Plantas

Blog de florencio Idea guardada 35 veces
La valoración media de 104 personas es: Muy buena

Las avispas, molestos inquilinos del jardín

Combate las avispas de tu jardín

Arañas, pulgones, cucarachas... numerosos insectos habitan en nuestro jardín, produciendo, a menudo, daños irreparables a las plantas y flores. 

Las avispas son uno de ellos. Mantienen, al igual que las abejas, una perfecta organización en colonias, gobernadas por la reina. 

Algunas clases afectan a las plantas, ya que son desfoliadoras y destruyen las hojas, por ejemplo, de los rosales.

   Al igual que las abejas, son útiles para la vegetación, "su época de máxima expansión es en pleno verano, cuando las plantas ya están polinizadas", afirma José María Giralt, responsable de comunicación de Asocoa. 

 

Avispa


(Imagen/ Flickr: Vvillamon)

 

Sin embargo su característica principal es la molesta y dolorosa picadura que producen, que empañará las relajadas actividades que realizamos en el exterior o los refrescantes baños. (Otros consejos para disfrutar de un día de piscina en este post)

 

Aunque en mayo o junio ya veremos numerosos ejemplares, es al final del verano cuando mantendremos una especial atención

 

Hemos de tener presente que, al contrario que las abejas, las avispas no mueren cuando pican, por lo que podremos sufrir varias picaduras seguidas.

 

 

(Imagen/ Flickr: jacilluch)

 

Dónde encontrarlas

Estos insectos no se hallan de forma aislada, sino que conviven en amplias colonias. Encontraremos avispas en el jardín cerca de plantas y flores, donde buscan su alimento (el polen) o junto a la piscina, sobrevolando el agua y poniendo en peligro un tranquilo baño. 

Especial cuidado han de tener los alérgicos a estas picaduras, ya que provocan serios problemas de salud.  

También nos acompañarán a la hora de una comida en el exterior. "Las barbacoas son peligrosas, ya que las avispas van al olor de la carne", afirma José María Giralt, de Asocoa. "Los dulces y las bebidas como la naranjada también las atraen; frutas dulces como el melón o la sandía son un manjar para ellas".

 

Avispa


(Imagen/ Flickr: jacilluch)

 

La prevención, fundamental

Para evitar dolorosas picaduras, en el exterior mantendremos diversas medidas

Las avispas atacan cuando se sienten amenazadas. Si aparece un gran número de estos insectos, la colonia está cerca, por lo que no es conveniente acercarse demasiado. Para evitar ataques, es preciso no molestarlas. 

Además, trabajaremos en el jardín con guantes, y no caminaremos descalzos, algo habitual en el exterior de la casa.

 

Mantendremos especial cuidado a la hora de manejar maquinaria eléctrica como podadoras: el ruido las atraerá y tal vez sufriremos picaduras. 

 

En contra de lo que se pueda pensar, sellar las grietas entre las que viven avispas no es una solución: siempre hallarán el lugar por donde salir. Sí será efectivo si aún no hay nidos, ya que los evitaremos.

 

Cuando encontremos alguna dentro de la casa o, en el exterior, cerca de la comida, no las espantaremos con movimientos bruscos, ya que reaccionarán produciendo un ataque. 

 

Además, es fundamental no dejar comida en el exterior, ya que será un importante reclamo.

 

Avispa


(Imagen/Flickr: candi...)

 

Soluciones efectivas

El primer paso será descubrir la ubicación de la colonia. José María Giralt, asegura que la forma adecuada es "por la noche, cuando las avispas se retiran, vigilarlas y seguirlas, antes de que se escondan". 

Donde se introduzca un grupo, allí habrá muchas más: "normalmente se ubican en grietas de paredes, árboles agujereados o en los falsos techos de los chalés, la cámara estanca, ya que se deja un hueco para ventilación y no se prevé que las avispas pueden hacer nidos".  

Para acabar definitivamente con el problema, utilizaremos productos específicos, ya que cada uno de ellos está adaptado a la morfología de cada insecto. 

 

Los destinados a las avispas contienen piretrinas o permetrinas, que son los autorizados para uso doméstico por no ser demasiado tóxicos.

 

"Se pueden aplicar donde las avispas más molesten, por ejemplo, junto a la barbacoa o los bordes de la piscina". 

 

Avispa


 

Sin embargo, lo más efectivo "es seguir a las avispas, y extender el producto por donde éstas pasan; se impregnan las patas, y así, al resto de la colonia".

 

Otra solución menos efectiva son las trampas para avispas

 

Consisten en un recipiente en el que se introducen sustancias atractivas para el insecto, como naranjada o comida para gatos. 

 

El único acceso al mismo será un pequeño agujero, por el que entrará la avispa. Una vez dentro, no podrá salir y morirá. Servirán para colocarlas cerca de nosotros y reducir el riesgo de picadura.

 

- Aprende a luchar contra las plagas en el huerto con este reportaje. 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

Plagas y enfermedades de las plantas y flores de jardín.

Grafiosis del olmo

La Grafiosis del olmo. La grafiosis es una enfermedad que puede tener efectos muy negativos y devastadores. La Grafiosis del olmo. La grafiosis es una enfermedad que puede tener efectos muy negativos y devastadores. En el siglo pasado, esta enfermedad plago bosques rurales y urbanos por todo el hemisferio norte y obligo a repensar radicalmente el enfoque que se estaba dando a la silvicultura urba ...