comunidades

Errores al iniciar un jardín o colección

Errores más comunes que cometen los principiantes en el cultivo de plantas que inician sus jardines o colecciones. Soluciones a estos errores.

El cultivo de plantas es erróneamente considerado por millones de personas como una afición muy sencilla que requiere solamente de un breve tiempo para el riego. Las plantas pueden llegar realmente a requerir mucho más tiempo y esfuerzo que numerosas mascotas animales si deseamos que se mantengan sanas y vistosas. Esta “afición” requiere de muchos elementos iniciales (no solo el sustrato y las plantas), tanto materiales como teóricos, que influirán grandemente en el desarrollo futuro de las plantas que se cultivarán. Actualmente, muchos son los errores que cometen los cultivadores aficionados cuando inician su jardín o colección; dichos errores son los principales causantes de la muerte futura de algunas de sus plantas o colecciones enteras. Adicionalmente, un error puede llevar consigo un posible riesgo biológico a las comunidades de insectos beneficiosos y las plantas de su localidad.

Errores más comunes que se cometen al iniciarse un jardín o colección de plantas
Errores más comunes que se cometen al iniciarse un jardín o colección de plantas


En este artículo les presento los principales fallos que cometen los cultivadores principiantes cuando inician sus jardines y sus soluciones. Conocer todos estos errores evitará que los cometas en el futuro.

Errores más comunes que se cometen al iniciarse un jardín o colección de plantas

1- Cultivar cualquier tipo de planta en un mismo lugar

La variabilidad de plantas que puede incorporarse a un jardín es extremadamente enorme pero es un error muy grave solo escogerlas por su porte estético. No todas las plantas requieren los mismos cuidados (riego, iluminación, sustrato, temperaturas, fertilización, etc.) y por esto, es un error escoger plantas con requerimientos diferentes para su mantenimiento en una misma zona. Una diferencia considerable entre los requerimientos de cultivo traerá consigo la supervivencia de algunas plantas y la muerte de las demás.

Solución:

Escoger siempre grupos de plantas que habiten en las mismas zonas geográficas (ejemplo: zonas tropicales, subtropicales, etc.) con similitudes en sus necesidades de humedad, temperatura y riego. Las colecciones de plantas que más funcionan son las especializadas, es decir, el cultivo de plantas de géneros cercanos y que habiten en áreas geográficas muy similares (ejemplo: cultivo de orquídeas del género Cattleya). Incluso es importante el estudio previo de las plantas que se desean incorporar al jardín para saber cómo cuidarlas de forma efectiva.

2- No conocer la incidencia solar en las zonas del jardín y su duración

El Sol es imprescindible para el crecimiento de todas las plantas pero su incidencia directa o indirecta puede provocar tanto un crecimiento vigoroso como graves quemaduras y marchitez. Conocer las zonas de incidencia solar en el jardín y su duración es extremadamente importante a la hora de la colocación de las plantas en este. Además, este previo conocimiento nos permitirá a evaluar si es necesario comprar mallas de sombreado para el cultivo de plantas que requieran luz indirecta o difusa (ocurre en jardines donde el sol incide directamente durante gran parte del día).

Solución:

Antes de ubicar las plantas evaluar durante todo un día las zonas donde el sol incide y su duración. La evaluación puede ser cada 1 hora mientras el sol va cambiando de posición. Durante el cambio de estaciones estas zonas pueden variar y en ocasiones nos obligará a la mudanza de las plantas a nuevas zonas del jardín.

3- No tener a mano herramientas de jardinería esenciales

La plantación de algunas especies vegetales requiere de mucho esfuerzo siendo imprescindible el uso de herramientas y de guantes de protección para evitar daños en las manos. Además, si se cuenta con una herramienta para el riego óptima como una regadera (manual) o sistema de riego (automático) facilitaría esta tarea sin dañar a las plantas. En jardines de gran tamaño es imprescindible un previo manejo del sustrato antes de la plantación que solo puede hacerse con herramientas especiales para esta tarea (ejemplo: la labranza de la tierra).

Solución:

En dependencia del tamaño del jardín deben adquirirse previamente diferentes herramientas que faciliten el trabajo en este (las herramientas pueden ser confeccionadas también). Los guantes son esenciales si se quieren evitar posibles infecciones fúngicas en las uñas o adquirir enfermedades por el contacto de la tierra con la boca. En centros de jardinería existen numerosas herramientas con funcionalidades específicas que debes obtener según las necesidades que tengas. El objetivo es facilitar el trabajo y ahorrarnos tiempo.

4- No tener conocimientos previos  sobre plagas y enfermedades

Las plantas sufren infecciones parasitarias y enfermedades al igual que los animales. Estas infecciones si no son tratadas pueden traer consigo la muerte de algunas de ellas o las colecciones enteras. Además, si no se controlan las poblaciones de plagas en el jardín, puede convertirse este en un foco para la contaminación de los jardines o bosques colindantes. Muchas personas inician sus jardines sin saber que es una cochinilla o una araña roja y por tanto sus plantas mueren repentinamente y no detectan la razón. En mi opinión, un breve conocimiento de sanidad vegetal es imprescindible para tener un hermoso jardín.

Solución:

Internet y bibliotecas públicas contienen muy buena información sobre los patógenos que afectan a las plantas y sus métodos de combate. Existen numerosos métodos orgánicos para el combate de plagas que deberían conocer a la hora que estas aparezcan (siempre lo harán en el futuro, es natural). También recomiendo adquirir productos químicos de reserva en caso de que se sufra de infestaciones no controlables por la vía orgánica. La utilización de productos químicos en última instancia con el fin de proteger el ambiente.

5- Utilizar cualquier sustrato

El sustrato es la principal fuente de nutrientes de cualquier planta donde gracias al agua las raíces absorben todos los compuestos que necesitan. El empleo de sustratos erróneos afecta gravemente al sistema radical debido a que sus raíces no logran penetrarlo, la humedad elevada y/o compactación les provoca asfixia radicular y un pH diferente evita que se desarrollen y absorban nutrientes. Cada planta  requiere de un sustrato específico y por tanto es imprescindible un estudio previo para realizar la compra o preparación de este.

Solución:

Buscar la ficha técnica de las plantas que se van a cultivar para comprar o preparar el sustrato adecuado para ellas. En el mercado existe una gran de diversidad de sustratos que pueden adquirirse o comprar los elementos por separado para hacer mezclas propias de sustrato. Recordar que el sustrato es una mezcla de elementos orgánicos e inorgánicos, no es solo “tierra”.

6- No toda la información y trucos de jardinería que se encuentran en Internet son ciertos

Es real que el Internet contiene mucha información valiosa que les puede ayudar a la hora de empezar el jardín. Aun así, no es 100% fiable en muchos casos con trucos y consejos erróneos y sin ningún fundamento científico. Muchos de estos trucos de siembra son totalmente inútiles como por ejemplo: la siembra en cáscaras de huevo que solo es una pérdida de tiempo o el uso de borra de café para alejar las hormigas (no funciona).

Solución:

Buscar fuentes de información confiables como artículos de centros agrícolas con experiencias en cultivo, libros de jardinería profesionales o webs con años en la divulgación de contenidos sobre el tema de plantas.

7- Regar sin control

El agua es esencial para la absorción de nutrientes en el sustrato e hidratación de las plantas. Esta debe ser aplicada de acuerdo a las necesidades de estas que son muy variables en dependencia de los grupos que se cultive (Ejemplo: un cactus no requiere la misma cantidad de agua que una orquídea que habita en selvas húmedas). Un riego erróneo es mortal para cualquier especie vegetal.

Solución:

Es importante conocer las necesidades de riego de las plantas a cultivar para evitar excesos y carencias. Recordar que ante la duda de regar es mejor no hacerlo; las plantas generalmente toleran más la falta de agua que el exceso. El empleo de agua de lluvia siempre será más efectivo que el agua del grifo (el agua del grifo tiene mayor concentración de sales que afectan el pH del sustrato).

8- Abonar con cualquier fertilizante y sin control

Los fertilizantes juegan un papel fundamental en el desarrollo de las plantas ya que aportan al sustrato los nutrientes necesarios para el desarrollo de estas. Existen actualmente fertilizantes químicos y orgánicos que pueden ser empleados siendo los últimos los más recomendados. Los fertilizantes químicos poseen generalmente en sus etiquetas una fórmula que indica la concentración de nitrógeno, fósforo y potasio (NPK) que es imprescindible conocer a la hora de aplicar a las plantas. Un exceso de alguno de estos compuestos puede provocar la podredumbre de algunas plantas si no lo necesitan (ejemplo: el exceso de nitrógeno en los cactus es mortal). Además, la aplicación muy frecuente de fertilizantes también es peligrosa trayendo consigo quemaduras y pudriciones.

Solución:

Emplear preferiblemente abonos orgánicos como el compost y humus de lombriz que no solapan de nutrientes al sustrato. Si se aplican fertilizantes químicos es imprescindibles seguir las dosis que recomienda el fabricante e incluso una más reducida para evitar daños en las plantas. Aplicar los fertilizantes durante las estaciones más frescas del año y bien temprano en la  mañana. Solo fertilizar si realmente la planta lo requiere.

Páginas relacionadas

Ventajas de un jardín xerófilo

Las malezas en el jardín

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestra página de Facebook

Únete a nuestro grupo de Facebook para conocer tus plantas y compartir conocimientos entre todos

Nuestro perfil en Pinterest

Fuente: este post proviene de Naturaleza Tropical, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Características y fotografías de la planta suculenta híbrida Huernia KMP 056. Consejos para su cultivo. Descripción de la planta Huernia KMP 056 Huernia KMP 056 es una planta herbácea, suculenta y per ...

Recomendamos