comunidades

¿Se puede mezclar cobre con insecticidas?




Uno de los grandes miedos cuando tenemos a nuestro cuidado diferentes cultivos es la mezcla de diferentes insecticidas con cobre, un fungicida muy utilizado en agricultura convencional y ecológica por sus extraordinarias propiedades para detener el crecimiento de hongos y, en algunos casos, bacterias.

Cuando se realiza una aplicación foliar, se intenta mezclar varios componentes para reducir costes y ganar comodidad. De ahí que surja la pregunta de si se puede mezclar cobre con insecticidas o incluso añadir fertilizantes a la mezcla.

Aunque la respuesta es complicada, dado el gran volumen de insecticidas que hay en el mercado y los diferentes países regulatorios, vamos a intentar ofrecer conceptos generales para entender cuándo se pueden mezclar y cuándo no.

Leer más: cuándo usar el cobre en el olivar.

 

Características y compatibilidad del cobre

El cobre es utilizado desde hace muchísimos años en la agricultura, dado que tiene capacidad para reducir la multiplicación y desarrollo de un amplio grupo de hongos, algas y bacterias.

Además, tiene efecto elicitor, lo que se traduce en que activa el mecanismo de defensa de las plantas, basado en rutas complejas de los vegetales para atacar a los hongos o aislar al patógeno y retrasar su avance.

Este elemento de la tabla periódica es un metal se conoce como óxido de cobre o cobre metal (II) y tenemos en el mercado diferentes formas de presentación:

Oxicloruro de cobre

Hidróxido de cobre

Sulfato de cobre

Cobres complejados: gluconato, heptagluconato, lignosulfonato, aminoácidos, etc.

Quelatos de cobre: el más conocido, el EDTA.

Mezclas con otros elementos, como el caldo bordelés. Los hay de concentraciones muy altas, hasta del 70% y otros cobres complejados con menos del 6%. Sin embargo, lo que importa no es la concentración de cobre del envase, sino la cantidad que logra entrar en el interior de la planta.

Los cobre complejados han demostrado ser una herramienta actual bastante exitosa para introducir una concentración pequeña, pero suficiente, de este elemento en el interior de la planta.

Además, suelen tener buena compatibilidad y generalmente se pueden mezclar con insecticidas.

 

¿Cuándo el cobre genera problemas?

Respuesta rápida: cuando entra demasiado cobre en el interior de la planta.

Es decir, cuando se mezclan nutrientes bioestimulantes que aumentan la entrada de cobre en el interior de la planta tanto por vía foliar como radicular. Sin embargo, los mayores peligros de fitotoxicidad en este caso se encuentran en las aplicaciones foliares.

En este grupo englobamos los siguientes componentes:

Urea

Aminoácidos

Componentes orgánicos: monosacáridos (azúcares), ácidos carboxílicos, ácidos fúlvicos, etc.

Algas marinas y microalgas

Glicina-Betaína Todos estos y, seguro que nos dejamos alguno en el tintero, o bien complejan el cobre o bien aumentan su introducción en la planta. Por ejemplo, la urea aumenta la permeabilidad de la cutícula de la hoja, por lo que facilita la entrada de todos los elementos que acompañen a este tratamiento.

Lo mismo ocurre con los aminoácidos, algas marinas y otros componentes. Si mezclamos un cobre de alta concentración con estos elementos, es probable que en cultivos sensibles haya algún problema de fitotoxicidad.

Al menos se reúnen las condiciones para que así sea. De ahí que los cobres que contienen complejos o aminoácidos no suelen contener más de un 5-6% de cobre metal.

Resuelto esto, ¿se puede mezclar cobre con insecticida?

Sigamos.

 

¿Se puede mezclar cobre con insecticida?

En general, los insecticidas no aumentan la asimilación del cobre ni viceversa, por lo que, en la mayoría de las ocasiones, no existirá un problema de fitotoxicidad en la mezcla, salvo que claramente esté especificado en el insecticida.

Por poner un ejemplo claro, en los frutales de hueso y pepita está protocolizado aplicar la mezcla de aceite de parafina + insecticida + oxicloruro de cobre 50%.

Este tratamiento está indicado para control de araña roja, anarsia, abolladura, piojo de San José y pulgones, aplicado previo a la floración. Entre los insecticidas se suelen utilizar piretroides, piriproxifen, fenoxicarb o fosmet, por ejemplo.

 

Fuentes de cobre con azufre

Sin embargo, hay que prestar atención a las formas de cobre que contiene azufre, como el sulfato de cobre, ya que si se aplica con altas temperaturas o poco después de haber aplicado un insecticida en base a aceite, como aceite de parafina, pueden existir incompatibilidades.

 

Mantener un pH apropiado de la mezcla

Por último, la mezcla de cobre con insecticidas siempre debe quedar con un pH apropiado para el tratamiento foliar. Hablamos de un rango de 5 a 7,5 en términos generales.

En este caso, hay que mantener el insecticida siempre en un rango estable de pH. No vale bajar o subir drásticamente su pH y después compensar hasta alcanzar el valor que deseamos. Esto puede producir la desnaturalización de los componentes del insecticida y hacer que no funcione o, peor aún, ocasionar una fitotoxicidad al cultivo.

 

Polisulfuro de Calcio

Por las características especiales de este producto acaricida, fungicida preventivo e insecticida, en general no es recomendable mezclarlo con cobre, ya que es bastante fuerte, por lo que suele recomendarse solo (sin mezclar con otros insecticidas o tratamientos).

En resumen, se puede mezclar cobre con insecticidas prestando mucha atención al origen del insecticida y siempre y cuando no se añadan nutrientes con alto contenido en componentes orgánicos. Hay que controlar muy bien el pH del tratamiento y realizar una pequeña prueba de compatibilidad (1 o 2 árboles o plantas máximo) en caso de tener alguna duda.

En este tipo de casos, siempre hay que preguntar al especialista técnico o comercial de venta de insecticidas o cobres.

Fuente: este post proviene de Antes Todo Esto Era Campo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

plagas y enfermedades

Uno de los principales inconvenientes de las aplicaciones foliares es que suponen un coste y un esfuerzo adicional frente a los tratamientos vía fertirrigación, sumado el tiempo, el coste de la maquinaria (gasolina), equipo de protección, etc. Sin embargo, para el control de ciertas plagas y enfermedades, en muchos casos resulta incluso obligatorio realizar dichas aplicaciones foliares, por lo que ...

Plagas y enfermedades

En la química podemos encontrar diferentes formas de cobre que actúan como fungicida para la agricultura. El más tradicional y económico es el sulfato de cobre, utilizado como fungicida, pasta cicatrizante o incluso alguicida para embalses y pantanos. Aunque a día de hoy se sigue utilizando, lentamente ha sido desplazado por otras formas de cobre más efectivas, como el oxicloruro de cobre, el hid ...

hortalizas y verduras huertos jardines ...

Hoy empezamos una nueva serie de artículos de la mano de huertoweb.es en la que os hablaremos de productos muy interesantes que podréis utilizar en vuestra huerta, huerto urbano o macetohuerto. Productos actos para una agricultura ecológica y respetuosa con el medio ambiente. Podemos preparar insecticidas o abonos en nuestra propia casa pero en ocasiones, por falta de tiempo, conocimientos, o simp ...

Fertilizantes

Prácticamente la gran mayoría de cultivos se nutren por completo mediante la asimilación de nutrientes vía radicular. Sin embargo, en situaciones donde el suelo tiene baja fertilidad o existen problemas (salinidad, sequía, encostramiento, etc.), la aplicación de abono foliar puede complementar la nutrición y cubrir todas las necesidades restantes. En este artículo queremos analizar los distintos t ...

Con las restricciones en el uso de materias activas de fungicidas, crecen en importancia el uso de alternativas viables y eficaces como el oxicloruro de cobre. Aun estando cualquier formulación de cobre también con uso restrictivo a nivel europeo, a nivel preventivo y curativo ofrece muy buenos resultados. El cobre se utiliza como fungicida para multitud de hongos en desarrollo, y es aplicado tant ...

Plagas y enfermedades

La química nos ofrece muchas alternativas para el control de plagas y enfermedades, y muchas veces con elementos naturales y con registro ecológico. Es el caso del polisulfuro de calcio, que combina la acción del azufre con el hidróxido de calcio para tratar diversos insectos y especialmente enfermedades. Este tipo de productos se pueden utilizar para agricultura ecológica, donde no existen mucha ...

Jardinería

Jardinería Orgánica para Principiantes. La jardinería orgánica se basa en los mismos principios de la agricultura ecológica, utilizando técnicas y métodos naturales y limitando estrictamente el uso de cualquier fertilizante manufacturado, pesticidas, insecticidas, herbicidas u otros productos químicos en el jardín. Jardinería Orgánica para Principiantes. {module ANUNCIO SOBRE CONTENIDO} La jardine ...

consejos de jardinería hongos plantas enfermedades plantas ...

Cómo eliminar el hongo Fumagina o Negrilla En esta ocasión, vamos a ver cómo combatir y eliminar el hongo Fumagina o Negrilla (Capnodium), un hongo característico porque afea nuestras plantas con una costra negra y que puede llegar a perjudicarlas seriamente. Vídeo tutorial completo Si no quieres ver todo el tutorial y sólo quieres ver el tratamiento, aquí el vídeo cortado a modo de resumen ¿Qué e ...

plagas y enfermedades

La araña roja es una de las principales plagas de un gran número de cultivos (plantas hortícolas y frutales) que aparece en climas cálidos durante la primavera y el verano. Aunque esta guía sobre araña roja te mostramos cómo identificarla, en este artículo nos centramos exclusivamente en conocer qué productos podemos comprar o preparar para combatir estas arañas minúsculas. Principales insectic ...

Cuidados Huerto aceite nem ...

Los hongos pueden ser muy dañinos en nuestro huerto, llegando a destruir cultivos enteros. Afecta a muchas familias de plantas, en especial al tomate, calabaza, calabacín, vid y frutales, aunque puede afectar casi a cualquier planta en mayor o menos medida. Los hongos que más pueden aparecer en nuestros cultivos son el Mildiu, el Oídio, la Roya y Brotitis. Podéis ver en las imágenes como es cada u ...