El cultivo de la sandía

Sandía

(Imagen: Wikimedia)

 

Las frutas estivales destacan por ser frescas y deliciosas. Sin duda, entre las reinas del verano está la sandía , un alimento exquisito en esta época del año.

 

¿Sabías que sembrar la sandía es una tarea muy sencilla? Sólo necesitas un pequeño terreno y aprender a cuidarla como se debe.

 

La sandía es una planta de secano. Su origen lo encontramos en las áridas tierras de África, de hecho, los egipcios fueron ávidos consumidores de esta fruta.

 

Desde el valle del Nilo viajaría a China y Europa, donde sería muy apreciada, especialmente por los comerciantes, que encontraban en ella un sustento refrescante para los largos días de viaje.

 

En el Viejo Continente, la sandía comenzó a cultivarse fundamentalmente en la cuenca del Mediterráneo.

 

Aunque se cree que durante la Baja Edad Media se extendería su consumo por toda Europa y que los conquistadores la llevarían a Las Indias, algunos expertos coinciden en afirmar que el verdadero origen de la sandía está en América y que fueron los franceses los que la descubrieron en las tierras fértiles del Mississippi.

 

Sandía

(Imagen/ Flickr: Carmen Ruiz Guerra)

 

Las distintas variedades de sandía

Lo que sí se sabe a ciencia cierta es que existen numerosos tipos de sandías, muchos más que las tradicionales sandías de color verde oscuro y pulpa roja, o las de piel rallada.

Hoy en día, gracias a la investigación de agricultores y productores, podemos encontrar en el mercado muchas variedades: alargadas, redondas, jaspeadas, lisas, de pulpa roja, anaranjada o amarilla, incluso cuadradas. El gusto del consumidor es el que tiene que elegir en estos casos.

 

Para muchos, las semillas de la sandía son una incómoda molestia a la hora de degustar esta fruta. Los avances científicos permiten hoy encontrar en la frutería sandías sin pepitas, donde toda la pulpa se aprovecha y no hay problemas a la hora de masticarla.

 

A pesar de esta ventaja, las sandías sin semillas no acaban de cuajar en el mercado, porque a la mayoría de los consumidores les resulta extraño comerla sin el ritual de quitar las pepitas de la pulpa.

 

Pepitas de la sandía

(Imagen: Pixabay)

 

Cultivo y recolección de la sandía

La mejor forma de sembrar es en las tradicionales hileras y usando las semillas que podemos encontrar dentro de la pulpa de la sandía.

Dejaremos espacio suficiente entre plantas, y en cada golpe, introduciremos unas seis semillas. En zonas cálidas, la mejor época de siembra es en noviembre.

 

Los climas templados, ligeramente calurosos, son los mejores para el desarrollo de la sandía, que germina en una semana perfectamente con 25º C de temperatura.

 

El desarrollo de la planta será bueno si hace calor, aunque la floración requiere temperaturas más frescas que no superen los 20º C. Una humedad del 60% es óptima para estas plantas.

 

La cosecha de la sandía es manual.

 

Sabremos que una sandía está madura para ser recolectada si la piel brilla y si la parte que se posa sobre la tierra adquiere un tono amarillento y consistencia dura.

 

Otro truco infalible es golpear la corteza con la mano: si la fruta está madura, la corteza vibra.

 

Si la sandía cumple estos requisitos, coséchala por la mañana y córtala a 3 cm. de distancia del pedúnculo.

 

Sandía madura

(Imagen/ Flickr: theilr)

 

 

Suelos y abono para la sandía

Esta planta se desarrolla adecuadamente en suelos fértiles y profundos, mejor si son levemente ácidos. Normalmente la sandía tiene dificultad para crecer en suelos arcillosos y alcalinos.

 

A la hora de aplicar fertilizantes, es mejor recurrir a productos que no incrementen el pH del suelo y, a ser posible que sea abono de fondo, para que la planta se vaya dosificando poco a poco los nutrientes que necesita. Comúnmente, estas plantas necesitan potasio en abundancia, más que nitrógeno.

 

La sandía puede verse seriamente perjudicada por un exceso de agua. La escasa floración, una producción escasa y un desarrollo vegetativo exagerado suelen ser síntomas de algunas carencias o excesos en su cultivo.

 

Sandía

(Imagen: Pixabay)

 

Consumo de sandía

El 93% de la sandía está compuesta de agua, de ahí que sea una de las frutas de verano más conocidas y más consumidas.

Sus propiedades refrescantes hacen de ella un producto ideal para el calor.

Además, tiene vitaminas y antioxidantes, es nutritiva y su aporte calórico es mínimo, por lo que se la considera un aliado importante en las dietas de adelgazamiento.

- En este otro post aprenderás a cultivar las mejores frambuesas negras.

Fotos: Flawer, Azaleia y Ojitosdegata de facilisimo.com
 

 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:

Relacionado

La sandía es una fruta dulce de exquisito sabor, siempre apetecible y refrescante. Recibe diferentes nombres en función del país, por ejemplo: melón de agua, patilla, aguamelón, síndria, pepón o cíndria. En inglés se llama watermelon, y su nombre científico es Citrullus lanatus. Cómo es el cultivo de sandía Quizás sea la más grande de todas las frutas existentes. Para tener una idea de su tamañ ...

Algunos consejos para cultivar sandías en tu huerto con éxito. La sandía (Citrullus lanatus) es una planta con origen en el África tropical y que se empezó a extender por el resto del mundo con los Egipcios. -Características. Es una planta anual, con desarrollo rastrero y longitud de tallos de 1 a 5 metros. Esto hay que tenerlo en cuenta porque ocupa mucho sitio y hay que dejárselo en el huerto ...

Antes de plantar una semilla de sandía debes saber que el cultivo de sandías requiere adecuadas condiciones climáticas que incluyen mucho sol durante el día y noches cálidas. La sandía es una fruta de clima caliente, amada por casi todo el mundo. Son deliciosas en grandes rebanadas, en ensaladas de frutas, y puedes usar la cáscara ahuecada como una canasta o tazón para la ensalada. En un día calur ...

fenix27es / Flickr La Beta vulgaris llamadacomúnmentecomo Acelga, pertenece a la familia de las quenopodiáceas. Es una planta bianual. Su origen se encuentra en la cuenca mediterránea donde se cultiva como planta anual. Sus hojas son grandes de color verde brillante. Es una planta que podemos tenerla en el huerto mucho tiempo ya que es bianual, aunque si la prolongamos mucho tiempo en el hue ...

Las sandías son, junto con los melones, las frutas de temporada más típicas del verano. Si bien son frutas, no crecen en los árboles sino que crecen de forma rastrera por el huerto. Refrescantes como pocas frutas son ideales para combatir el calor estival dado su alto contenido en agua y la escasez de calorías que aportan. Por tanto, si tienes espacio en tu huerto sobre el terreno, reservar un es ...

Antes de aparecer estas variedades de sandías sin pepitas teníamos que lidiar con sandías repletas de semillas, unas más que otras, y siempre terminábamos comiendo varias de ellas, ya fuera por estar cansados de apartarlas o porque permanecían ocultas y se iban para adentro mientras masticábamos la sandía.Las semillas de sandía son muy ricas en beneficios y propiedades nutricionales, muy adecuadas ...

El maíz es una planta perteneciente a la familia de las gramíneas, su nombre científico es zea mays. Seguramente es la primera planta cultivada por el hombre, se han encontrado restos fósiles de plantas de maíz que ya eran cultivadas hace seis mil años. Es originaria de América Central y fue introducida en Europa durante el siglo XVI. Actualmente es el cereal con más producción en el mundo. ...

El Berro de Jardín llamado científicamente Lepidium Sativium pertenece a la familia de las Brasicáceas o Crucíferasy es una planta anual originaria de Asia. Se cultiva para usos condimentarios bien consumido en ensaladas por sus sabor picante y fresco, en caldos y como decoración en otros platos. Es una planta pequeña muy común de encontrar a la orilla de caminos en estado salvaje. Podemos enco ...

Citrullus lanatus, conocida popularmente por sandía es una planta rastrera perteneciente a las cucurbitáceas que se cultiva por sus fruto, la sandia. Es originaria de África. Mejor época para cultivar la sandía. Las semillas de Sandía se pueden sembrar en semillero o de manera directa. Las podemos sembrar en semillero protegido a partir de Febrero y hasta Junio. El tiempo de germinación de las ...

Existen dos maneras de sembrar: de manera directa en el lugar definitivo donde se va a desarrollar el cultivo y en semillero.La profundidad de siembra como regla general será 3 veces el tamaño de la semilla. De manera directa. Sembraremos de manera directa las semillas fuertes y grandes como pueden ser las semillas de calabaza, maíz, melón, sandía, haba... También las semillas de las variedad ...