Blog de florencio Idea guardada 1 veces
La valoración media de 4 personas es: Muy buena

Valencia, riqueza de zonas verdes

Recorrido por los jardines de Valencia

Jardín botánico de valencia


(Imagen/ Flickr: po. psi. que)

Valencia es una ciudad que puede sentirse orgullosa de muchas cosas, y ya canta el famoso pasodoble del maestro Padilla que Valencia es tierra de "flores, de luz y de amor".

Y es que, ciertamente, de jardines es algo de lo que la ciudad sí puede presumir. La huerta y las vastas plantaciones de naranjos ponen alrededor de la gran metrópoli valenciana una olorosa y colorista envoltura.

Pero ya dentro de la ciudad, y de modo parecido, el viejo cauce del Turia, desecado y poblado de intermitentes zonas verdes, junto con varios jardines históricos diseminadas por el viejo casco de la ciudad, subrayan con civilizada belleza lo que ya se respiran en el aire: el triunfo del mediterráneo.

 

Parque calatrava


 

(Parque Caltrava. Imagen/ Flickr: Un tipo Digital)

 

Jardines del Real y Viveros Municipales

Los jardines históricos más importantes de la ciudad están emplazados en los terrenos de lo que fuera una zona palaciega en época musulmana y donde después se edificó el palacio de los reyes cristianos de Valencia, derruido durante la francesada.

Su disposición es herencia de la sensibilidad árabe (conoce las características del jardín árabe: paráiso en la Tierra).

La categoría histórica de este parque, su extensión, su rica jardinería y la profusión de monumentos escultóricos dedicados a personajes célebres, entre los que también se ha colocado un monumento al Pato Donald, y fuentes que realzan el entorno, lo convierten en el jardín más notable de la ciudad.

A lo largo del siglo pasado, los jardines se han ido repoblando y embelleciendo y constituyen uno de los lugares preferidos de los valencianos en las soleadas mañanas de domingo.

En las noches de verano, la gran explanada central se convierte en improvisado auditorio de conciertos (especialmente durante la Feria de Julio) y, en primavera, sus caminos se llenan con las casetas de la Feria del Libro y otras de las manifestaciones culturales.

Destaca la extraordinaria rosaleda y el jardín de especies mediterráneas.

Cuenta, además, con zonas de juegos infantiles, estanque, el Museo de las Ciencias Naturales y un pequeño zoológico, con ejemplares de orangutanes, felinos, jirafas, pájaros de colores y otras especies animales.

Jardines del Real Valencia


(Imagen/ Flickr: Visentico/ Sento)
 

Jardines de Monforte

Considerados unos de los jardines más bellos de España, forman parte del Tesoro Artístico Nacional.

Aunque de estilo neoclásico, de artístico trazado del siglo XIX, se impone la atmósfera romántica, con pérgolas cubiertas de buganvillas, glorietas bucólicas, surtidores, acogedores pabellones y el palacete o pabellón de descanso, que en conjunto producen un relajante efecto.

También son de destacar las esculturas que se encuentran en su interior, como los dos leones esculpidos en mármol de Carrara.

Su belleza es impresionante, no en vano era el lugar preferido del pintor valenciano Rusiñol.

Jardines monforte de Valencia


(Imagen/ Flickr: hermenpaca)
 

Jardín Botánico

El Jardín Botánico de Valencia, aunque de origen muy antiguo, no se instala en el emplazamiento actual, el huerto de Tramoyes, hasta el año 1802.

Pionero de los jardines botánicos españoles, fue fundado por el naturalista Antonio José Cavanilles.

A lo largo de los años, la Universidad de Valencia ha puesto grandes medios a disposición del nuevo jardín, que incrementó sus relaciones con otros jardines botánicos de España y el extranjero, alcanzando así el gran renombre que posee actualmente.

Contiene una gran variedad de árboles, arbustos y otras plantas, y cuenta en la actualidad con alrededor de 30.000 plantas valencianas y especies importadas de América y Asia, conviviendo en su extensión plantas de las más variadas latitudes, conservando incluso diversos hivernáculos del estilo de principios del siglo XIX.  

Jardí botánico de Valencia


(Imagen/ Flickr: po. psi. que)

 

Jardines del Turia

Tras la terrible riada que tuvo lugar en Valencia en 1957, que anegó la mitad del casco urbano de la ciudad, se decidió cambiar el curso del Turia hasta su desembocadura para evitar nuevas catástrofes, dejando así libre una importante franja de terreno que cruza la ciudad de Oeste a Este, rodeando el centro histórico.

La intervención en este área requirió un profundo análisis urbanístico que consideraba el curso del Turia como una unidad estructuradora del conjunto urbano y, por tanto, requería un proyecto global pero no necesariamente uniforme.

El diseño se basa en el ajardinamiento, con la permanencia del agua en puntos clave para recordar la presencia del río.

Este jardín se desarrolla a partir de bases geométricas, desde el eje longitudinal central, definen las diferentes zonas y ordenan el espacio y los recorridos.

Jardines de Turia


(Imagen/ Flickr: Valencia flats)
 

Desde que se llevó a cabo el proyecto, el viejo cauce, desde el Puente 9 de Octubre hasta el Puente de Astilleros, se ha ido llenando de zonas verdes y ajardinadas, parques recreativos, entre los que se encuentra el de Gulliver.




Instalaciones deportivas y complejos culturales y de ocio que configuran un atractivo cinturón en torno a la ciudad, de unos 10 kilómetros de longitud y con una superficie de 15 hectáreas, constituyendo un magnífico jardín urbano y un lugar de ocio y cultura.

 

Entre los diferentes tramos ajardinados destacan los jardines que rodean el Palau de la Música, que se eleva a las orillas del antiguo cauce, diseñados por el arquitecto Ricardo Bofill.

 

Otro de los encantos de estos jardines son los puentes que cruzan el antiguo cauce. Puentes de robusta piedra pero, a la vez, esbeltos y adornados con templetes y hornacinas para los santos, hasta un total de siete, adornan este jardín urbano.

 

En ellos se pueden admirar distintos estilos artísticos, desde puentes del siglo XVI, como el de San José, con arcos de medio punto y el de Serranos, reforzado con contrafuertes; hasta los modernos Puente de la Exposición, diseñados por Santiago Calatrava y bautizado popularmente como la peineta, y que junto con el nuevo puente de las Artes, ofrece el contrapunto a los viejos pretiles.

 

Jardines de turia


(Imagen/ Flickr: bcn2012)

 

Otros jardines

La ciudad cuenta, además, con múltiples zonas ajardinadas, como los jardines de la Alameda, que se ubican entre el Puente del Real y la Plaza de Zaragoza, y que constituye el paseo más clásico de la ciudad.

O los Jardines de la Glorieta, que se encuentran en la plaza de la Porta de la Mar, de origen decimonónico y decorado con bonitas fuentes.

O jardines más actuales, como el de Marchalenes, que toma el nombre del barrio donde se encuentra, y que es el de más reciente construcción.

- Conoce otros jardines por los que pasear, en este caso en Madrid.
 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

britanico jardin ingles paisajismo ...

Un ejemplo de jardín inglés

Paisajismo al más puro estilo británico

Te mostramos como hacer un jardín con un estilo británico. El paisajismo inglés ha sufrido un impulso realmente inesperado en los últimos años. Los británicos han sabido plasmar su cultura y forma de ser a través de sus jardines, donde el fiel respeto por la naturaleza deja paso a un aparente azar, en el que todo tiene su orden.