Blog de florencio Idea guardada 68 veces
La valoración media de 175 personas es: Excelente

La Beucarnia

Un toque de alegría a tu hogar

Procedente de Centroamérica, la beaucarnia o beaucarnea se ha consolidado por méritos propios como una de las plantas de interior más atractivas, gracias tanto a su carácter ornamental como a los sencillos cuidados que requiere. 

Optar por esta especie es una apuesta segura: nuestros hogares se verán enormemente favorecidos con su presencia. 

Beaucarnea Recurvata


(Imagen/ Flickr: Brisbane City Council)

Su nombre científico es Beaucarnea Recurvata y pertenece a la familia de las Agovaceaes. Conocida también como pata de elefante, podemos encontrarla en países como México o Guatemala.

 

Beaucarnea Recurvata


(Imagen/ Flickr: Bludgeoner86)

 

Sus principales características

La beucarnia suele medir entre uno y dos metros, aunque en su entorno natural puede llegar a alcanzar los diez metros de altura. 

Sus hojas son brillantes, fuertes, flexibles, de un color verde intenso.




Cuando la planta cuenta ya con una avanzada edad, normalmente más de diez años, aparecen en ella pequeñas flores blancas y de color hueso, agrupadas en racimos.

 

Beaucarnea Recurvata


(Imagen/ Flickr: Dick Culbert)

 

¿Cómo cuidarla?

Al ser originaria de países donde el clima es cálido, la beaucarnia necesita estar en ambientes similares a sus condiciones naturales. 

Por ello, requiere unas buenas dosis de sol y aguanta con facilidad la calefacción de nuestras casas; sólo bastará con humedecerla de vez en cuando. En ningún caso la someteremos a temperaturas inferiores a los 10º C.

Podemos cultivarla de dos formas, en el exterior, como árbol de jardín, o como planta de interior, en un macetero de amplias dimensiones

En el primer caso, la planta puede crecer hasta los tres metros de altura. El suelo ha de estar correctamente abonado, con nitrógeno, fósforo y potasa, y contar con un buen drenaje.

Beaucarnea Recurvata


(Imagen/ Flickr: Starr Environmental)

 

Cuidado con el riego y las plagas

Debemos regarla de forma regular en su fase de crecimiento, teniendo en cuenta que se trata de una especie que no aguanta el exceso de agua

Por ello, en invierno casi no la mojaremos, y en los meses de más calor, lo haremos cuando observemos que se ha secado la tierra desde el riego anterior. De esta manera evitaremos los encharcamientos.

Beaucarnea Recurvata


(Imagen: Wikipedia)    

La beaucarnia es muy susceptible de sufrir invasiones de cochinillas y ácaros, que podemos solucionar limpiando las zonas afectadas con un algodón y aplicando un insecticida.

 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado