Blog de Alicia Idea guardada 106 veces
La valoración media de 162 personas es: Excelente

Poderes curativos del ajo y cómo utilizarlo

No es una hortaliza desconocida, ni muchísimo menos; el ajo forma parte de nuestras vidas y gastronomías, independientemente de nuestro país o región. Lo que posiblemente os suene menos es su nombre técnico, Allium sativum... ¿Conocemos un poco más esta planta perenne hiperbeneficiosa?
Como decía, el ajo es una variedad perenne de la cual nos interesa el bulbo, dividido en gajos y dientes, que son los que consumimos. Siempre os recomendamos cultivar vuestras propias hortalizas y verduras, así que, si os animáis, AQUÍ encontraréis muchísima información sobre la siembra del ajo y los cuidados de la planta. No obstante, para aprovechar sus beneficios también podemos comprarlo, no hay problema, eso sí, debemos conocer a fondo sus propiedades y modos de empleo. En este post intentaré mostraros el apasionante y saludable mundo del consumo de ajo. Espero que os guste. 

 ¿Cuáles son los componentes responsables de su poder curativo? El ajo es rico en aminoácidos, magnesio, selenio, hierro, zinc, cobre, aceites esenciales, alicina, ajoeno, quercetina, azúcares, vitaminas B6 y C, ácido fólico, ácido patoténico y niacina.
Propiedades del ajo y cómo utilizarlo
- En primer lugar, ingerirlo de manera habitual actuaría sobre las defensas, mejorando la salud en conjunto y acabando con procesos infecciosos del aparato respiratorio, digestivo o excretor. En el vídeo que os muestro a continuación podréis descubrir una receta casera para las infecciones de pecho y resfriados, aunque ya sabéis que siempre debéis consultar primero a un especialista. Necesitaréis 4 o 5 dientes de ajo, 1 cuarto de taza de vinagre de manzana, media taza de miel cruda y media taza de agua. 


- Mejora las digestiones lentas o pesadas, además de tratar efectivamente las úlceras y potenciar la eliminación de lombrices intestinales. No obstante, no se recomienda a personas que sufren de acidez estomacal o con estómagos muy delicados. 
- Según se ha podido comprobar científicamente en numerosos estudios, el ajo evita el desarrollo de cánceres de pecho, estómago... Ya sabéis que a la hora de prevenir la aparición de numerosas enfermedades, más allá de aspectos genéticos, una alimentación saludable resulta clave. ¡Apuesta por el ajo, no lo dudes!
- Gracias a su capacidad desinfectante se recomienda a la hora de tratar picaduras, heridas, llagas o quemaduras y eliminar hongos o verrugas. Si estáis interesados en este último punto, echad un ojo al siguiente vídeo en el que nos muestran cómo utilizar ajo para hacer desaparecer las verrugas de forma natural.


- El ajo contiene importantes dosis de flavonoide quercetina que, además de convertirlo en un producto altamente antioxidante, consigue disminuir los síntomas de la alergia al polen
- Por otro lado, podríamos utilizarlo para mejorar la circulación y evitar patologías relacionadas con este problema, tales como la arteriosclerosis, hipertensión, colesterol, anginas de pecho, hemorroides, celulitis... 
- También se aconseja incluir ajo en dietas adelgazantes, que buscan la eliminación de líquidos o como parte importante de tratamientos contra el reumatismo, la hidropesía o los edemas. En este vídeo nos aconsejan sobre el uso del ajo para adelgazar, por si os es de utilidad...


- ¿Te duelen los oídos de manera habitual? ¿Por qué no pruebas el remedio casero que, desde facilisimo.com, os recomendamos a través de nuestro canal de Youtube?


- Pero las propiedades del ajo no quedan ahí, también podremos reducir el acné. Aunque su aplicación directa sobre el rostro parece muy efectiva, es bastante agresiva y, si tenéis la piel sensible, no parece lo más recomendable. Bastaría con incluir el ajo en nuestras recetas de forma habitual, de esta forma podremos ver resultados progresivos desde las primeras ingestas. 
- Por último, no podría cerrar el apartado de propiedades de la ajo sin resaltar su efecto positivo sobre el ardor o dolor de pies, especialmente la infección del pie de atleta. Para ello, dejaremos macerar 9 dientes de ajo en aceite de oliva extra virgen durante 3 días y aplicaremos entre los dedos con la ayuda de una gasa. 

- Si quieres preguntar cualquier duda tienes a tu disposición nuestro muro de Facebook
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos