Blog de florencio Idea guardada 117 veces
La valoración media de 354 personas es: Muy buena

Hacer un semillero

Te lo explicamos paso a paso

La multiplicación por semillas es una de las labores de jardinería más sencillas que hay, además de gratificante, ya que te servirá para obtener nuevas plantas.

Utilizar la simiente de los vegetales y desarrollarla a través de semilleros es uno de los métodos de reproducción más fáciles que existen, aunque con algunas especies suponga mucho tiempo de espera.

Las plantas más fáciles de sembrar y que más rápidos resultados te darán son variedades como Alegrías, Petunias, Claveles chinos o Prímulas.

 

Además, se trata de un método de cultivo muy económico, ya que puedes obtener las semillas de flores recogidas en días secos de julio a octubre. Debes guardarlas limpias en un sobre de papel, en un lugar frío, seco y aireado.

 

Semillero


 

Qué materiales necesitas

  Una maceta o un semillero. En el caso de que no cuentes con ninguna de las dos opciones, puedes recurrir a otros elementos caseros como, por ejemplo, un cartón de huevos.

 

  Tapa de cristal o de plástico.

 

  Pala y rastrillo.

 

  Tierra para semillas. Puedes adquirirla en centros de jardinería y bricolaje. Generalmente, las mezclas ya preparadas que se venden están formadas a partes iguales por turba enriquecida y algún material que proporciona porosidad.

 

  Semillas. Si no las recogiste en su tiempo, cómpralas en una floristería.

 

 

Semillero


 

Pasos a seguir

Una vez que tienes todos los materiales, haz lo siguiente:  

1. En primer lugar, llena los compartimentos del semillero con tierra para semillas. Ha de estar suelta y ser permeable.

 

2. Debes afirmar el nivel de tierra con un rastrillo o una pala y asegurarte de que la superficie está bien nivelada.

 

3. Si tienes las semillas en un sobre, sácalas. En el caso de que alguna de ellas tenga el color alterado, deséchala, ya que eso puede ser una señal de que no germinarán.

 

4. Siembra dos o tres por compartimiento y, a continuación, esparce tierra sobre las semillas cubriéndolas con una capa hasta taparlas.

 

Semillero


(Imagen/ Flickr: HuertaAgroecológicaComunitariaCantarranas)

 

5. Sitúa la bandeja en el exterior y riégala con cuidado. Para ello utiliza un pulverizador o una regadera que tenga orificios muy finos.

 

6. Tapa el semillero con una cubierta de plástico transparente o de cristal. Debe ser de varios centímetros de altura.

 

7. Tienes que colocar la bandeja en un lugar cálido y luminoso, pero sin que le dé la luz directa del sol.

 

8. Comprobarás que en el interior del cristal se forma condensación. Si es muy fuerte y comienza a gotear sobre las plántulas que germinan, seca el cristal con un paño.

 

9. Una vez que las semillas germinen, retira el cristal.




- En esta página te contamos todos los detalles sobre el cultivo.

 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos