Blog de florencio Idea guardada 13 veces
La valoración media de 21 personas es: Muy buena

Jardines sostenibles

La xerojardinería, una asignatura pendiente

Jardín


El paisajismo se ha basado, a lo largo de su historia, en la creación de espacios bellos y exuberantes, sin tener en cuenta su impacto en el entorno, y el gasto que puede suponer a la hora del riego el cultivo de especies, que nada tienen que ver con el clima en el que se ubican. Muy importante también para el ahorro de agua es el trazado del jardín, tanto las formas del mismo, como la colocación y el orden de plantación de los ejemplares.
En respuesta a los problemas que estamos creando en nuestros ecosistemas, fruto de la explotación de los mismos, nace una nueva tendencia de planificación de jardines, que va de la mano de la sostenibilidad. Utiliza técnicas propias de la xerojardinería, practicada por los árabes en la Península Ibérica, cuando proyectaron hermosos jardines en sus palacios. Entre otras cosas, pretende crear jardines que se mantengan de manera autónoma, mediante la introducción de especies xerófilas, y su plantación orientada al aumento de humedad, que hará prescindible el riego.

 

Jardín


 

Plantas autóctonas

Para ilustrarnos sobre el tema nos pusimos en contacto con dos profesionales en este área: Oscar Domínguez, que desarrolla toda su actividad paisajista en este sentido, y es el creador del Hospital de Plantas de Pozuelo; y Juan Luis Ruiz Dyezma, especialista en jardines sostenibles y xerojardinería. Un aspecto muy importante, según ellos, es la introducción de plantas autóctonas. Para Ruiz Dyezma, "es importantísimo colocar especies autóctonas, resistentes a las condiciones climáticas de sequía, calor y fríos extremos de la Península Ibérica, o bien de cada zona climática del globo terrestre".  

Pero, ¿en qué consiste realmente un jardín sostenible? Todas las acciones que vamos a realizar en un vergel de estas características tendrán influencia las unas sobre las otras, es decir son cíclicas -si erramos en una, lo haremos en las demás- y van encaminadas al desarrollo autónomo del mismo, de manera que el riego y la poda sean prácticamente inexistentes.

 

Encina


El tiempo:aliado de la sostenibilidad

En palabras de Oscar Domínguez, "el paisajismo sostenible consiste en la utilización de las técnicas y recursos disponibles para crear espacios verdes, que vayan adquiriendo valor con el tiempo, y de una forma equilibrada, hacia una madurez dirigida por el propio desarrollo natural del espacio. El tiempo se convierte en aliado del paisajismo sostenible, en contra de las actuaciones que se han venido realizando hasta ahora, en las que los jardines y parques comienzan un periodo de degradación, desde el mismo momento que se abren al público, con la necesidad de tener que ser remodelados continuamente".  

Para Ruiz Dyezma, "cuando hablamos de sostenibilidad, en los últimos tiempos no sabemos muy bien a qué nos referimos. Si lo aplicamos al jardín quizá nos quedemos aún más perdidos. Jardín sostenible es aquél que puede mantenerse por sí mismo, sin ayudas o recursos ajenos. Un jardín sostenible y bien planificado no necesita ni riego ni poda".

Qué hacemos con el césped

Es muy normal pensar que, para disponer de un jardín sostenible, debemos prescindir del césped. Nada más lejos de la realidad. Existen distintas opciones para disfrutar de él sin poner en peligro el ahorro de los recursos hídricos. Nuestros dos expertos nos proponen algunas: la introducción de céspedes ecológicos, aún poco conocidos en España, y la utilización de la pradera, que consume hasta cinco veces menos que el césped convencional.   
Jardín


Nos dice Ruiz Dyezma que "en este tema nos encontramos con un error de base: no debemos intentar recrear en nuestro jardín un césped deportivo. No debe haber césped, sino pradera. El césped es una mezcla de una a cinco gramíneas, mientras que la pradera es una mezcla de una o dos, junto con hierbas florales de prado, que la mayoría consideran "malas hierbas", y que no se deben quitar. Ésta es la parte que sí precisa de algún riego esporádico, pero consume cinco veces menos agua que un césped. Estéticamente es más bella por su naturalidad".

Para Oscar Domínguez, la solución al gasto de agua pasa por "la creación de céspedes ecológicos, aún poco introducidos en España, y que permite la plantación de variedades con la mínima necesidad de riegos, conseguido a partir de impermeabilizaciones del subsuelo y sistemas de recogida de aguas".

 

Pradera


 

La xerojardinería

Para ambos expertos, son importantes las técnicas de xerojardinería. Según Oscar Domínguez, "siguiendo sus criterios, es posible adaptar las actuaciones paisajísticas a una menor dependencia de recursos naturales como el agua, y una menor utilización de productos fitosanitarios. Además, se contribuye desde las actuaciones públicas a una mayor concienciación por estos temas. Se consigue una gran reducción de los trabajos de mantenimiento, muy importante para que éstos se encaminen a un desarrollo del parque en lugar de una simple puesta a punto".

 

Juan Luis Ruiz Dyezma, que comercializa planta autóctona, "es difícil ó casi imposible localizar un vivero que nos la suministre. No se encuentran prácticamente y cuando se hallan, no son económicas".

Reflexionemos un poco y démosle la importancia que merece. Un jardín sostenible nos hace armonizar con la naturaleza, y contar con un ecosistema que es un organismo vivo y se desarrolla por sí mismo en plenitud.

Fuente: este post proviene de Blog de florencio, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

britanico jardin ingles paisajismo ...

Un ejemplo de jardín inglés

Paisajismo al más puro estilo británico

Te mostramos como hacer un jardín con un estilo británico. El paisajismo inglés ha sufrido un impulso realmente inesperado en los últimos años. Los británicos han sabido plasmar su cultura y forma de ser a través de sus jardines, donde el fiel respeto por la naturaleza deja paso a un aparente azar, en el que todo tiene su orden.