Como cultivar chiles de forma casera en el jardín o terraza

Si eres un amante del verdadero sabor del chile sabes que no hay nada más emocionante y practico que comer un chile cultivado por ti mismo. Eel sabor y la frescura de este no se puede comparar de ninguna forma al sabor del que compras en el supermercado, es simplemente una experiencia totalmente nueva.


   
Es por ello que si deseas aprender a cultivar chiles en tu propio jardín o simplemente de forma casera pues sigue los consejos que te daremos a continuación, estos te ayudaran a tener una planta totalmente sana y llena de vitalidad tanto en sus hojas como en sus frutos, estoy seguro de que te encantara.


  

Crecimiento de los chiles

 
Las plantas de chile son bastante lentas en su crecimiento, así que cuando comiences a plantarlas, hazlo en el interior de tu hogar para que esté protegida contra los molestos insectos y cualquier plaga potencial que pueda hacerle daño.
 
Las semillas son también un tema importante a tratar, siémbralas unas 8 a 12 semanas antes de que empiece el invierno también recuerda colocarlas a 2 o 3 pulgadas de profundidad en una maceta llena de turba ligeramente humedecida.


   

Asegura la humedad y la iluminación

 
Los chiles son plantas sensibles a los cambios de temperatura y a la humedad del ambiente, para asegurarte que están en una temperatura ideal coloca las macetas en un lugar bien iluminado, preferiblemente un sitio con una temperatura de 80 º F a 85 º F o también bajo luces fluorescentes LED.
 
Para evitar el ahogamiento de la planta, mantén el suelo húmedo, pero no muy mojado, con un riego al día debería bastar, también recuerda tener una buena circulación de aire alrededor de las plantas.
 
Una vez que las plantas son de alrededor de 5 pulgadas de alto las temperaturas superiores a 60º F, las endurecen así que ponlas al aire libre por períodos más largos de tiempo cada día.


   

Tierra y trasplante del chile

 
Recuerda que debes alimentar las plantas de chile pequeñas con fertilizante soluble cada dos semanas. Cuando estas plantas sean aproximadamente de dos pulgadas de alto, puedes trasplantarlas a una maceta un poco más grande.
 
Después de dos semanas cuando ya tengan 5 pulgadas de alto, plántalas en el jardín. Los chiles necesitan una buena cantidad de sol y un suelo rico (modificado con abono y estiércol bien fresco) y un buen drenaje. Deja 2 pies de separación entre cada planta.
 
Si los pimientos están empezando a producir brotes florales, sácalos y sigue haciendo esto por una semana a dos semanas. Esto forzara a las plantas a poner su energía en cada vez más hojas y raíces. Usa 2 a 3 pulgadas de paja orgánica para frenar el crecimiento de malezas y mantener la humedad del suelo.
 
Elimina las malas hierbas si es que aparecen y sigue alimentando las plantas con un fertilizante soluble en agua alrededor de seis semanas después del trasplante y una vez más si las plantas comienzan a tener las hojas pálidas, o son pequeñas.
 
Finalmente recuerda que la mayoría de los chiles empiezan de color verde, luego son de color amarillo, anaranjado, rojo y marrón cuando estén plenamente maduros.
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado: