Personal GARDEN Shopper Idea guardada 49 veces
La valoración media de 31 personas es: Excelente

Cómo identificar la carencia de nutrientes en las plantas

Vamos a ver cómo podemos identificar la carencia de nutrientes que tienen nuestras plantas observando sus hojas para luego poder tomar las medidas de corrección necesarias.

Las causas de la carencia de nutrientes en las plantas pueden ser:

La ausencia de ese nutriente en el suelo.

El pH del suelo

El exceso de otro nutriente en el suelo. (nutrientes antagónicos).

Vídeo Tutorial. Cómo identificar la carencia de nutrientes en las plantas



¿Cuáles son los nutrientes que necesitan las plantas?

Los nutrientes que necesitan las plantas se dividen en dos grupos:

Macronutrientes

– Nitrógeno (N)

– Fósforo (P)

– Potasio (K)

– Magnesio (Mg)

– Calcio (Ca)

– Azufre (S)

La carencia de estos nutrientes en las plantas se soluciona aportando fertilizantes según las dosis aconsejadas. No conviene pasarse porque el exceso de un macronutriente puede provocar la escasez de otro.

Micronutrientes

– Hierro (Fe)

– Manganeso (Mn)

– Zinc (Zn)

– Boro (B)

– Cobre (Cu)

– Molibdeno (Mo)

– Cloro (Cl)

La carencia de estos nutrientes en las plantas se soluciona aportando fertilizantes más específicos a base de quelatos, que en este caso se pueden aplicar al suelo o también pulverizando las hojas.

Los abonos foliares resultan muy interesantes para Micronutrientes porque la planta necesita pequeñas cantidades, pero no tanto para Macronutrientes que sólo puede ser un complemento a las raíces.

Carencia de nutrientes según el PH de suelo

El ph del suelo o del agua influyen bastante en la disponibilidad o carencia de nutrientes para las plantas.

1- Suelo ácido (pH menor de 6,5)

a) Este tipo de suelo puede presentar carencia de nutrientes en las plantas de:

Calcio

Fósforo (al formarse combinaciones insolubles con Hierro y Aluminio)

Magnesio

Boro

Molibdeno

b) También puede propiciar toxicidad de:

Manganeso

Zinc

Aluminio

Hierro

Con un pH por debajo de 6, los micronutrientes si están disponibles para ser absorbidos por las plantas pero los macronutrientes no.

Cómo mejorarlo

Para solucionarlo se debe subir el PH del suelo añadiendo cal para que se liberen los nutrientes que hay en el suelo, con una dosis de 150-200 g. por m2. mezclándola con el suelo en otoño.

2- Suelo neutro (pH entre 6,6 y 7,5)

Es el PH ideal porque suele contener todos los nutrientes que necesitan las plantas, no obstante, independientemente de que el PH sea el adecuado, si el suelo es pobre puede haber carencia de nutrientes igualmente.

Cómo mejorarlo

Si el terreno es pobre se deben aportar fertilizantes ricos en nutrientes y materia orgánica.

3- Suelo alcalino (pH mayor de 7,5 )

a) Este tipo de suelo puede presentar carencia de nutrientes en las plantas de:

Zinc

Fósforo

Manganeso

Hierro

Boro

Cobre

Con un pH por encima de 7, la mayoría de los micronutrientes no están disponibles para ser absorbidos por las plantas.

Cómo mejorarlo

Para solucionarlo se deben aplicar fertilizantes en forma de quelatos que contengan los nutrientes que están faltando (Hierro, Zinc, Potasio, Manganeso, etc..) y bajar el pH del suelo y también del agua del riego que suele contener mucha cal.

Para bajar el pH del suelo se puede añadir Turba rubia antes de la plantación mezclándola al 50% con tierra vegetal de jardín o a razón de 1 Kg. de turba por m2. Se debe repetir cada 2 años para mantener el efecto.

También se puede aplicar Azufre al preparar el terreno antes de plantar mezclándolo con los primeros 25-30 cm. de tierra a una dosis de 90 gr/m2. Su efecto es lento por lo que se aconseja aplicarlo en otoño para que comience a notarse en primavera.

La tercera opción para bajar el ph del suelo es aplicar una vez al mes Sulfato de Hierro, siendo mejor en el formato “arena” para disolverlo en agua y regar a razón de 3 gramos por cada litro, que en formato granulado, que se aporta al suelo como un abono tal cual sin disolverlo previamente en una dosis de 50-100 gr/m2 y sólo una vez al año. Estamos hablando de plantas plantadas en el suelo, para macetas no debes utilizar sulfato de hierro porque podrías quemar las plantas si te pasas con la dosis, debes entonces utilizar Ácido cítrico, así como si quieres bajar el pH del agua del riego.

Siempre hay que apoyar los tratamientos para bajar el pH con la aplicación de quelatos de Hierro a razón de 3 gr. por cada litro de agua y regando el pie de las plantas o árboles, eso sí, en una semana distinta a la que aportaste el sulfato de hierro o el ácido cítrico.

Y también aportando fertilizantes correctores de las carencias en las plantas.

En macetas como te comentaba, debes regar con Ácido cítrico (una cucharadita de poste, 3 gr. en 50 litros de agua), y también podrías hacerlo con vinagre.

Y según otras características del suelo …

Un suelo arenoso sufre un mayor lavado de nutrientes a causa de la lluvia o el riego que un terreno arcilloso, y por este motivo siempre será más proclive a la carencia de nutrientes en las plantas.

Los suelos excesivamente ácidos o excesivamente alcalinos bloquean la liberación de los nutrientes, no pudiendo ser absorbidos por las plantas.

Un suelo rico en materia orgánica tendrá más Nitrógeno que un terreno más pobre.

También un suelo más profundo es más beneficioso que un suelo que por ejemplo tenga rocas a poca profundidad donde las raíces de las plantas van a quedar contenidas. Un suelo profundo sería con rocas a más de 1 m. de profundidad.

Carencias de macronutrientes

Carencia de Nitrógeno (N)

Con el nitrógeno lo que la planta consigue es tener más vitalidad y muchas hojas.

Cuando escasea podemos apreciar:

Los síntomas comienzan por las hojas más viejas, a diferencia que en la carencia de Hierro, que empieza por las hojas más nuevas.

Se aprecian hojas de color verde pálido más claras que el resto, que van evolucionando hacia el amarillo, incluso en los nervios. Aunque el amarilleamiento afecte a toda la planta los síntomas son más evidentes en las hojas viejas que pueden llegar a caer.

Se aprecia un debilitamiento y falta de crecimiento, que aunque florezca, la planta se nota que no está bien.

Estos síntomas pueden dar confusión porque también pueden aparecer si hay problemas en las raíces con parásitos o exceso de riego.

Cómo mejorar esta carencia de nutrientes

Aplica fertilizantes ricos en nitrógeno.

Si es necesario un efecto rápido utiliza nitrógeno en forma de nitratos; Nitrato amónico, Nitrato cálcico, Nitrato potásico, etc…

Enriquece el terreno con abonos orgánicos cada año; estiércol, mantillo, compost, guano, humus de lombriz, compost, etc…

Exceso de Nitrógeno

También puede ocurrir que las plantas tengan síntomas de exceso de nitrógeno:

Crecimiento mayor de lo habitual y hojas con un color verde muy intenso que va en detrimento de la floración, que es menor de lo habitual, cayendo en muchas ocasiones las flores y los frutos.

El crecimiento rápido forma plantas con tejidos tiernos más frágiles y susceptibles de verse afectadas por plagas y enfermedades, viento, lluvia, granizo y heladas entre otros.

Aparece la enfermedad gomosis en árboles frutales (exudación de goma por tronco y ramas).

También se perjudica la absorción de otros nutrientes, como Fósforo, Potasio, Cobre y otros.

Carencia de Fósforo (P)

Cuando escasea podemos apreciar:

Hojas con un verde oscuro apagado que adquieren luego un color rojizo o púrpura característicos y llegan a secarse.

Comienza también por las hojas más viejas que suelen ser las inferiores.

La brotación, el desarrollo de las raíces, la prosperidad de los frutos y la floración disminuyen.

Cómo mejorar esta carencia de nutrientes

Abonar con un fertilizante rico en Fósforo enterrándolo ligeramente para que quede más cerca de las raíces, ya que tiene poca movilidad en el suelo, aumentando la dosis en suelos alcalinos.

Exceso de Fósforo

No presenta efectos negativos destacables.

Carencia de Potasio (K)

El Potasio (K) aumenta la resistencia de la planta a las enfermedades, a la sequía y al frío; si falta, será más vulnerable a estos agentes.

Cuando escasea podemos apreciar:

Los primeros síntomas de su carencia, cuando todavía es leve, se observan en las hojas viejas cuyas puntas se secan después de haber amarilleado; pero cuando es aguda, son los brotes jóvenes los más severamente afectados, llegando a secarse.

Son síntomas parecidos a la deficiencia de Magnesio, pero los del Potasio se centran más en los bordes.

Puede presentar hojas jóvenes rojizas.

Se reduce la floración, fructificación y desarrollo de toda la planta.

Cómo mejorar esta carencia de nutrientes

Usar fertilizantes con alta proporción en Potasio, ya sean complejos N-P-K o simples como el Sulfato potásico.

En árboles frutales se puede pulverizar varias veces sobre el follaje con Sulfato Potásico en solución al 2 %.

Exceso de Potasio

El exceso de Potasio no produce toxicidad en la planta, puesto que serían necesarias cantidades muy grandes de abono. Sin embargo, si hay abundancia de Potasio si que puede provocar la carencia de Magnesio por antagonismo con él.

Carencia de Magnesio (Mg)

Cuando escasea podemos apreciar muy bien:

En hojas viejas, un color amarillento tanto entre los nervios como en los bordes, siendo las hojas de abajo las más afectadas (si fuera en hojas nuevas, habría que pensar en Hierro, Manganeso, etc.), menos un triángulo verde que queda en la base. Más tarde, también afecta a las hojas jóvenes. Finalmente, se caen las hojas.

Una de las causas más frecuentes de la carencia de Magnesio es el exceso de Potasio en el suelo que comentábamos antes.

Cómo mejorar esta carencia de nutrientes

Aplicar fertilizante que contenga Magnesio en su composición, e incluso con Sulfato de Magnesio para graves carencias, que debemos aplicar pulverizando las hojas a una dosis del 2% y repitiendo cada 10 días si queremos un efecto rápido, ya que aplicado en el suelo tarda en actuar.

Carencia de Calcio (Ca)

Cuando escasea podemos apreciar:

Suele ser difícil distinguir los síntomas de deficiencia real de Calcio de los que provocan otras carencias, frecuentes en suelo ácido, como la deficiencia de Magnesio, de Potasio, de Fósforo, de Molibdeno, y efectos tóxicos por exceso de Manganeso y Aluminio.

Aunque los síntomas varían entre especies, generalmente se observará necrosis de los ápices y de las puntas de hojas jóvenes además de algún tipo de deformación de las hojas, generalmente en gancho hacia abajo cuyos bordes se encorvan hacia la cara inferior o adoptan una apariencia dentada y, a menudo, clorosis (amarilleamiento) en el nuevo crecimiento.

Cómo mejorar esta carencia de nutrientes

Las enmiendas caliza molida son suficientes para restituir al suelo la cal que le falta. Dosis: 150-200 gr. por m2 a aportar en otoño y se entierra labrando.

Carencia de Azufre (S)

Cuando escasea podemos apreciar:

La deficiencia es poco frecuente y se presenta como una clorosis general, con hojas más claras hacia la parte superior de la planta.

Los síntomas son muy semejantes a la carencia de Nitrógeno y es difícil saber si corresponde a uno u otro. Sería necesario un análisis foliar de laboratorio.

Cómo mejorar esta carencia de nutrientes

Una enmienda con Azufre en polvo en el suelo es suficiente.

Carencias de micronutrientes

Carencia de Hierro (Fe)

Cuando escasea podemos apreciar:

La clorosis férrica se manifiesta primero en las hojas jóvenes. Éstas, se ven amarillas menos los nervios que permancen verdes. Más tarde, quedarán casi totalmente amarillas. También en las hojas viejas aparecen síntomas de amarilleo. Después las hojas se arrugan y caen.

No es una clorosis uniforme. Por ejemplo, se puede ver en la misma planta ramas con clorosis bastante fuerte junto a otras ramas sanas.

Cómo mejorar esta carencia de nutrientes

Lo mejor es prevenir y si el pH del suelo no es favorable para plantas acidófilas o calcífugas, pues no las plantes.

Cuando se produce esta carencia, la cura más eficaz es dar a la planta quelatos de Hierro. Hay quelatos por vía radicular y por vía foliar. Los vía foliar, es decir, pulverizándolo sobre las hojas (abonos líquidos) van bien, las hojas se vuelven verdes en 24 horas o pocos días. Respeta la dosis indicada para no provocar quemaduras.

Otra opción son las inyecciones al tronco.

Carencia de Manganeso (Mn)

Cuando escasea podemos apreciar:

La carencia de Manganeso ofrece síntomas parecidos a los del Hierro: hojas jóvenes amarillas entre los nervios que permanecen verdes. Se puede diferenciar porque en este caso aparece una aureola verde alrededor de los nervios. Con carencias muy fuertes también amarillearán dichos nervios.

Cómo mejorar esta carencia de nutrientes

Aplica quelatos de Manganeso al suelo o pulveriza sobre las hojas.

Otro producto es el Sulfato de Manganeso, 3 g. por cada 100 litros de agua. Empapar el substrato. O bien, un pulverizado foliar con Sulfato de Manganeso en dosis de 12 gramos por 100 litros de agua.

En plantaciones frutales, se puede añadir sulfato de manganeso al suelo en dosis de 100-300 kg/ha., pero es más eficaz pulverizar el cultivo con una solución de este producto al 0,3-1%, en dosis de unos 500 l/ha, en abril-mayo, preferentemente en dos aplicaciones.

Carencia de Zinc (Zn)

Cuando escasea podemos apreciar:

La carencia de Zinc se da sobre todo en árboles frutales, en las hojas más jóvenes. Los entrenudos se acortan en los brotes, formando rosetas de hojas amarillentas, pequeñas y estrechas. Las hojas viejas aparecen bronceadas y se caen fácilmente.

Cómo mejorar esta carencia de nutrientes

Aplicar quelatos de Zinc, aplicados en el suelo o pulverizado en hoja.

Otro producto, más bien de uso agrícola, es el Sulfato de Zinc. Dosis: 3 gramos de Sulfato de Zinc por 100 litros de agua. Empapar el substrato. Otra posibilidad es la aplicación foliar en dosis de sulfato de zinc de 12g por 100 litros de agua.

En plantaciones frutales también se puede hacer una pulverización con una solución de Sulfato de Zinc al 1 % y neutralizada con 0,5 % de cal. Igualmente es posible efectuar una pulverización de sulfato de cinc al 5 % antes del desborre.

Carencia de Cobre (Cu)

Cuando escasea podemos apreciar:

La carencia de Cobre es la más difícil de diagnosticar.

En hojas jóvenes se aprecian manchas cloróticas (amarillas) poco específicas. Aparecen primero en las hojas jóvenes y activas.

La tonalidad verde azulada de las hojas constituye el principal síntoma de su carencia, aunque en los cítricos, se manifiesta por manchas y resquebrajado de corteza de frutos (se le llama Exantema).

Cómo mejorar esta carencia de nutrientes

La aportación regular de cobre por medio de tratamientos fungicidas cúpricos, por ejemplo, Sulfato de Cobre en el Caldo Bordelés, Oxicloruro de cobre, etc., es suficiente para remediar esta deficiencia en todos aquellos lugares donde aparece. Las plantas consumen muy poco de este elemento.

Carencia de Molibdeno (Mo)

Cuando escasea podemos apreciar:

Aunque es poco frecuente la carencia de Molibdeno, los síntomas son muy parecidos al Nitrógeno: una clorosis general, empezando por las hojas viejas. La planta de verde claro tira a amarillo.

Puede mostrarse como deformaciones en las hojas nuevas (hojas enrolladas o en cuchara) o como clorosis entre nerviaciones en hojas intermedias o inferiores o como necrosis de bordes.

Cómo mejorar esta carencia de nutrientes

Las carencias de Molibdeno se pueden curar con correctores de carencias.

Una enmienda con cal suele dar buenos resultados. Su efecto es subir el pH para que se solubilice el Molibdeno bloqueado en suelos excisavemente ácidos.

Carencia de Boro (B)

Cuando escasea podemos apreciar:

El Boro se acusa en tejidos de crecimiento y provoca un crecimiento lento.

Falta de desarrollo debidos a la depresión del punto de crecimiento, una clorosis de las hojas jóvenes, o a veces su enrojecimiento, y frecuentemente una alteración de los frutos, con necrosis internas.

Aparición de brotación lateral a consecuencia de la muerte de los ápices. Apariencia general de achaparramiento.

Casi todos los frutales son sensibles a las carencias de Boro, pero los Manzanos, más.

Cómo mejorar esta carencia de nutrientes

La deficiencia de Boro está muy extendida, pero puede ser fácilmente corregida.

Existen correctores de carencias con Boro.

Otro producto es Bórax. Dosis: 5 gramos por 100 litros de agua y regar con ese agua abundantemente. El pH elevado bloquea el Boro aplicado como sal (Borax) y son necesarias dosis muy altas para obtener el efecto deseado.

Hay que tener especial cuidado en las aportaciones de Boro al suelo; un exceso de dicho oligoelemento puede resultar tóxico para las plantas. No se debe añadir, por tanto, Boro de forma sistemática sin asegurarse de antemano de que existe una carencia del mismo.

Carencia de Cloro (Cl)

Cuando escasea podemos apreciar:

Es muy rara la carencia de Cloro.

Marchitez, clorosis.

Con esta guía de carencia de nutrientes en las plantas puedes identificarlas, y espero que te pueda servir de ayuda.

¿QUIERES HACER MÁS FÁCIL EL TENER UN JARDÍN?
Sigue el Blog!, para recibir GRATIS consejos de ayuda sobre jardinería.⇓

Este artículo es original de Fernando Rivero Buxó de Personal GARDEN Shopper

Este artículo Cómo identificar la Carencia de Nutrientes en las Plantas ha sido publicado originalmente en Personal GARDEN Shopper - Garden Center online. Lo que necesites comprar para tu jardín.

Fuente: este post proviene de Personal GARDEN Shopper, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Cesped Plantas

Cómo saber qué tipo de suelos tenemos en el jardín

Este artículo es original de Fernando Rivero Buxo de Personal GARDEN Shopper Vídeo sobre cómo saber que tipos de suelos tenemos en el jardín En el vídeo vemos de una forma práctica cómo podemos saber los tipos de suelos que tenemos en nuestro jardín en función de su textura, característica muy importante a tener en cuenta. Tipos de suelos Un suelo puede describirse y clasificarse en base a varios ...

huertos carencia cuidados ...

Carencia y exceso de hierro en plantas

En el articulo de hoy vamos a identificar la carencia y exceso de hierro en las plantas, el hierro no es un elemento móvil y no forma parte de la clorofila si contribuye a la pigmentacion y respiracion de las hojas, también interactúa con la creación de enzimas. Las plantas lo pueden asimilar como ion férrico y también puede ser absorbido de forma orgánica, en cultivos donde sufren carencias suele ...

consejos de jardinería plagas hongos ...

Oídio, tratamientos para combatirlo en tus plantas

Vamos a ver qué es el Oídio y las dos opciones más utilizadas para combatirlo en las plantas de tu jardín, tanto de forma preventiva como curativa, para que puedas eliminarlo tú mismo. ¿Qué es el Oidio? El Oidio son hongos foliares que dañan fundamentalmente las hojas de las plantas ornamentales, aunque algunos pueden afectar también al tallo, brotes, ramillas jóvenes, flores y frutos. (Ver en w ...

Curiosidades Ideas Información Botánica ...

Importancia del pH del sustrato en el desarrollo de las plantas

Efectos de la variación del pH del sustrato en la salud de las plantas. Importancia de la evaluación de esta medida en el sustrato del jardín. La mayoría de las personas cuando prepara el sustratopara la posterior plantación de sus plantas solo toma en cuenta los siguientes aspectos: capacidad de drenaje, cantidad de materia orgánica o humus que debe incorporar, elementos del sustrato y la granu ...

consejos de jardinería jardines plagas ...

¿Qué plagas se comen las hojas de mis plantas y cómo combatirlas? Defoliadores

Este artículo es original de Fernando Rivero Buxó de Personal GARDEN Shopper ¿Cómo identificar que plaga se come las hojas de mis plantas? Es importante identificar bien la plaga que se está comiendo las hojas de nuestras plantas (la llamaremos para entendernos plaga come hojas), para entonces acertar en la forma y momento o época del tratamiento. Así que vamos a ver los diferentes tipos de plagas ...

consejos de jardinería plagas cochinilla ...

Cómo eliminar la cochinilla en las plantas de tu jardín

Fácil no es, ya te preparo, por lo que si vas a luchar para eliminar la cochinilla de las plantas en tu jardín, ármate de paciencia, pero bueno, a base de insistir lo conseguirás, así que vamos a ver cómo puedes hacerlo. Vídeo Tutorial ¿ Por qué no es fácil acabar con la Cochinilla ? Pues porque muchas de las Cochinillas se caracterizan por tener una especie de caparazón que les sirve de escudo pr ...

Lucha Contra Plagas clorosis ferrica controlar ...

Clorosis férrica, hojas amarillas en tus plantas

La clorosis férrica es una carencia de hierro en nuestras plantas que muchas veces es producida por problemas de absorción por parte de la planta. Las hojas se suelen ver de color amarillo con los nervios verdes bastante marcados. La clorosis férrica se puede dar en suelos básicos (alcalinos) con bastante frecuencia pues aunque haya hierro presente en el suelo la planta no lo puede absorber por f ...

consejos de jardinería jardines plagas ...

Principales hongos que atacan a las plantas del jardín y cómo combatirlos

Hongos en las plantas del jardín Los hongos están presentes en cualquier jardín y dadas sus características son capaces de pasar por diferentes fases mientras esperan su oportunidad, o sea, las condiciones adecuadas para atacar a las plantas. La mayoría de los hongos que afectan a las plantas son microscópicos pero en ocasiones son capaces de formar estructuras más visibles para nosotros. Se conoc ...

Fertilizantes y abonos para la tierra y el suelo.

La importancia del boro en el suelo y sus efectos en las plantas.

La importancia del boro en el suelo y sus efectos en las plantas. El boro en el suelo de tu jardín y los efectos de este en las plantas son directamente proporcionales a la cantidad que pueda tener tu suelo y plantas de este elemento químico. La importancia del boro en el suelo y sus efectos en las plantas. El boro en el suelo de tu jardín y los efectos de este en las plantas son directamente prop ...

consejos de jardinería consejos diario dun neno labrego ...

Exceso de nutrientes y consecuencias

Casi siempre nos preocupamos de que a nuestras plantas no les falten nutrientes, pero pocas veces nos tomamos en serio el exceso de ellos. O por lo menos no identificamos los problemas que puedan tener nuestras plantas y hortalizas por un exceso de nutrientes. Y es que si una deficiencia de calcio, potasio o fósforo etc. suelen acarrear graves problemas. Un exceso también puede perjudicarlas seria ...