comunidades

Cómo conseguir el jardín zen de tus sueños

Mudarse a una casa con jardín donde poder disfrutar del aire libre y de nuestra pasión por las plantas y la jardinería es el sueño de muchos. Así que, cuando por fin se hace realidad y nos encontramos ante un espacio virgen, vacío, dispuesto a convertirse en nuestro pequeño paraíso particular (independientemente a los metros cuadrados disponibles), la cabeza no puede parar de hacer planes. 

Tanto es así que, ante tal cantidad de ideas, plasmarlas en un papel y hacerlas realidad puede convertirse en una ardua tarea. Pero, para simplificarlo, podemos utilizar herramientas como el planificador My Garden Studio de GARDENA, del que os hablamos un poquito más abajo. Pero antes, queremos proponeros una opción para vuestras zonas de exterior, que las transformará en auténticos oasis: crear un jardín zen. 

Fuente: Freepik

Características de un jardín zen

Los jardines zen siguen las líneas de la decoración japonesa, para crear espacios definidos por la elegancia, la calma, la sencillez, la asimetría y la simbiosis de los elementos con las plantas. El concepto minimalista definirá todo el diseño, unido al simbolismo que debe guardar cada uno de los elementos que lo formen. Los jardines zen son espacios que invitan a la meditación y a la relajación desde el punto de vista emocional, y que transmiten una gran belleza desde el estético y visual. 

Así, estas son algunas de las claves que encontramos en un jardín zen:  

1. El sendero será uno de los elementos principales, ya que va a servir de guía para el resto de la distribución, representando la idea de progreso, de avance… Así, debe estar formado por algún tipo de piedra o roca natural (piedras oscuras, granito blanco…) o también de madera. 



2. El agua debe estar presente en este tipo de espacios, como símbolo de calma, relajación y de vida. Así, podremos crear un pequeño estanque, decorado con flores de loto y nenúfares. Y, si podemos permitirnos crear una cascada, aportaremos al ambiente esa atmósfera tan especial que produce el sonido del agua cayendo. 

Fuente: Freepik


3. La arena trillada, que representa el flujo del agua, puede ser una gran alternativa para jardines en los que no podemos instalar estanques u otro tipo de elemento acuático. 

4. Todo lo natural tiene especial importancia en jardines con filosofía zen, y entre todos los materiales, la piedra debe tener un papel protagonista, como símbolo de los obstáculos de nuestra existencia.



5. En cuanto a las tonalidades, destacarán los neutros, el gris de la piedra, la combinación del blanco y el negro (en representación del yin y el yang)… para dar un total protagonismo al verde de la naturaleza.  

6. En la filosofía zen, las plantas ayudan a crear calma, armonía… Así, entre las especies a destacar se encuentran las suculentas, el bambú, los helechos, el musgo, flores como la magnolia o la azalea, y árboles como el cerezo. 



7. Por último, la entrada también es una parte importante de un jardín zen, ya que simboliza la idea de pasar a un ‘mundo espiritual’, a una nueva experiencia. Para conseguirlo, podemos recurrir a marcos de madera.

¿Y cómo llevamos todas estas ideas a nuestro jardín?

La respuesta se encuentra en el planificador de jardines de GARDENA My Garden Studio. Se trata de una herramienta online gratuita, disponible en nuestra página web, que, de una forma sencilla y muy intuitiva, os ayudará a traducir toda vuestra creatividad en ideas factibles y adaptadas a vuestro jardín. 

Con ella podréis diseñar, guardar y compartir la distribución y el plan que hayáis creado para vuestro jardín con ayuda de todas las funciones disponibles en el editor. Podréis elegir diferentes tipos de suelos según el área, e ir incorporando los diferentes elementos ya existentes, así como los que os gustaría incluir. Además, podréis usar como referencia algunos de los jardines estándar ya creados por GARDENA, que os servirán como punto de partida. 

Fuente: GARDENA


Además, ¿qué es lo prioritario a la hora de alargar el buen aspecto de nuestro jardín, que con mimo y esfuerzo hemos creado? Así es, el riego, y con esta herramienta podréis planificar también el sistema de aspersores automáticos a través del planificador de sprinkler system, que os ayudará a encontrar la distribución que mejor se adapte a vuestras necesidades. 

Entrad en My Garden Studio, comenzad a ‘trastear’ y descubrid como todas vuestras ideas se van haciendo realidad. 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos