Plantas

Bonsái Práctico Idea guardada 9 veces
La valoración media de 13 personas es: Excelente

Cuidados del bonsái pino

Hay especies de pino más indicadas para su cultivo como bonsái que otras. Citamos a continuación algunas de las más recomendables para tal fin:
  
    Pinus densiflora - Pino rojo japonés
    Pinus nigra - Pino negro
    Pinus parviflora - Pino blanco japonés
    Pinus penthaphylla - Pino japonés de cinco agujas
    Pinus sylvestris - Pino albar   
    Pinus thunbergii - Pino negro japonés
    Pinus uncinata - Pino negro de montaña, Pino moro
    Pino piñonero - Pinus pinea

Estilos de formación
Admite prácticamente todos los estilos; formal e informal, inclinado, azotado por el viento, cascada, raíces expuestas, etc.


Ubicación

Deben ser cultivados a pleno sol ya que no soportan bien los lugares sombríos. Tampoco soporta estar en el interior más de dos o tres días, por lo que se le debe cultivar en el exterior manteniéndole en una atmósfera seca y ventilada. Se debe cultivar siempre en lugares abiertos y soleados ya que prefieren lugares abiertos.
En cuanto a las temperaturas sii bien soportan bien el frío, puede hacerse necesario proteger las raíces de las fuertes heladas en zonas de fríos extremos.

Riego
Sólo se debe regar cuando la superficie de la tierra esta seca. Es fundamental evitar el encharcamiento. El pino prefiere el ambiente seco, por lo que no es necesario vaporizar con demasiada frecuencia.

Abonado
Abonar de primavera a otoño, descansando en verano. Nunca debe abonarse un ejemplar recién trasplantado.

Alambrado
El alambrado se puede efectuar todo el año, aunque la mejor época es entre el otoño y el invierno.
Tenemos que tener en cuenta que al ser un árbol muy flexible, hay que utilizar un calibre de alambre más grueso del que nos parece a primera vista, de otro modo la rama alambrada, volvería a su posición inicial.
Por el mismo motivo nos veremos obligados a mantener el árbol alambrado durante un largo periodo de tiempo, de 1 a 2 años, con lo cual tendremos que desalambrar el árbol y volver a colocar el alambre tres o cuatro veces antes de su retirada definitiva, para evitar que queden marcas en la corteza en ejemplares jóvenes en pleno crecimiento sobretodo.

Poda
A finales de primavera o principios de verano se pinzan las velas con un vigor normal, no las débiles.
Para finales de verano o principios de otoño habrá madurado una segunda brotación.
Cortaremos la nueva brotación, de uno a dos tercios de su longitud total, teniendo en cuenta que cuanto más hacia el ápice, más deberemos pinzar para lograr una mayor densificación.
También tendremos en cuenta que en general deberemos cortar más la velas largas que las cortas.
Cuando queremos que una rama se alargue, lógicamente no pinzaremos la vela apical.
El pinzado se puede efectuar durante todo el periodo de crecimiento, realizándolo siempre con las puntas de los dedos pellizcando y arrancando las puntas que sobresalen del perfil de las copas.
En el caso del pino thumbergii, también en el halepiensis, y  debido a que tienen una segunda brotación en otoño, volveremos a repetir la misma operación, pero en este caso dejando un tercio de la vela, puesto que al estar próximo el periodo de reposo, la respuesta del árbol no es tan vigorosa como en primavera.
Conviene quitar la aguja vieja en cuanto haya madurado la nueva brotación para favorecer que la luz llegue al interior de la planta y que esta brote hacia el interior.
La poda de estructuración y la de mantenimiento, debe efectuarse en invierno, cuando el árbol haya parado completamente su actividad.
Al eliminar ramas gruesas podemos dejar un tocón, que posteriormente eliminaremos o convertiremos en "jin", según el diseño definitivo del árbol.
Ahora bien,  debemos tener en cuenta al podar los pinos que estos no brotan donde no hay agujas, por lo cual antes de suprimir una rama debemos estar seguros del modelado que queremos conseguir.
Lo primero que debe tenerse en cuenta cuando se trabaja un pino es que las ramas que se queden sin hojas no volverán a brotar jamás, así que nunca debe dejarse una rama válida completamente defoliada.
Por lo tanto en una misma rama habrá acículas de distintas edades, las más traseras son las más viejas y las más próximas al ápice de la rama las más jóvenes.
Por lo tanto si los pinos no brotan donde no hay agujas, si queremos provocar brotación trasera deberemos obligar al árbol a formar nuevas yemas en la zona de agujas viejas, antes de que estas caigan en otoño o primavera.
Esto se consigue mediante el pinzado de la nueva brotación (velas) en primavera.
Antes, a finales de invierno, es conveniente eliminar los brotes más fuertes para equilibrar el vigor.

Trasplante
El periodo de trasplante puede oscilar entre 2 y 5 años en función del estado de desarrollo del árbol. Lo normal es cada 3 ó 4 años para árboles en formación.
Lo efectuaremos al final de invierno o principio de primavera (febrero, marzo o abril en el Hemisferio Norte), antes de la brotación primaveral.
Se debe conservar parte del substrato antiguo, para de esta forma asegurarnos un aporte de micorrizas, lo cual es imprescindible para la vida del árbol.
Se puede eliminar una tercera parte del cepellón como máximo, pero siendo muy cuidadoso para no dañar el sistema radicular fino.

Protegeremos tras el trasplante durante unos días del viento y sol excesivos. En ningún caso debe permanecer por un tiempo prolongado en un lugar sombrío, esto provocaría su debilitamiento. Una vez recuperados del trasplante, poner a pleno sol.
Una buena mezcla para todas las especie puede ser la formada por 1/2 de arena de río, 1/4 de mantillo y 1/4 de akadama.


Reproducción
Generalmente por semillas (previamente las tendremos 24 horas en remojo antes de sembrar en un sustrato drenante).
Los esquejes de pino son muy lentos para enraizar, requiriendo un ambiente muy controlado. Poco práctico para el aficionado recién llegado al bonsái.

Enfermedades y plagas
Mal blanco de las raíces, desecamiento de las coníferas, etc.
Barrenillos, orugas (como la procecesionaria del pino) y cochinillas.

 
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Etiquetas: bonsais

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

bonsáis bonsai bonsais ...

El riego de un bonsái (I)

Normas básicas

Te contamos todo sobre el riego del bonsái. De todas las técnicas de cultivo, el riego es la más importante. Una tarea que, en principio, es sencilla, no lo es tanto cuando hablamos de un bonsái, puesto que nos encontramos con una planta que depende totalmente de nosotros y que vive en unas condiciones muy concretas.

árboles pinos coníferas ...

Pino mexicano amarillo: Pinus patula

Un pino de México que por la forma en que están insertas las hojas y por su flexibilidad, le dan un aspecto muy interesante para el jardín. También se le conoce como pino llorón, por su forma péndula. A tener en cuenta. Más información en http://www.riomoros.com/2017/05/pino-mexicano-amarillo-pinus-patula.html Otro tipo de pino es el pino piñonero que puedes ver en este vídeo: