comunidades

Tu estanque mucho más natural con la plantación acuática

¿Alguna vez te has planteado poner un estanque o una fuente en tu jardín? Pues bien, si lo habías pensado, pero jamás te habías atrevido desde UNJARDÍNPARAMI te ayudamos a diseñar este espacio acuático que otorgará a tu hogar de un ecosistema único y natural, y te brindará la posibilidad de tener plantas acuáticas.

Las plantas son las grandes protagonistas de nuestro pequeño ecosistema natural, y también uno de los motivos que más dudas crean entre nuestros clientes. Cómo plantar plantas en un estanque y qué cuidados deben tener son una de las preguntas frecuentes que hoy en nuestro post vamos a intentar resolver.

Más allá de las cuestiones estéticas estas plantas tienen un papel fundamental ya que favorecen un equilibrio funcional, oxigenan el agua, sirven de sombra para las especies animales que habitan en el estanque y suponen un aliado en la lucha contra las temidas algas. Por este motivo es importante saber que tipo de plantas vamos a plantar en nuestro estanque y como debemos plantarlas. Una plantación que, si en cierto modo difiere de la tradicional con tierra, en la práctica no es tan complicada.

Elección de las plantas adecuadas

Antes de definir que tipo de plantas elegir para tu estanque es importante saber que la gran mayoría de estas plantas son invasivas, lo que nos obliga a mantener un cierta vigilancia y cuidados sobre ellas. Ya que de lo contrario el crecimiento de sus raíces pueden arruinar el equilibrio de nuestro estanque. Nosotros hemos diferenciado hasta tres tipos de plantas acuáticas:

1. Plantas palustres o de ribera, que son aquellas que colocamos en las zonas de menos profundidad, o incluso en el borde. Ej. iris, calas, juncos o colas de caballo
2. Plantas de inmersión profunda, estas plantas son para zonas mucho más profundas del estanque y se caracterizan por estar totalmente sumergidas bajo el agua quedando una parte mínima en la superficie. Ej. Nenúfar
3. Plantas flotantes, se caracterizan por no precisar ningún tipo de sustrato y por permanecer suspendidas sobre la superficie del agua. Ej. Jacinto de agua, salvinia natans, lenteja o lechuga.

Proceso de plantación acuática

El proceso comienza en primavera y se extiende hasta verano, cuando se aconseja la plantación de estas especies ya que debido a las altas temperaturas del agua agarran mejor. Y sigue con las siguientes etapas:
• Desinfección de las plantas para evitar la introducción de insectos o plagas que contaminen nuestro estanque.
• Uso de cestos dónde depositaremos una capa de gravilla o arlita de entre dos y tres centímetros.
• Sobre esta capa colocaremos una capa de sustrato específico para plantas de estanque. Un sustrato exento de químicos y abono.
• Finalmente colocaremos la planta como si se tratara de una tradicional y compactaremos la superficie, recubriéndola nuevamente con gravilla.

Una tarea sencilla que nos traerá muchas más ventajas para nuestro ecosistema.

Contar con un estanque o una fuente en la que incluir vegetación, ayuda a incorporar en el jardín el rumor del agua, los juegos de luces y sobras de los reflejos con el agua, y la humedad atenuando los grandes contrastes de temperatura.

The post appeared first on Un Jardín Para Mi.

Fuente: este post proviene de Un Jardín para Mi, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Este verano se han disparado las búsquedas y dudas acerca de las piscinas pequeñas. La experiencia nos ha enseñado la importancia que tiene sentirnos cómodos en nuestra propia casa. Hemos empezado a h ...

Recomendamos