Combate la plaga de tu jardín con productos caseros

Todos los que contamos con un jardín odiamos la presencia de plagas en nuestro jardín y de solo pensar en ellas se nos ponen los pelos de punta, ya que las mismas pueden acabar con la bella imagen que entrega el mismo dañando por completo nuestras plantas.
 

 
​Todo el esfuerzo realizado para cultivar los ejemplares que adornan nuestro jardín puede irse por la borda en muy poco tiempo, si es que los mismos se ven atacados por estas plagas. Por este motivo es muy importante combatirlas, y sobre todo prevenir la presencia de las mismas.
  
Si bien pueden adquirirse varios productos químicos para eliminarlas, estos a veces no son buenos para nuestras plantas, por lo que en este artículo pretendemos darte algunos consejos para que termines con este problema de una forma natural, que le permita a tu jardín lucir de la mejor forma posible.
 

   

Consejos para el control de plagas sin químicos

   
Ninguno de ellos es tóxico y se pueden elaborar fácilmente con elementos cotidianos y al alcance en los principales comercios por lo que hacer tu propio insecticida casero siempre es una buena opción. Siembra plantas anti-plagas.
 
Una buena alternativa es incluir algunas plantas que cuentan con propiedades insecticidas, bactericidas y fungicidas, las cuales les permiten repeler o matar aquellos insectos que pueden atacar nuestro jardín. Un buen ejemplo de esto puede ser el ajo, pimientos picantes y guindillas, tomates, cebolla, pimienta, aceite cítrico de naranja, entre otros.
 

 Usa trampas

 
También se pueden utilizar trampas caseras o industriales, las cuales vienen elaboradas de tal forma que atraen a los insectos, los cuales quedan enganchados sin posibilidades de escapar. Un buen ejemplo de trampas caseras son los recipientes de cerveza muy útiles para babosas, o aquellas a base de miel o de cartón, que también tienen mucha efectividad.
 

 Introduce animales depredadores de insectos

 
Incorporar otros seres vivos también puede ser de gran utilidad. En este caso nos referimos a cualquier insecto u otro animal que sea capaz de mantener las plagas alejadas de las plantas. Un buen ejemplo pueden ser los sapos, los cuales si bien pueden resultar desagradables para algunos, son muy efectivos ya que se alimentan de varios insectos. Otros ejemplos son los erizos o las mariquitas
  
 

 

Tratamientos caseros

 
Mucho antes que inventaran los pesticidas químicos, los agricultores tenían remedios caseros para deshacerse de las invasiones de insectos que afectan las plantas. Estas alternativas naturales a los pesticidas químicos se pueden fabricar fácilmente en casa y pueden salvar la cosecha de nuestro huerto.
 
Lo cual si bien te puede demandar algo de tiempo, puede tener resultados muy buenos. Con el paso de los años se han utilizado varias técnicas que consisten en eliminar pulgones aplicando agua a presión, pulverizando varias veces al día o simplemente retirando las amenazas con las manos.
 
Por último puedes valerte de algunos productos caseros que nunca fallan. A estos también le puedes adicionar algunos elementos químicos, ya que resultarán menos contaminantes y más ecológicos. Algunos ejemplos son el agua con bicarbonato o las cáscaras de huevo, leche de vaca, tabaco, aceite vegetal y otros.
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado: