Plantas

Ciber Cactus Idea guardada 12 veces
La valoración media de 62 personas es: Muy buena

Ficha de la Mammillaria vetula

Mammillaria vetula


Los cactus pequeños son una monada. Insisto: una monada. Quedan fenomenal en macetas, ya que además puedes plantarlos en unas que hayas diseñado (o re-diseñado) tú mismo. Por este motivo, la Mammillaria vetula es una de las especies más populares.

Prueba de ello es que es muy, muy difícil que falte en alguna colección: ¡incluso los que ya llevan años cuidando de estas plantas -me incluyo- tienen algún ejemplar! Así que, ¿a qué esperas para hacerte con uno? Échale un vistazo a este artículo y déjate sorprender.

¿Cómo es?

Mammillaria gracilis
Mammillaria vetula ssp gracilis
Mammillaria vetula es el nombre científico de un cactus endémico de Guanajuato, Hidalgo y Querétaro en México. Fue descrita por Carl Friedrich Philipp von Martius y pueblicado en Novorum Actorum Academia Caesareae Leopoldinae-Carolinae Germanicae Naturae Curiosorum en el año 1832.

Se caracteriza por desarrollar tallos esféricos o cilíndricos de color verde que alcanzan una altura de hasta 10 centímetros. Las areolas pueden tener o no un poco de lana, y de ellas surgen las espinas blancas, rectas y afiladas de 3 a 10 milímetros de largo.

Las flores son de color amarillo claro y miden hasta 17 milímetros de largo. Una vez son polinizadas, madura el fruto que es de color blanco a verdoso y en cuyo interior encontraremos semillas negras, muy pequeñas.

¿Cuáles son sus cuidados?

Mammillaria vetula ssp gracilis cv Arizona Snowcap
Mammillaria vetula ssp gracilis cv Arizona Snowcap
Este es un cactus que necesita estar ubicado a pleno sol para poder tener un buen crecimiento. Tan solo habrá que tenerlo en semisombra durante un corto periodo de tiempo si se ha criado en un invernadero, protegido del astro rey. Pero además, tendrá que recibir uno o dos riegos por semana durante el verano, y otro cada 15 o 20 días el resto del año.

Desde comienzos de primavera hasta finales del verano/comienzos de otoño será muy recomendable abonarlo con un abono líquido para cactus, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase del producto. De esta manera, podrá tener un buen desarrollo y florecer año tras año.

Y por cierto, aunque es una planta pequeña, la Mammillaria vetula precisará un trasplante cada 2-3 años. Más que nada, habrá que renovar parcialmente el sustrato -el cual puede ser sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita-.

Por lo demás, hay que saber que resiste hasta los -3ºC.

Fuente: este post proviene de Ciber Cactus, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Ficha de la Portulacaria afra

La Portulacaria afra es una de las plantas suculentas no cactáceas más comunes. Pero ojo, no por ser común es menos bonita; de hecho, tiene un gran valor ornamental, tanto es así que no es raro encont ...

Ficha de la Hoodia gordonii

La Hoodia gordonii es una de las plantas suculentas más extrañas y bonitas a la vez que existen. Y es que, de lo rara que es, ha conseguido hacerse un hueco en las colecciones de aquellos que viven en ...

Ficha de la Mammillaria vetula

Los cactus pequeños son una monada. Insisto: una monada. Quedan fenomenal en macetas, ya que además puedes plantarlos en unas que hayas diseñado (o re-diseñado) tú mismo. Por este motivo, la Mammillar ...

Ficha de la Euphorbia meloformis

La Euphorbia meloformis es una planta estupenda para aquellos que quieren cultivar una preciosa especie en maceta. No ocupa mucho espacio, y además no es difícil de mantener; de hecho, es apta para pr ...

Etiquetas:

Recomendamos