comunidades

Cultivar en casa: pasos a seguir

Una vez que ya tenemos el lugar donde vamos a ubicar nuestro huerto y los elementos que vamos a usar, vamos a comenzar:

1º. Preparación de la Mesa:

Si disponemos de tela de drenaje, como es mi caso (no es obligatorio esto), se la acoplamos a la mesa por encima de modo que cubra toda la superficie donde vamos a cultivar:

 

2º. Preparación del Sustrato ideal: 60% fibra de coco + 40% Humus de lombriz

Una vez acoplada la tela drenante, hay que preparar el sustrato.

El sustrato que voy a utilizar es fibra de coco y humus de lombriz. Tendré que prepararlos y mezclarlos, ya que los he comprado por separado.

La Fibra de coco, se presenta en tacos prensados, ya que así es más fácil de transportar. La fibra de coco se utiliza para que aporte una buena aireación al sustrato, tiene la capacidad de almacenar agua y es esencial para el buen desarrollo de las raíces.

El humus de lombriz es el complemento ideal para la fibra de coco, ya que le aporta todos los nutrientes necesarios para cultivar todo lo que queramos. Además es 100% orgánico y ecológico.

- Primero comenzaré a preparar la fibra de coco. Como lo compré en tacos prensados, tengo que desmenuzarlos. Para ello, hay que humedecerlo bastante, y con la mano o cualquier objeto se puede ir desmenuzando.

Es recomendable el uso de algún barreño o cubo, para así no ensuciar y mojar todo el suelo.

Conforme se va desmenuzando es recomendable ir humedeciéndolo para que sea más fácil el proceso:

Al final se obtendrá una buena cantidad de sustrato. Para que te hagas una idea, 650 gramos de fibra de coco prensada equivalen a unos 9 litros de capacidad.

 

Esta operación la he realizado hasta 4 veces, ya que necesitaba la cantidad de 4 tacos de fibra de coco para mi mesa de cultivo. Conforme se obtenga, se deja ya en la mesa de cultivo:

 

- Seguidamente se aplica el humus de lombriz (40% de la cantidad total de sustrato), y se mezcla bien con la fibra de coco.

 

 

Una vez que se ha realizado la mezcla y ya por tanto tenemos todo el sustrato necesario para la mesa de cultivo (cantidad dependiendo de las medidas de la mesa), el siguiente paso ya es trasplantar las plántulas o sembrar (en mi caso trasplantar).

3º. Trasplantar los cultivos

Como ya os dije anteriormente, ya disponía de algunas plántulas para cultivarlas, en este caso una buena cantidad de lechugas y un calabacín. Más adelante, cuando disponga de más plántulas, variaré más.

Entonces, con cuidado se van haciendo unos pequeños agujeros en el sustrato y se va introduciendo el cepellón de la plántula.

El cepellón es donde están todas las raíces de la plántula.

Respeta las distancias entre plantas, que puedes ver aquí: Qué cultivar

 

4º. Primer riego

Es necesario un primer riego nada más sembrar o trasplantar. Riego con suavidad y cerca de la planta, evitando mojar la planta, para evitar así enfermedades.

 

 

Pues ya tengo un huerto urbano en casa. Aquí podéis ver mi despacho con mi huerto urbano justo al lado. Un autentico placer trabajar así.

Más adelante iré mostrando más fotos del desarrollo y el mantenimiento del mismo. Además de noticias, consejos y novedades que vaya incorporando al huerto.

 

Adaptando la Agricultura Saludable y Autosuficiente a la realidad de las personas.
Leandro Becerra.


 

 

Fuente: este post proviene de Cultiva Salud, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos