Plantas

Blog de florencio Idea guardada 38 veces
La valoración media de 14 personas es: Muy buena

La bignonia

Un tapiz en el jardín

El verano es la estación del año en la que más podemos disfrutar de nuestro jardín, pero también es cuando más paseantes se asoman a echar un vistazo curioso a las pequeñas parcelas de naturaleza privada. Por eso, una buena opción para protegernos de miradas indiscretas es la de plantar trepadoras que oculten el interior de nuestro edén particular. Hoy te recomendamos para este fin la bignonia.

Esta especie llega a alcanzar entre los 2 y los 10 metros de altura, lo que favorece nuestra intimidad. Posee un tallo leñoso, del cual nacen ramas flexibles a las que tendremos que ayudar a crecer en las celosías del jardín. Sus hojas caducas son de un color verde intenso, lo que proporcionará luminosidad al espacio. Son las flores lo más valorado de esta planta, por su brillo y sus tonalidades variadas: comenzarán a nacer en mayo. Según la especie que plantemos, podremos obtener desde lilas a rojos o naranjas, y como no, blancos.

(Imagen/ Flickr: jchatoff)

Mimos y cuidados

Como todas las plantas de la familia de las Bignoniáceas, la bignonia es muy delicada. Necesita sol durante todo el año, y unas temperaturas que no estén por debajo de los 10 ºC. Si en nuestro jardín no podemos proporcionarle toda la luz que necesita, optaremos por una zona de semisombra, pero recuerda que la floración y la viveza de la planta no será tan brillante como en espacios de continua luminosidad.  

Además, requiere abundante agua, aunque hay que recordar que en ningún caso debemos encharcar. Lo que sí es importante tener en mente es que el suelo en el que esté situada debe permanecer siempre húmedo y con un buen drenaje. Abonaremos el terreno en la primavera y el verano, mientras que el resto del año podemos olvidarnos de esta tarea.

La reproducción de la bignonia se realiza por semillas, esquejes o acodos. Para quienes decidan multiplicar su planta por esquejes, les recordamos que lo único que necesitan es cortar una parte del cultivo principal, como una rama o una raíz, y sembrarlo en la tierra. Si se opta por los acodos, el proceso es algo más complicado: hay que inclinar una rama hasta que entre en contacto con el suelo, y después fijarla dejando la punta libre y elevada. Debe cuidarse hasta que eche sus propias raíces, momento en que la cortaremos de la principal.

(Imagen/ Flickr: CameliaTWU)

En la variedad está el gusto

Todas las especies vegetales nos ofrecen una gran gama de especies en el interior de la familia, dependiendo de la forma de las hojas, los colores de sus flores, sus necesidades de crecimiento, etc. encontraremos, también, distintos tipos de bignonia. Esta planta originaria de los continentes asiático y americano ha desarrollado en nuestro país dos variedades principales: la bignonia grandiflora y la radicans.  

La primera de ellas es originaria de Asia, en concreto de China, por lo que también se la conoce como 'trompeta china'. Alcanza unos 6 m. de altura, frente a los 10 m. que puede llegar a desarrollar la bignonia radicans. Ambas poseen raíces aéreas que le facilitan el escalado por las paredes, las vallas o los soportes que les ofrezcamos, aunque en el caso de la segunda especie son menos numerosas.

Dentro de la Península, la región donde mayor belleza despliegan es la zona de Andalucía por sus condiciones climáticas de sol y temperaturas más elevadas.

(Imagen/ Flickr: Keith Williamson)Además de estas dos variedades podemos encontrar, aunque en menor medid, tres más. Te las presentamos:

Bignonia Capreolata: originaria del sudeste de EEUU. Aunque no se trata de una planta caduca, puede perder hojas debido al frío. Es de las más resistentes a las bajas temperaturas: soporta los -10 ºC. Se reproduce mediante esquejes. En sus flores predominan los colores rojizos, anaranjados o amarillos. Bignonia Jasminoide: también conocida como Pandorea o Blanca. Procede de Australia y Malasia. Sus flores son blancas o rosas, aunque también pueden verse tonalidades violetas. Este tipo no aguanta el frío, y necesita, como mínimo, 15 ºC para un buen crecimiento, además de abundante agua. Bignonia del Cabo o Roja: como su nombre indica proviene del Cabo de Buena Esperanza, Sudáfrica. Su cualidad más destacada es que florece en otoño y resiste todo el invierno ya que aguanta temperaturas de hasta -8 ºC. Eso sí, como sus familiares, también es muy aficionada al sol.
(Imagen/ Flickr: Eran Finkle)

Mejor prevenir que podar

Los cuidados que una planta te exige no deben suponer una tarea molesta. Debes recordar que, con un poco de atención que prestes a tu jardín, evitarás daños mayores. Por ello, siempre es importante conocer cuáles son las plagas y enfermedades más comunes de los cultivos de tu jardín, de está forma sabrás cómo prevenir y, si es necesario, cómo curar.


(Imagen/ Flickr: Vibragiel)

En el caso de la bignonia, ya sabemos que sus requerimientos principales son los de agua, temperaturas cálidas y sol. Aún así, puede sufrir males, los más comunes son los siguientes:

Nematodos Meloidogyne: se trata de unos gusanitos de tamaño microscópico que atacan a las raíces, alimentándose de los nutrientes que éstas contienen. Pueden llegar, incluso, a matar a la planta. Aunque los síntomas principales son los de marchitamiento, es posible que aparezcan pequeños nódulos en las raíces. Para evitarlo debemos desinfectar los suelos; los fertilizantes, la poda y un riego correcto también ayudarán. Botritis, podredumbre gris o moho gris: se trata de un hongo que produce manchas marrones y la muerte de la planta si no se actúa con rapidez. Deberás podar los tallos y todas las partes que puedas creer que están afectadas. Cescospora: de nuevo serán unas manchas marrones en distintas partes de la planta la que nos alerten. Provoca lesiones en hojas y frutos por las que se introducen otros microorganismos negativos para la bignonia. Los fungicidas con base de cobre son los tratamientos más adecuados. Cochinilla: estos insectos chupadores producen un debilitamiento general, menor crecimiento y caída de hojas, incluso pueden matar a la planta. El primer paso para eliminarlas será podar; y el segundo, utilizar los fungicidas recomendados. Mosca blanca: se trata de un pequeño parásito que se adhiere al envés de las hojas chupando la savia. Para saber si ha ocupado el ejemplar no tenemos más que mover la misma y ver como revolotean. Para acabar con ellas, lo más eficaz es regar en abundancia nuestro jardín.


(Imagen/ Flickr: dinesh_valke)

La bignonia, con el contraste entre el verde brillante de sus hojas y los luminosos colores de sus flores, es una de las mejores opciones para decorar tu jardín al mismo tiempo que lo proteges de miradas ajenas. Con un poco de dedicación que la prestes, conseguirás un verdadero tapiz en los exteriores de tu hogar.

Fuente: este post proviene de Blog de florencio, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Jardines personalizados

Hola amigos. Aunque el tiempo de salir al jardín parece que ya no volverá hasta el próximo verano, durante estos días he estado pensando en darle un nuevo look a mi rincón favorito de la casa. ¿Queréi ...

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

jardines cuidados del jardín trucos para cuidar el jardín ...

Cuidar el jardín en otoño es facilísimo

Seguramente el cambio de estación empieza a hacerse visible en tu jardín. Aunque algunas plantas todavía sigan en flor, poco a poco notarás como la mayoría se van marchitando, se caen las hojas y el césped va cambiando su color verde. Hoy os traemos algunos consejos para que tu jardín siga estando en perfecto estado también en otoño. Esta nueva estación es idónea para recoger los restos de especie ...

cuidados jardín jardinería ...

Cómo reducir el uso de pesticidas en el jardín

PESTICIDAS: COMO REDUCIR SU USO DE EN EL JARDÍN

Saludos a todos, hoy vamos a tratar de explicar cómo evitar o reducir el uso de pesticidas en los jardines y para esto tenemos que tener varias cosas en cuenta: 1. Cómo establecer un jardín. 2. Cómo mantener un jardín. 3. Cuándo debemos actuar contra las plagas. 4. Al establecer un jardín debemos tener varias cosas en cuenta. 5. Qué tipo de plantas elegir. Esta tarea no es fácil, pero desde aquí o ...

bignonia cuidados bignonias cuidados flores ...

Cuidados de la bignonia

La bignonia es una planta que nos encanta a todos pero que también necesita bastantes cuidados ya que es una flor muy delicada. (Imagen/ Flickr: jchatoff) Para que nuestra bignonia crezca sana y brillante debe estar en exposición al sol y con temperaturas medias-altas. No soporta las heladas ni temperaturas muy bajas. (Imagen: WIkipedia) En cuanto al suelo, necesita uno bien drenado y húmedo aun ...

consejos de jardinería jardines plantas ornamentales ...

8 consejos para tener un jardín que no necesite muchos cuidados

Muchas de las personas que somos amantes a las plantas, no tenemos mucho tiempo para dedicarles y cuidarlas. Numerosas veces tenemos como obstáculo, la disponibilidad de agua y de materia orgánica para el abono de estas. Hoy les proponemos una forma de poder combatir todas estas dificultades y poder tener un espacio dedicado a nuestras plantas. Nuestra idea se basa en el uso de la xerojardinería, ...

planta estrella áster planta áster ...

Áster, la flor estrella

Pertenece a la familia de asteráceas y se caracteriza, generalmente, por ser una planta perenne.Sin embargo, también se encuentran variedades arbustivas, anuales y bianuales. Su nombre significa “estrella” en latín, por la forma de sus pétalos estrechos y puntiagudos. Es originaria de Europa, normalmente, de Alemania. En España la podemos encontrar en Asturias, Navarra y Cantabria. Sue ...