Idea guardada 4 veces
La valoración media de 2 personas es: Muy buena

Cultivos de otoño para el huerto: el Haba (parte I)

Imagen 0


La Vicia Faba más comúnmente conocida como haba es un cultivo originario de Oriente Próximo perteneciente a la familia de las leguminosas.Pronto se extendió por todo el Mediterráneo. En España desde el origen de la agricultura es un alimento típico de la Primavera. Del haba se consumen sus granos alojados en las vainas, aunque bien hay quien también consume la vaina. Se empieza a cultivar con la llegada del Otoño y por esto podemos decir que es un cultivo Otoñal. Es un cultivo rústico que aguanta por regla general bien el frío y es mu fácil de cultivar

Época adecuada para cultivar el haba. Las habas podemos empezar a sembrarlas en el mes de Septiembre hasta el mes de Febrero dependiendo la variedad de haba que elijamos y la zona geográfica donde habitemos. Existen variedades más resistentes al frío como puede ser la variedad granadina y más sensibles a éste como la variedad Mahon. La más cultivada es el haba aguadulce debido a su precocidad y a su buen sabor.

Las sembraremos de manera directa en el terreno, en un marco de plantación de 50x50 cms. Sembraremos de 2 a tres semillas en cada golpe de siembra a una profundidad de 3-4 cms. Las semillas tardan unos 10 días en germinar.

Recolección. A partir de los tres meses desde que las hayamos sembrado.

Cómo prepararemos el suelo. Las habas necesitan de terrenos profundos ya que poseen grandes raíces. Se trabajará bien el terreno con una profundidad de unos 30 cms para que puedan desarrollar adecuadamente sus raíces.

Clímatología adecuada para su cultivo. Es un cultivo rústico de Otoño-Invierno que necesita temperaturas no superiores a los 18 grados  para que germinen sus semillas. Aguanta muy bien el frío. A pesar de que la pueda afectar un frío intenso con la llegada de los rayos del sol la planta se recupera rápidamente.

Exigencias de abonado del cultivo habas. Es un cultivo muy rústico y no es demasiado exigente en abonado por regla general necesitaría de un abonado orgánico de 1.5 kilos por metro cuadrado.

Riego. El cultivo del haba requiere de humedad, es necesario realizar riegos constantes; pero de corta duración.  No debemos en ningún caso encharcar el cultivo pues el exceso de humedad es contraproducente para su desarrollo.

Asociaciones de cultivos favorables. Maíz, lechugas, apio, patatas.

Asociaciones de cultivos desfavorables. Las leguminosas, cebollas, puerros y ajos.

Algunos consejos para su cultivo. Remojar previamente las semillas durante un día antes de su siembra y no dejar las vainas durante mucho tiempo en la planta una vez que estén listas para su recolección, puesto hace que pierdan su sabor.

Beneficios para la salud. Las habas nos aportan mucha fibra con el consecuente beneficio para problemas de estreñimiento. Así como vitaminas B y C. Minerales como el calcio, hierro y magnesio. Su consumo nos ayuda a combatir el colesterol.

http://www.semillashuertayjardin.com

-----
Foto: Pamsai / Flickr.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos