comunidades

7 síntomas para saber si estás regando tus plantas en exceso

En la huerta o jardín muchas veces se da el caso de que las plantas no tienen buen aspecto aunque hayamos regado recientemente y la solución que se nos suele ocurrir es que necesitan más agua. ¡Error! Pues puede que sea justo lo contrario, que estemos regando de más, las plantas también se mueren por exceso de agua.



Clorosis Férrica

Es producida porque las plantas no pueden captar el hierro del suelo, normalmente por ser un suelo muy ácido y no haya suficiente conductividad, pero también se puede dar la ocasión de que sea por exceso de agua. Suele ocurrir en suelos arcillosos donde es fácil que se produzca el encharcamiento. Las hojas se vuelven amarillas.

Puntas de las Hojas Marrones

Si empezamos a observar las puntas de las hojas se vuelven de color marrón, debemos dejar de regar la planta, quitarle el plato que tenga debajo para que drene bien el agua y se recupere. En el caso de la huerta pues dejamos de regar unos días.



Marchitamiento y Hojas Marrones

Como comentábamos al inicio, las plantas también se pueden marchitar cuando tienen demasiada agua. Cómo saber que es por exceso y no por falta, pues es muy sencillo, las hojas que se vuelven marrones por sequedad son crujientes y las hojas que se vuelven marrones por exceso de agua son suaves y flojas en la mano.

Marchitamiento pero el suelo tiene suficiente Humedad

Las raíces de las plantas absorben agua pero también oxígeno. Es por ello que necesitan que el plato de la maceta no esté lleno de agua porque sino es cuando ocurre el marchitamiento por exceso de agua.  En otras palabras, la estamos ahogando.



Edema

Es conocido como roya corchosa y es una enfermedad que causa llagas en las hojas, pequeñas ampollas llenas de agua o verrugas. En general lo que va a producir es que la planta tenga una aspecto horrible. Esto ocurre porque la planta capta más agua de la que puede procesar y expulsar mediante la transpiración.



Caída de las hojas

Es síntoma de falta y exceso pero cuando también ocurre que las hojas viejas y jóvenes caen prematuramente y los brotes no se abren es indicativo de lo segundo. Existen medidores de humedad que podemos colocar en el suelo y así asegurarnos de que no hay exceso de agua. En caso de lugares donde llueve demasiado lo que podemos hacer es mejorar el drenaje del suelo para que no se encharque el agua y se filtre bien.

Visita de la Mosca del Mantillo

Les encantan los suelos húmedos tirando a encharcados pues ponen sus huevos en la tierra. Sus larvas se alimentan de raíces y la presencia de estas moscas es por exceso de humedad. Aquí te mostramos como combatirla.

¿Que os parece?¿Os ha venido bien el artículo? Déjame tu opinión en comentarios y si te sirve siempre puedes apoyar al canal con una donación o ayúdame a difundirlo , compartiéndolo en las redes sociales. Si quieres seguirme estas son algunas de las redes sociales que uso Facebook , InstagramPinterest o suscribirte a mi canal de Youtube

The post appeared first on La Huertina De Toni.

Fuente: este post proviene de La Huertina De Toni, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos