Blog de florencio Idea guardada 26 veces
La valoración media de 39 personas es: Muy buena

La judía verde: cultiva las hortalizas más tiernas

Cultivar judías verdes es facilisimo

Originaria de América del Sur, la judía verde es una de las hortalizas más populares en la cocina. Multitud de platos las incluyen, tanto de primero, donde son las protagonistas, como en segundos, como acompañamiento. Por ello, incluirlas en el huerto es una gran idea; son de fácil cultivo y tus recetas serán más sabrosas si sientes la satisfacción de haberlas recolectado con tus propias manos.

 

Existen dos variedades de judía verde en cuanto a su forma o desarrollo: arbustivas y trepadoras. Las primeras alcanzan una altura de casi 50 cm. mientras que las segundas llegan hasta los dos metros de longitud. 

 

En cuanto a su color, también apreciamos diferencias: las más extendidas son las verdes, con la vaina redondeada o aplanada, aunque también encontramos vainas en tonos amarillo y púrpura.

 

Judías


 

Cultivo en primavera

El terreno ideal para que las judías verdes se desarrollen bien ha de ser fértil, poco arcilloso, con bajos niveles de acidez y con un buen drenaje que evite los encharcamientos. 

Previamente, durante el otoño, es necesario preparar el suelo: tras cavar los surcos, añadiremos compost o abono

La siembra la realizaremos, en un lugar soleado, durante la primavera, una vez que no existe riesgo de heladas, ya que esta hortaliza prefiere los suelos templados. La separación entre semillas es de unos 15 cm. para las variedades arbustivas y de unos 40 cm. para las trepadoras.

 

Judías


 

Las semillas se cultivan directamente en el exterior, cuando el terreno está caliente, o en semilleros dos meses antes de la primavera, de modo que cuando empiecen a subir las temperaturas nuestra planta ya habrá germinado y la podremos mantener en el recipiente o trasplantar. En ocasiones, el cambiar la ubicación hace que su crecimiento se detenga.

 

Para evitar que el follaje ceda al peso, es de vital importancia colocar junto a ella varas en las que iremos enroscando los tallos a medida que van creciendo. 

 

Las semillas germinarán en una o dos semanas y, tras un periodo de crecimiento, aparecerán las flores que se convertirán en las vainas comestibles.

 

Judías


 

Los cuidados más apropiados

El abono es necesario para que el vegetal y frutos adquieran un tamaño y peso adecuados. El más apropiado es el de liberación lenta, ya que favorece la absorción de nitrógeno por parte de la planta, elemento químico indispensable para su desarrollo. Además, estos abonos han de ser de baja salinización, ya que la judía verde es muy sensible a ésta y puede mermar considerablemente su crecimiento.

La hortaliza también necesita potasio y fósforo. El primer elemento hace más resistente a la judía, tanto frente a condiciones ambientales extremas como frente a diferentes enfermedades y plagas; el segundo es importante durante el periodo de floración.

Eliminaremos periódicamente las malas hierbas del entorno de las judías, especialmente durante la etapa de crecimiento, ya que obstaculizarán su desarrollo. 

 

Atenderemos a las posibles plagas como babosas, gorgojos, mosca de las judías, pulgones o moho gris.

 

Judías


 

La recolección

La recogida de las vainas tiene lugar a finales de verano y comienzos del otoño. Sabrás que es el momento de retirar las vainas cuando alcancen una longitud de aproximadamente 10 cm. Es importante que no hayan aparecido ya protuberancias, señal de que se ha dejado madurar en exceso.

La recolección no se efectúa de una sola vez, sino que ha de ser continua durante unas seis semanas, para evitar precisamente lo anterior, que las judías maduren más de lo apropiado. Si deseamos conservar las judías para un consumo posterior, podemos congelar las judías verdes o secarlas.

En este último caso, han de permanecer en la planta hasta que adquieran un color amarillento. Se terminarán de secar en un lugar fresco y seco. Finalmente se desenvainan y se colocan en papel de periódico varios días antes de guardarlas en un recipiente. 

 

¡Con estos sencillos cuidados consumirás tus propias judías durante todo el año!

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

Plantas y flores para el diseño de jardines.

Las hortalizas y verduras menos conocidas del mundo

Las hortalizas y verduras menos conocidas del mundo. En la naturaleza nos encontramos un buen número de hortalizas y verduras que son poco conocidas, verduras raras o incluso hortalizas que son extrañas ya que no hemos ido hablar de ellas jamás. Las hortalizas y verduras menos conocidas del mundo. En la naturaleza nos encontramos un buen número de hortalizas y verduras que son poco conocidas, verd ...

Jardinería

Cómo plantar y cultivar aloe

Cómo cultivar plantas de Aloe. Originaria de África y las regiones circundantes, hay cerca de 400 especies del género Aloe. Cómo plantar Aloe. El cultivo casero del Aloe puede ser algo sencillo y te puedes beneficiar de todas sus bondades. Originaria de África y las regiones circundantes, hay cerca de 400 especies del género Aloe. De ellos, alrededor de cinco se encuentran comúnmente en el cultiv ...

Fuentes para jardin

Las mejores fuentes y más impresionantes del mundo

Las mejores fuentes y más impresionantes del mundo. Las mejores fuentes y más impresionantes del mundo. Y es que la belleza de las fuentes es adorada por todas las personas. Independientemente de la cultura y la nacionalidad, todos quedamos asombrados ante el colorido y juego de agua que las fuentes nos proporcionan. Las mejores fuentes y más impresionantes del mundo. Las mejores fuentes y más imp ...