Blog de grandiflora Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Blog Naturaleza vegetal en poemas

Dos temas que me gustan y mucho he reunido en este nuevo blog que titulé "Naturaleza vegetal en poemas": Los temas: plantas y poemas.  Como sé que a Florencio, cronológicamente mi primer amigo virtual, le encantan las rosas  (¿Y a quién no?!) hoy pondré algo en honor a esta flor tan admirada: la pintaron los poetas con palabras y los pintores con color y pincel. Así que en en este caldero de plantas, flores y arte pondré a cocinar varios ingredientes: fotografías, cuadros de pintores famosos y dos poetas de reconocido prestigio. Nada de lo que pego es mío, sólo el entusiasmo de reunirlo con la esperanza de que todos ustedes lo disfruten. Así que comienza acá todo lo que brota entre los pétalos de las rosas:

Doña Rosita la soltera o El lenguaje de las flores (editorial Espasa-Calpe, colección Austral, núm. 197) “Romance de la rosa mutábile”

Federico García Lorca

Cuando se abre en la mañana
roja como sangre está;
el rocío no la toca
porque se teme quemar.
Abierta en el mediodía
es dura como el coral,
el sol se asoma a los vidrios
para verla relumbrar.
Cuando en las ramas empiezan
los pájaros a cantar
y se desmaya la tarde
en las violetas del mar,
se pone blanca, con blanco
de una mejilla de sal;
y cuando toca la noche
blanco cuerno de metal
y las estrellas avanzan
mientras los aires se van,
en la raya de lo oscuro
se comienza a deshojar.


Una vez más la rosa teniendo algo que ver con el amor. Y si muta, no es en realidad la flor quien lo hace, sino la vida de doña Rosita, la soltera, que llegada al atardecer de su vida, ve cómo se va deshojando su existencia.
 
La rosa, en la mitología griega, ha sido la flor de Afrodita (la Venus romana). Varias son las leyendas desgajadas de esos mitos: la celosa Cibeles que al ver la hermosura de la que surgía de las aguas, mandó al mundo una flor para opacar en algo la belleza de la diosa. O la misma Afrodita, que la creó para que su aroma anunciase su llegada y que como símbolo  de la pasión amorosa que despertaría, la hizo bella, codiciada pero con espinas para recordar el dolor que también suele acompañar al amor. La rosa nació blanca, blanca de espuma de mar, pero la muerte de su amado Adonis hace correr a Afrodita entre las zarzas, sin reparar en las heridas que éstas le producían. Entonces la rosa, compañera de la diosa, ya no fue blanca de espuma de mar, sino también roja de pasión y de sangre derramada.

Imagen 0
La rosa roja de sangre

 En las ilustraciones elegida no pego el famoso cuadro “El nacimiento de Venus” del pintor Sandro di Mariano Filipepi, conocido como Botticelli pues ya la elegí para ilustrar otro post. En cambio, van de muestra otras composiciones pictóricas que toman momentos trascendentes en la vida de la diosa: su nacimiento, su sufrimiento

Imagen 1
Afrodita y Ares, Compuesta por Botticelli, National Gallery of London. Fue pintado en 1483, al temple y óleo sobre tabla

Imagen 2
Afrodita y Adonis, Óleo de Tiziano. En esta escena Afrodita/Venus le ruega a su amado que no vaya de cacería, presintiendo que eso le costará la vida a Adonis. De esta alegoría surgirá el hermoso soneto de Shakespeare  Venus y Adonis, donde en forma de poema el poeta narra cómo son los últimos momentos vividos por los amantes y cómo la sangre de Venus manchará las flores.

Imagen 3
Aphrodite Pearls  Herbert Draper (Afrodita y sus perlas)

Imagen 4
Nacimiento de Venus, óleo de  Adolphe William Bouguereau Y para esos 

Imagen 5
Nacimiento de Venus pintado por Alexandre Cabanel 1863

El amor es un poderoso señor; la riqueza más preciada. Es... Simplemente una locura"
William Shakespeare

Y para esos  locos tocados por tan divina locura, la rosa es la mejor manera de expresarlo con flores.

Visor
Visor
Visor
Visor
Visor


 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos