseja porque es cuando el limonero descansa de la floración. La tierra que más se adecúa a sus necesidades es la semiligera, con pH neutro y rica en materia orgánica. Es fundamental que filtre bien el agua (permeable) así que es recomendable evitar a toda costa los terrenos arcillosos.

 

Limonero 3


 

Desde su cultivo hasta la recolección

Abonado: necesita mucho abono y tiene que ser rico en macronutrientes (nitrógeno, fósforo, potasio) y micronutrientes. Comenzaremos a fertilizar en la segunda floración, desde marzo hasta septiembre, aumentando progresivamente la cantidad cada mes. Lo haremos en cada riego con cuidado de no sobrepasar los dos kilos de abono por cada metro cúbico de agua. Esta actividad contribuye a solventar las carencias nutricionales (cinc, magnesio o hierro) que puede experimentar el limonero. La mejor época para compensar déficits, sobre todo el de hierro, es la primavera.  

Riego: tiene que ser abundante y deberá coincidir con el abono. Se realizará durante todo el año, procurando que en verano sea a diario y en invierno, al menos unas dos o tres veces por semana. Evitaremos utilizar aguas salinas en épocas de sequías y nos ayudaremos de fertilizantes para mejorar la calidad de la irrigación. Existen cuatro tipos de riego: por inundación (apropiados para los terrenos reducidos), localizado, por aspersión (para zonas frías y parcelas amplias) y enterrado. Éste último disminuye la contaminación y mejora la eficiencia de los fertilizantes. A través del riego podemos controlar las floraciones y obtener una buena cosecha. Para ello, dejaremos de regar durante 45 días y, luego, lo retomaremos en abundancia.

 

Limonero 4


 

Poda: se realizará cada primavera. No será excesiva, sobre todo durante los primeros años de crecimiento. Llevaremos a cabo tres tipos de poda: de floración, de limpieza y de rejuvenecimiento. Eliminaremos las ramas secas, las enfermas, débiles y las que se cruzan. Despejaremos el centro del árbol para que así nuestro limonero pueda captar la luz también por el interior.

 

Recolección: la realizaremos con las manos y la ayuda de unos alicates; evitaremos dar tirones. No es recomendable un ambiente húmedo durante la recolección, por lo que si hay niebla o aún conservan el rocío de la mañana, esperaremos a que desaparezcan para comenzar a trabajar. Los limones amarillos están más maduros que los verdes, así que los consumiremos primero; los segundos duran más tras la cosecha.

 

Imágenes: Herbolario Allium y Rafaparadela de Flickr.com, Wikipedia.org

Fuente: este post proviene de Blog de florencio, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Jardines personalizados

Hola amigos. Aunque el tiempo de salir al jardín parece que ya no volverá hasta el próximo verano, durante estos días he estado pensando en darle un nuevo look a mi rincón favorito de la casa. ¿Queréi ...

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

arbustos laurel plantas

El laurel

Aroma en tu jardín y tu hogar

Te contamos todo sobre el laurel. Ya en la Antigua Grecia y el Imperio Romano este árbol ha tenido grandes connotaciones simbólicas. Deportistas, guerreros o poetas eran condecorados con una corona de laurel para representar la victoria, el triunfo y la grandeza.

arbol de la goma caja de violin deltoides ...

El ficus

El árbol de la goma

Te contamos todo sobre el ficus. Es un arbusto o árbol perenne de hojas coriáceas que, en el caso de algunas especies, puede ser trepador. Por lo general, es una variedad que se adapta perfectamente como planta de interior. Puede alcanzar una altura de hasta 30 m, aunque estos casos se han dado sobre todo en su lugar de origen, el Extremo Oriente.

ficha flor jazmin ...

Jazmín

Ficha técnica

Te contamos todo sobre el Jazmín. Sus flores constituyen su principal atractivo, se disponen en racimos y generalmente son de color blanco, aunque pueden aparecer algunas amarillas debido a la gran variedad de jazmín existente. Su aroma dulzón es inconfundible.

Jardinería

Un jardín de limoneros

Un jardín de limoneros. El cultivo de un limonero, ya sea al aire libre o interior de tu casa, en macetas y jardineras o bien en el exterior de tu jardín, requiere un poco de paciencia para su crecimiento, pero vale la pena el esfuerzo cuando sus frutos comienzan a aparecer. Un jardín de limoneros. El cultivo de un limonero, ya sea al aire libre o en el interior de tu casa, en macetas y jardineras ...