Blog de florencio Idea guardada 7 veces
La valoración media de 9 personas es: Excelente

Plantas vivaces para infinitas combinaciones

Conoce todo sobre las plantas perennes

Vivaces





La enorme variación de formas
es, sin duda, una de las razones por la que las plantas vivaces crean tanta dependencia. 

Tienen una larga vida, son increíblemente sorprendentes y se pueden usar para hacer infinitas combinaciones, sobre todo entre ellas.

   Las especies más tempranas ya empiezan a florecer en enero. ¡El eléboro en muchas ocasiones muestra sus flores incluso a finales del año anterior! Sea como fuere, hay un gran número de especies que florece en primavera y, si en esa época conseguimos acompañarlas con toda clase de plantas bulbosas y tuberosas tempranas, la fiesta estará completa.

 

Eléboro


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Eléboro

 

Plantas bulbosas de talla pequeña como campanillas de invierno, acónitos invernales, jacintos silvestres, jacintos racimosos, chionodoxas, fritilarias y narcisos, se comportan como plantas vivaces

 

Sólo a finales de junio estalla la verdadera floración. Julio y agosto son los meses de flor por excelencia. Entonces es cuando más bonito está el arriate.

 

Decenas de opciones

Gracias a la variación de colores y formas, además de las diferencias en altura y carácter, se obtiene un conjunto sin igual en el jardín. Pero las plantas vivaces también hacen acto de presencia al final de la temporada.

Toda clase de variedades de aster, espantachinches y anémonas otoñales nos avisan de que la época de crecimiento llega a su fin.

Hay muchas vivaces con unas hojas extremamente decorativas: hosta, pulsátila (Pulsatilla vulgaris), diferentes variedades de Artemisia de hojas grisáceas, orejas de cordero (Stachys byzantina), la nueva generación de campanillas de coral (Heuchera) de hojas marrones, toda clase de variedades cultivadas de Ajuga reptans (consuelda media rastrera), etc. 

Pulsatilla vulgaris


Pulsatilla vulgaris
 

En este grupo también se incluyen los helechos y las gramíneas decorativas.

 

Estructura del arriate de plantas vivaces

Procura que haya un fondo tranquilo para que destaquen las plantas. En realidad un arriate es un borde ancho con herbáceas que se caracteriza por épocas de floración consecutivas. 

Un fondo de un seto verde (oscuro), y por tanto tranquilo (Taxus o Thuja), queda muy bien, pero también son posibles otras soluciones que ahorran espacio, como una bonita reja cubierta de hiedra.  

Aquí y allá también aparecen de nuevo los llamados macizos isla. Estos macizos, muchas veces ubicados en un hueco en el césped, pueden tener, en principio, cualquier forma. Casi todos ellos se sitúan al sol, aunque un poco de sombra también es aceptable.

 

Distancia de plantación intermedia



Heuchera


Heuchera

A pesar de nuestros conocimientos al respecto, siempre resulta una sorpresa ver cómo se desarrollan las distintas especies. En un suelo crecen más rápido que en otro y también el propio lugar de emplazamiento juega un papel importante. Se puede llenar el jardín de plantas o, justo al contrario, darles espacio. El último método es preferible.  

El cálculo más global sobre el número de ejemplares que hace falta por metro cuadrado es 11 unidades. Muchas plantitas bajas se cultivan a una distancia intermedia de 20 a 25 cm. y, para las de talla media, es válida una distancia intermedia de 35 a 40 cm. Pero las grandes como las peonías necesitan de 50 a 75 cm.

 

Un arriate tampoco se planta 'para siempre'. Es frecuente tener que hacer correcciones cada cierto tiempo, no sólo debido a errores en las distancias de plantación, sino también por aspectos visuales.

 

Plantas tejedoras, plantas parásitas y buenas parejas

También el uso de las llamadas plantas tejedoras, que por su modo de crecimiento unen las plantas entre sí, da un efecto muy bonito (variedades de geranio). 

Procura no usar siempre grupos de la misma talla y no tengas miedo de repetir variedades. 

Las parásitas son, entre otras, la lisimaquia amarilla (Lysimachia punctata), la amapola plumosa (Macleaya cordata) y la vara de oro (Solidago). 

Macleaya cordata


Macleaya cordata

Piensa bien todo y fíjate mucho en otros jardines. Aún así verás que no paras de hacer correcciones durante los primeros años.  

Pequeñas plantitas bulbosas y tuberosas son parejas excelentes para las vivaces. De los bulbos estivales, el gladiolo, las dalias, tanto bajas como altas, diversas variedades de azucenas y el azafrán otoñal de floración muy tardía, entre otros, se pueden añadir al arriate. 

 

También existen unos cuantos arbustos que darán resultados muy buenos: diversas hortensias, weigela y el arce japonés (Atropupureum) son sólo tres de los ejemplos.

 

--------------

Imágenes/ Flickr: wallygrom, Linda DV, Terra Nova Nurseries, Inc., Scott Weber PDX, tejvanphotos

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

flores peonias plantas

Las Peonías

Exuberantes flores en tonos delicados

Te contamos todo sobre las peonías. Tan pronto como sus delicados pétalos se despliegan en los más preciosos colores, estas plantas vivaces se convierten en las campeonas indiscutibles del arriate en la tardía primavera.

arbusto especie milenrama ...

Milenrama

Una especie bellísima

Te contamos todo sobre la Milenrama. Esta planta no sólo es muy querida por sus bonitas tonalidades, sino también por su forma. Las umbelas de flores aplanadas son indispensables entre la abundancia de inflorescencias con forma de espiga que aparecen.

anémona anémona de los apeninos anémona hupehensis ...

Anémona

La planta vivaz del jardín

En este reportaje te contamos todo acerca de la anémona. Hablamos sobre las diferentes formas de colocación y reproducción de las anémonas primaverales, otoñales y mediterráneas.