comunidades

Kalanchoe

Flores con cuidados muy sencillos

Disfrutar de la presencia de plantas en el hogar, tanto en el interior como en el jardín, es un deseo constante durante todo el año.

Con la llegada de la primavera los elementos vegetales nos muestran todo su esplendor, y al follaje denso y de fuertes tonalidades acompañan a menudo numerosas flores de los colores más vivos.

Kalanchoe


(Imagen/ Flickr: Manuel Martin Vicente)

Entre los que florecen en primavera encontramos el kalanchoe, que además, supone una gran ventaja para los menos avanzados en jardinería, por su fácil cultivo.  

Pertenece a la familia de las crasuláceas, plantas suculentas que poseen sus raíces, hojas o tallos más gruesos de lo habitual por la acumulación de reservas de agua que permiten sobrevivir en condiciones de sequía.

 

El género kalanchoe, que proviene de la isla africana de Madagascar, engloba más de 200 especies.

 

La más conocida es el blossfeldiana, de tonos que varían desde el amarillo hasta el rojo o violeta, aunque también destaca el manginii con flores en forma de campana.

 

blossfeldiana


(Imagen: Wikimedia  blossfeldiana)

 

Cultivo por esquejes

La reproducción del kalanchoe se realiza mediante semillas, aunque lo más habitual es la propagación mediante esquejes. Estos se plantarán durante la primavera en un lugar luminoso, bien soleado o en sombra parcial, aunque también muestra un desarrollo óptimo como planta de interior.

La temperatura más adecuada es de unos 20 ó 25 grados. Los menos aventajados en jardinería pueden adquirir plantitas ya desarrolladas, incluso florecidas, que sólo han de trasplantar a una maceta mayor o al suelo del jardín.  

Para que el crecimiento sea inmejorable el sustrato ha de componerse de turba, arena y mantillo.

 

Es importante que el suelo sea bien drenado para evitar la acumulación de líquido, que podría ocasionar la putrefacción de la base del vegetal.

 

Por ello, es necesario evitar el riego excesivo y dejar secar el terreno entre un aporte de agua y el siguiente.

 

Durante el invierno bastará un ligero aporte de agua cada dos semanas.

 

Kalanchoe


(Imagen/ Flickr: Ferruccio Zanone)


Un mantenimiento muy fácil

Si por algo destaca esta suculenta es por no requerir ningún tipo de cuidado especial.

Añadiremos nutrientes al sustrato con un aporte de abono o fertilizante cada dos semanas aproximadamente.  

Es una planta muy resistente a las enfermedades, aunque ocasionalmente le afectan pulgones, que producen en el vegetal trastornos en su desarrollo, así como la caída de las flores.

 

Para prevenir su presencia es adecuado eliminar las malas hierbas que se encuentran alrededor.

 

Las cochinillas también aparecerán de vez en cuando; las combatiremos con insecticidas específicos.

 

Kalanchoe


(Imagen/ Flickr: gurdonark)

 

La ubicación del kalanchoe en un lugar bien ventilado previene la presencia del mildiu; una vez que este hongo aparece, aplicaremos un fungicida.

 

Si prestamos estas atenciones básicas, disfrutaremos todo el año de una planta con fuertes hojas a las que acompañan vistosas flores por un periodo prolongado, que puede extenderse hasta los cinco meses.


Fuentes de información: Desert-tropicals.com; Kalanchoe.nl; Plantencyclo.free.fr

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

Plantas crasas

Kalanchoe thyrsiflora

Imagen – Wikimedia/David J. Stang El Kalanchoe thyrsiflora es una planta suculenta no cactácea que queda estupenda en los jardines. Crece rápido, además es de buen tamaño, por lo que puedes ponerla en cualquier sitio porque quedará muy visible, que es justo lo que más se suele desear de los elementos que forman parte de un terreno: que se vea y destaque por algún motivo. Para mantenerlo con ...

Plantas crasas

Kalanchoe fedtschenkoi

Imagen – Wikimedia/Ixitixel El Kalanchoe fedtschenkoi es una planta crasa que, si bien tiene un apellido un tanto difícil de recordar, es realmente decorativo. De hecho, lo puedes cultivar tanto en un rincón del jardín como en macetas o jardineras, ya que su tamaño es reducido y no necesita de mucho espacio para poder crecer. Su mantenimiento es sencillo, siempre que se riegue más bien poco ...

abutilón arbusto otoñal ...

El abutilón, procedente de Brasil

Arbusto de larga floración

El abutilón es un arbusto procedente de Brasil, que tiene unas hojas perennes y palmeadas. Lo más característico que identifica a esta planta son sus flores acampanadas, que apuntan hacia el suelo, por lo que hay que agacharse muy bien para poder disfrutar de sus preciosos ejemplares. Además de esta peculariedad, es una especie que tiene un proceso de floración muy prolongado, ...

Plantas crasas

Echeveria

Imagen – Wikimedia/Karl Thomas Moore // Echeveria ‘Perle von Nurnberg’ Las plantas crasas del género Echeveria son preciosas, tanto que bien se podría pensar que son flores por sí mismas, aunque ellas las producen también. Sus hojas son de colores muy vistosos, y como además tienen formas muy elegantes, pues … cualquiera se puede enamorar de ellas 😉 . Es fácil adqu ...

Plantas crasas

Áloe tigre (Aloe variegata)

Imagen – Wikimedia/Kurisu rs El Aloe variegata es una de las crasas más curiosas: es bastante pequeño, lo cual hace que sea particularmente interesante para cultivarlo en maceta durante toda su vida, sus hojas tienen bandas blanquecinas muy bonitas, y además, a diferencia de la mayoría de las especies del género, prefiere estar en semisombra. No es complicado de mantener, aunque siempre vien ...