comunidades

Ramo de ajo silvestre (Allium Ampeloprasum)



Las bolas de flores del Allium Ampeloprasum o ajo silvestre

tienen un encanto especial con sus pequeñas inflorescencias de tonos

rosados y malvas.

Antes de abrir, su color es verde y cuando se secan se tornan

de color trigo. Un ramo nos permitirá disfrutar de un arreglo

floral que veremos ir cambiando de color y alegrará cualquier

rincón de nuestro hogares.





Podemos adquirirlas en floristerías y es cierto que, en este caso, las

flores procedentes de viveros son más jugosas y de inflorescencias

más vistosas aunque las silvestres ganan en naturalidad y, para

mí, el hecho de buscarlas y recolectarlas es un auténtico placer.









Utilizando el lenguaje de los perfumistas, emanan tonos florales

como salida, la nota corazón tiene un sutil olor a ajo, pero la nota

de fondo o poso es nuevamente floral.

Desde luego no es la flor que Victoria Beckham pondría en su casa, ¡ja!,
pero quizás por eso mismo a mí me encanta tenerlas en la mía.

^-^







Con estos macros participo un jueves más en el blog hop

fotográfico de Nika vintage.

¿Me acompañas a descubrir más mundos vistos muy de cerca?







Fuente: este post proviene de hampton sc, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¿Pensando en preparar la decoración de Navidad? No sé vosotros, pero yo siempre comienzo con el Calendario de Adviento que a partir del uno de diciembre irá recordándonos la cuenta atrás para las fies ...

Hoy os traigo una selección de salones pertenecientes a casas vividas, decorados en distintos estilos. Comenzamos este post de casas vividas con un salón clásico renovado con toques french chic. Está ...

Para hacer un centro de mesa otoñal o conseguir una original decoración de Halloween podemos fabricar unas calabazas con tela e incluso con el mocho de una fregona. En ambos casos el proceso es fácil ...

Recomendamos