Piedra Artificial Balaustres Martinez Idea guardada 75 veces
La valoración media de 134 personas es: Muy buena

Riego con agua caliente: truco de jardinería

Beneficios de regar con agua caliente el jardin


El regar con agua caliente tu jardín y plantas tiene beneficios. La jardinería está llena de interesantes métodos de tratamiento y prevención de las enfermedades que a veces son sorprendentes debido a la facilidad que tienen y los magníficos resultados que podemos obtener. A pesar de que el tratamiento de las plantas a través del riego con agua caliente suena a uno de esos tantos remedios caseros inútiles, de hecho, puede ser muy eficaz cuando se aplica correctamente.

Agua caliente y crecimiento de las plantas.
Posiblemente hayas escuchado un montón de remedios caseros muy inusuales para combatir las plagas y enfermedades del jardín, pero el uso del agua caliente en las plantas es en realidad algo que funciona con bastante eficacia en ciertas plagas y patógenos que puedan tener tus plantas.

A diferencia de los pesticidas o los remedios caseros diferentes, los baños de agua caliente para las plantas pueden ser muy seguros para la planta y el medio ambiente, siempre y cuando tengas cuidado de cómo se aplica el agua.

Antes de empezar y lanzarte con este método, es importante tener en cuenta los efectos que el agua caliente pueden tener sobre el crecimiento de las plantas.

Cuando se agrega agua que es demasiado caliente para las plantas, es posible que puedan terminar matándolas y esta circunstancia no tiene marcha atrás, por lo que hay que ir con mucho cuidado al respecto.

Por lo tanto, con esto en mente, el usar el agua hirviendo para matar y controlar las malas hierbas e incluso las plantas no deseadas es un método muy eficaz, pero también que debes usar con cuidado para no matar tus plantas.

Usa agua hirviendo para matar las malas hierbas en las grietas de la acera, en el medio de los adoquines e incluso en el jardín.

Pero ten especial cuidado con que este agua hirviendo no toque tus plantas favoritas o de lo contrario las matarás.

Algunas plantas son más tolerantes al agua caliente que otras y aunque con un termómetro podrías determinar que tolerancia podrían tener tus plantas favoritas al agua caliente, mi consejo es que no tientes a la suerte y no acerques el agua caliente a ese tipo de plantas que quieres conservar.

Cómo tratar con agua caliente
El agua caliente es un tratamiento antiguo para hacer frente a una gran variedad de plagas en el jardín, incluyendo áfidos, cochinillas y ácaros. Además, muchas bacterias y hongos patógenos son destruidos dentro de las semillas que quedan en el agua.

Pero, como te decía antes, no puedes ir por ahí regando con agua caliente en las plantas de cualquier manera, ya que muchas plantas no pueden tolerar el agua caliente en sus hojas ni siquiera por encima de la tierra, por lo que siempre tienes que tener cuidado a la hora de aplicar el agua caliente directamente en la zona de las raíces.

En el caso de las plagas de insectos, por lo general es mejor sumergir toda la maceta en otra llena de agua a 50 grados y mantenerla allí durante 5 a 20 minutos, o hasta que el termómetro de sonda diga que el interior de la bola de la raíz ha alcanzado los 46 grados.

Siempre y cuando no se sobrecalienten las raíces de tu planta y protejas las hojas y la corona de tus plantas del calor, el riego con agua caliente no tendrá efectos perjudiciales.

De hecho, es mejor el riego con agua caliente de lo que es el riego con agua muy fría.

Pero, en general, debes utilizar agua que este a la temperatura ambiente para proteger tanto a tu planta como a sus delicados tejidos de quemaduras.

Fuente: este post proviene de Piedra Artificial Balaustres Martinez, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos