Cultivo de bonsáis según el clima

Al contrario de lo que mucha gente piensa, los bonsáis no son una especie de planta o árbol en particular, sino que forman parte del arte de cultivar árboles y plantas reduciendo su tamaño natural con técnicas de poda, trasplante, alambrado y pinzado. Los artistas varían su forma para crear el estilo que desean, motivo por el cual se los puede clasificar según su tamaño y su estilo. 



Esta modalidad tuvo su origen en China hace más de dos mil años, y se aplica a una gran variedad de especies de plantas y árboles. En este artículo te explicaremos cuales son las especies más adecuadas para cultivar según el clima, y cuáles son los cuidados que deben tener dependiendo el lugar en donde vivas.
 

 

Climas fríos de extremo frio o veranos calurosos

 
En caso que te encuentres en un sitio de clima continental, donde los inviernos son muy fríos, los veranos son secos y calurosos, las lluvias son moderadas y variables y estás alejado de las influencias del mar, debes saber que vives en uno de los climas con mayores complicaciones de cara al cultivo, ya que los cambios de estaciones provocan que las plantas de climas cálidos se estropeen en inviernos, y las plantas de climas fríos y húmedos sufran en verano.
 
Las mejores especies para este tipo de climas son las encinas, los tilos, los robles rebollos y los olmos. En caso que tengas la intención de hacer un bonsái con una planta, lo más aconsejable es que utilices aquellas aromáticas como el espliego, el romero y el tomillo.


 

Climas montañosos y templados

 
Por otro lado, si vives en una región montañosa que se caracteriza por los inviernos fríos y los veranos frescos y de corta duración, lo más recomendable es que cultives especies como el abedul, abeto, haya o serbal.
 
Por otra parte, en los climas templados donde las temperaturas no son extremas en los meses de invierno o verano, puedes elaborar bonsáis con carpes, fresnos, pinos negros, robles o cornejos.
 

 

Clima mediterráneo y subtropical


En caso que vivas en un clima mediterráneo, donde el invierno y otoño son bastante lluviosos y el verano es seco y caluroso, lo aconsejable es que utilices especies tales como el algarrobos, cipreses, durillos, granados, olivos, encinas o madroños.
 
Por otro lado, tenemos el clima subtropical, que se caracteriza por tener inviernos templados y poca oscilación de temperatura. Si vives aquí podrías hacer bonsáis con buganvilla, ficus, hibisco, un pimentero japonés, un serisa o un palo de borracho.
 
Por último, si tu intención es hacer un bonsái con estas especies tropicales, pero vives en un clima más frío, lo que puedes hacer es colocar tu planta en un invernadero de modo de mantenerla a salvo durante los meses de invierno.
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado: