comunidades

Depósitos de agua pluviales


Imagen 0

El agua es un bien esencial, pero escaso. Es un recurso valioso que debemos cuidar y no malgastar en absoluto, ya que cada gota es importante.

Recoger agua de lluvia ahorra grandes cantidades de agua y aprovecha las reservas naturales. El agua de lluvia es limpia y pura, no contiene cal ni cloro y puede ser utilizada para un diferentes usos en una casa. Por ejemplo, en el exterior la podemos usar para regar el jardín o el huerto, limpiar el suelo o incluso, limpiar el coche. Con la recuperación del agua de lluvia, no solo conseguimos un ahorro económico, sino que colaboramos a conseguir un mundo más racional y sostenible.

El depósito de aguas pluviales Gardena está hecho en madera muy resistente y decorativa, que se integra perfectamente con el entorno. Si se desea también puede pintarse para darle el acabado en color que mejor le pegue en su jardín. De gran capacidad, con modelos de 400 y 800 litros. Tiene una técnica especial de montaje, rápido y fácil de instalar y desmontar. Para una larga vida útil, la madera del depósito está impregnada para resistir la presión de la caldera y el interior del depósito está forrado con revestimiento de estanque de resistencia especial. Puede usarse durante todo el año, ya que está fabricado con materiales resistentes a las heladas.

Imagen 1

Un accesorio muy práctico para este depósito es la cubierta para depósito de aguas pluviales Gardena, que protege el agua de lluvia almacenada, de la suciedad y la formación de algas. Para la recogida o la extracción del agua, la cubierta puede plegarse parcialmente. Y para facilitar el acceso y la utilización del agua acumulada, nada más apropiado que las  bombas para depósitos de agua pluviales Gardena. De uso sumamente versátil, facilitan el riego con aspersores, terminales de riego o sistema de riego por goteo o ayudan a rellenar regaderas de forma cómoda. La bomba también está indicada para drenaje. Con materiales de primera calidad, garantizan un funcionamiento potente y un nivel de ruido muy bajo. Para protegerlas de posibles daños, se ha incorporado un filtro y un soporte adicional para impedir la aspiración de impurezas demasiado grandes y gracias a su interruptor-flotador, el dispositivo también impide el funcionamiento en seco: cuando el nivel de agua es muy bajo, el funcionamiento de la bomba se detiene automáticamente.

Imagen 2
Imagen 4


Seguro que resulta un buena idea para mantener tu jardínen perfecto estado durante todo el año.

Fuente e imágenes/ Gardena

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos