Plantas

MrWashiSan Idea guardada 19 veces
La valoración media de 28 personas es: Excelente

Corazón de suculenta: plantación de Echeveria en tela de saco sobre pizarra



Vamos a ver un tutorial para confeccionar un pequeño detalle para regalar en el día de los enamorados, con una planta suculenta viva, sobre un corazón de pizarra.

Es muy sencillo de hacer, y son plantas muy resistentes. Yo he utilizado una echeveria, que es una de mis plantas crasas favoritas.

Verdad que queda chulo? Seguro que este año triunfáis por San Valentín. Vais a ver que sencillo!!!!

▬ M A T E R I A L E S ▬

✪ echeveria
✪ tela de saco
✪ cordel
✪ tijeras
✪ pizarra posavasos
✪ mini caballete
✪ pistola de silicona caliente bosch
✪ barras de silicona 7mm 

EL PASO A PASO

Aquí tenéis un vídeo explicativo en mi canal de youtube con el paso a paso para confeccionar esta plantación de suculenta sobre roca en tela de saco.  



  Como podéis ver en el vídeo, es muy sencillo, tan solo tenéis que sacar del tiesto con mucho cuidado la suculenta que os guste y envolver con tela de saco y cordel las raíces y el sustrato formando una sujeción del cepellón de raíces.

Luego, cerramos bien usando adhesivo de silicona caliente y pegamos en la pizarra.

Para mantenerlo vertical, utilizo un pequeño caballete.
 



Supersencillo!!!!!
y muy decorativo y romántico.

La echeveria es una de mis suculentas favoritas. Sus hojas en forma de roseta de colores diversos son muy decorativas y suele florecer aunque las flores no son destacables por su belleza.

En un post anterior os conté como hacer un kokedama que consiste en envolver las raíces de una planta con musgo sustituyendo el tiesto por un cultivo en el interior de musgo. La idea que os traigo hoy es parecida pero en vez de musgo utilizamos tela de saco.

Esta especie de tiesto de tela de saco, es perfecto para cactus, crasas y suculentas, ya que airea y evita encharcamientos.

Regaremos una vez a la semana aproximadamente y os recomiendo que utilicéis un pulverizador o una jeringa para no excedernos en el riego y utilizar el agua estrictamente necesaria para que nuestras plantas crasas estén sanas y evitar podedumbre de raíces.

De todas maneras, esta composición es temporal ya que el espacio para las raíces es reducido. Pasados unos meses, tres o cuatro, deberemos trasplantar la suculenta a un tiesto suficientemente grande para que pueda continuar creciendo, pero de momento lo podemos disfrutar en nuestra casa decorando de esta forma tan original.




  Espero que os haya gustado esta manualidad DIY tan sencilla que nos permite acercarnos a la naturaleza a nuestro hogar de una forma muy decorativa y original y que es un regalo muy fantástico para ocasiones especiales como el próximo día de San Valentín.

Fuente: este post proviene de MrWashiSan, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos