comunidades

urnas invernadero

La mayor parte de las plantas tropicales y subtropicales viven sin duda alguna, mejor en un invernadero que dentro de una vivienda; pero mientras que algunas, ya sea por su belleza o por su capacidad de floración, vale la pena arriesgarse a cultivarlas en un ambiente que les es impropio.

Existe otro grupo de plantas que no toleran en absoluto el ambiente de nuestras casas, este tipo de plantas delicadas, necesitan el entorno húmedo de un invernadero cálido o atemperado.

Si bien es verdad que es imposible ofrecer esas condiciones a las plantas en el interior se puede acercar lo más posible a ellas, de eso dependerá en gran medida la duración y atractivo de los ejemplares.

Una manera de conseguir estos requisitos, es instalar nuestras plantas más sensibles en unas pequeñas urnas invernadero, que ocupan un mínimo espacio.

Estos receptáculos ofrecen un entorno aislado para las plantas de interior; no poseen un regulador pero dentro se pueden mantener una temperatura constante, manteniendo a las plantas libres de corrientes de aire y humos dañinos.

Los modelos que podemos encontrar en el mercado son infinitos, tanto en tamaño, material y forma, bastará con optar por uno que se acomode al espacio que disponemos en nuestra vivienda y que armonice con el mobiliario.

La urna obviamente deberá tener la mayor superficie posible acristalada, de forma que entre una buena cantidad de luz; es indiferente si las paredes son de cristal o metacrilato.

Antes de colocar las plantas se debe limpiar bien el interior de la urna y colocar en la bandeja (algunas la traen y en otras hay que instalarlas) una base de guijarros o de arcilla expandida con un poco de agua, estos materiales tienen la ventaja de ser fáciles de limpiar sustituyendo a la arena o turba que son elementos más engorrosos.

El mantenimiento de las urnas es sencillo, basta con limpiar de vez en cuando las paredes acristaladas para que la luz entre sin dificultad y eliminar el exceso de humedad que se puede condensar en el interior, para ello bastará con abrir la tapa de forma que permita la entrada de aire fresco.

Algunas urnas poseen pequeñas aperturas que facilitan la circulación de aire para que las plantas respiren y evitar la condensación.

El microclima que las plantas generan en estos mini-invernaderos hace que los riegos del sustrato tengan que ser más moderados.
o jardines en botella Disfrutar un pequeño jardín dentro de un recipiente de cristal va unido a la originalidad y destreza para crear el arreglo. Se pueden cultivar plantas frágiles o delicadas que exijan de un ambiente muy húmedo y de una temperatura constante.

Dentro de estos receptáculos las plantas están en unas condiciones de microclima estable, parecidas a las de un invernadero, por cuanto reciben la luz a través del vidrio y no están expuestas a las variaciones de temperatura del exterior, ni tampoco a las temidas corrientes de aire.

En el mercado se puede encontrar un sinfín de estos jardines en miniatura, pero es más gratificante hacerlo nosotros mismos.

Los recipientes a utilizar pueden ser muy diversos, desde un pequeño acuario a la típica pecera redonda; cualquier frasco grande puede servir. A ser posible que sea de cristal, pero siempre transparente; se deben evitar los recipientes de vidrio ahumado o con color porque restan luminosidad a su interior.

El tamaño en la elección del contenedor para nuestro pequeño terrario dependerá del número de plantas que queramos poner; si el contenedor es grande con cinco o seis pequeñas plantitas será suficiente.

La boca de la vasija conviene que sea lo suficientemente ancha para poder manipularlas sin problema. Asimismo, en el caso de que la boca tenga algún tipo de cierre, conviene abrirlo de vez en cuando, con el fin de renovar el aire de dentro y no se produzca un exceso de condensación de agua.

Para asegurarles a las plantas una larga vida y evitar la putrefacción de sus raíces hay que disponer en el fondo del contenedor un drenaje adecuado, constituido por guijarros y carbón vegetal en una capa de unos 5 cm de espesor. Sobre esta capa se dispone la tierra vegetal donde se acondicionarán las plantas.

Las especies que más se adaptan a este tipo de cultivo son las de crecimiento lento y de pequeño tamaño, pues de otra forma saldrían del recipiente enseguida.
Lo mejor es combinar las de crecimiento más o menos pegado al suelo y las de porte mayor, buscando un conjunto armónico.
Lo primero que hay que hacer es seleccionar, preparar y considerar la disposición que tendrán las plantas en el interior del recipiente. Se retira de cada ejemplar la maceta y se coloca dentro del recipiente en la situación que tenemos prevista, molestando lo menos posible las raíces y añadiendo el sustrato necesario.
  Cuando tengamos todas las plantas instaladas se apelmaza bien toda la tierra para que las plantas queden bien sujetas. Se puede adornar la superficie añadiendo algunos guijarros o piedrecillas de colores. Por último se riega ligeramente con un difusor de agua y se limpia las paredes del interior del recipiente.

El riego no suele constituir problemas de importancia, pues se debe hacer con poca frecuencia, ya que el vapor de agua que se condensa en las paredes del recipiente caen en forma de gotas nuevamente a la tierra.

puede entender si lo relacionamos con el arte del Bonsái, cuidamos un árbol de reducido tamaño al que se le practica técnicas como podas, abonados, alambrados, etc, tal cual se haría con uno de varios metros de altura, sólo que el Bonsái se encuentra en una pequeña bandeja encima de una mesa.

Esta es una encantadora afición ciertamente reciente, pero entre los amantes de las plantas crece de manera muy significativa.
Es algo muy estimulante, creativo y personal, ya que si a varias personas les dieran el mismo recipiente y unas mismas plantas, diseñaría un mini jardín totalmente diferente. Y de eso se trata, de que cada uno esquematice el mini jardín que más le atraiga.

No es necesario ser demasiado experto, bastará con tener ciertos conocimientos sobre el cuidado de los ejemplares que se van a utilizar, y eso, nos lo puede indicar donde compremos las plantas.
Este tipo de arreglo no tiene nada que ver con los centros decorativos donde las plantas deben estar muy agrupadas, por el contrario en los jardines en miniatura cada planta debe quedar fluida, independiente, pero formando una parte sustancial del conjunto.

Para arrancar con el proyecto de crear un jardín en miniatura lo primordial es hacerse un planteamiento de cómo irán colocados todos los elementos, para ello es
bueno acomodar cada pieza dentro del recipiente y modificarlos hasta conseguir la posición que tendrán finalmente.

Comencemos por el recipiente, este puede tener el tamaño, forma, color y material que uno quiera, pero es importante colocar guijarros o trozos de tiestos en la base y que tenga uno o varios agujeros por donde pueda drenar el agua sobrante del riego.

En cuanto a las plantas, en principio sirven todas las que tengan un tamaño muy pequeño y que su crecimiento sea lento. Si son plantas delicadas o llamadas de interior, el mini jardín deberá permanecer dentro de casa, si por el contrario son plantas fuertes o de exterior incluyendo las suculentas, se podrá disponer el conjunto al aire libre.

Para conseguir el equilibrio visual nos ayudamos de elementos decorativos, en este tipo de arreglos son tan importantes como las plantas. En este apartado cada uno decidirá que objetos ornamentales se emplearán, pero cuidando de acomodarlos de modo
armónico y jugando siempre con los volúmenes.

Cuando todo encaje de la forma que teníamos pensado, se riega con un difusor para que las plantas se asienten. Los jardines en miniatura necesitan atenciones breves pero habituales. Hay que estar atentos a los riegos e ir cortando y guiando cada planta a nuestro juicio, y por supuesto, no abonar o el crecimiento de las plantas se disparará.

Cuando un a planta haya cumplido su ciclo o quede demasiado grande para el jardín, se sustituye por otra. Las plantas de hojas diminutas y rastreras son ideales para este fin, pero cada uno marcará su propio estilo.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

jardines miniatura jardines jardineria en miniatura ...

Jardines en miniatura

La jardinería en miniatura es una encantadora afición que crece de manera significativa entre los amantes de las plantas. Es una actividad muy estimulante, donde se puede dar rienda suelta a la creatividad y hacer numerosas composiciones dándoles un toque personal y de eso se trata, que cada uno realice el mini jardín que más le atraiga. Al comenzar el proyecto de crear un jardín en miniatura l ...

Plantas de jardín

Mejores plantas tapizantes para cubrir tu jardín

Algo que ofrece una espectacular visión de un jardín ornamental es una superficie repleta de plantas tapizantes. Este tipo de plantas tienen la particularidad de crecer muy agrupadas y con gran densidad de siembra. Esto les permite ofrecer un mapa de colorido muy vistoso y apto para todo tipo de jardines. El número de especies tapizantes es muy alto, algo que permite elegir entre una gran cantidad ...

consejos de jardinería flores anturio ...

Qué hacer para que nuestros anturios florezcan por más tiempo

Los Anturios son sin duda, unas de las plantas más populares en el mundo de la jardinería y floricultura. Este grupo de plantas incluye a todas las especies del género Anthurium y la mayoría, son cultivadas en todo el mundo por sus valores ornamentales. Los Anturios son populares debido a la belleza de sus inflorescencias, el tamaño de estas y la variedad de colores que se pueden encontrar en la e ...

cómo hace un invernadero cómo hacer nuestro propio invernadero cómo proteger nuestros semilleros ...

Cómo hacer un invernadero con materiales reciclados

La utilización de un invernadero en la huerta no es algo que me guste mucho y es que mejor cultivar cada planta en su momento y en cada momento su planta. Pero cuando uno vive en una zona como la mía, donde las lluvias son bastante abundantes y las temperaturas no demasiado altas durante gran parte del año. Casi es una necesidad. Por eso nosotros a partir de octubre lo utilizamos principalmente pa ...

cactus jardines suculentas o crasas ...

Cómo hacer un minijardín de suculentas

Hoy quería volver a los proyectos DIY, hay algo en ellos que consigue que me relaje y me encantan, sobre todo si tienen algo que ver con el mundo 'plantas'. Y entonces apareció ante mí este tutorial: Cómo hacer un mini-jardín de suculentas... ¿Os imagináis =p? Nada de imaginar, en este post encontraréis el paso a paso detallado y el vídeo en cuestión. ¡No os lo perdáis! 1. Aunque en ...

Árboles

INVERNADERO: SI, PERO…

Yo también tengo uno.Ventajas? miles, desventajas otras tantas.Particularmente me conformo con las facilidades que me aporta mi pequeño invernadero, donde esquejo, confecciono mis camas calientes, adelanto cultivos, cosecho mis tomatitos, alguna lechuga en el invierno y poco más.Parece que en casa nos va bien, nos hemos acostumbrado, desde hace no sé cuanto tiempo, a degustar lo que en temporada n ...

jardines plantas de interior decoración ...

50 imágenes: decoración de interior con plantas y jardines de tendencia

Un hogar sin plantas pierde personalidad, estos pequeños tesoros consiguen adornar y transportarnos a un estado de relajación y paz. Basta con un par de macetas, sin embargo, las 50 imágenes que os muestro a continuación nos dan algunas claves para arriesgar un poco más y seguir las tendencias del momento. Mira... 1. Escaleras antiguas (Imagen: EcoDeco) 2. Cajas de fruta (Imagen: EcoDeco) 3. ...

Flores Plantas ornamentales

Iris amarillo, Trimezia sincorana

Imágenes de la flor de la especie de planta bulbosa Trimezia sincorana. Descripción de la especie y el género. Utilidad en la jardinería y consejos. Trimezia sincorana, Iris amarillo T. sincorana es una especie de planta bulbosa que pertenece a la familia Iridaceae (en esta familia se incluyen especies muy famosas como por ejemplo: Iris caminante del género Neomarica, plantas del género Dietes, lo ...

plantas ornamentales plantas de exterior plantas exóticas ...

Plantas tropicales

Las plantas tropicales son una amplia variedad de especies de aspecto exótico, flores muy vistosas de colores intensos y hojas de gran tamaño. Crecen en la franja que va entre el trópico de Cáncer y el de Capricornio, en las selvas tropicales que son uno de los ecosistemas más diversos del mundo. La mayor parte de los bosques tropicales se encuentran en América Central y del Sur, África Central ...