comunidades

Cómo cuidar la amapola, papaver o adormidera

Dentro del género Papaver se encuentran plantas herbáceas, vivaces y anuales, de diversas formas y colores. Son plantas que cuentan con una floración espectacular, pero, infelizmente, de muy poca duración, aunque algunas pueden florecer durante mucho tiempo. La floración de la amapola comienza a mediados de la primavera y se extiende hasta mediados del verano. Sus flores son bellas y delicadas y no hace falta que sean estacadas; cabe destacar que no sirven como flor cortada por que las flores se secan rápidamente y pierden sus pétalos.



Quizás también te pueda interesar:

- Cuidados y modo de propagación de la violeta africana

- Cuidados de la flor de pascua o estrella federal
- Descubre los cuidados de la Zinnia o Rosa mística
- Cuidados del Brezo, también llamado Erica

Algunas especies de amapola son originarias de países exóticos y otras de Europa. Son plantas rústicas y resistentes, cuyos cuidados no plantea ningún problema; incluso algunas pueden autosembrarse solas y provocar una gran infestación. Poseen el tallo largo con hojas simples y dentadas. Sus flores son solitarias y regulares y surgen en el extremo del tallo floral; se encuentran formadas por hasta tres sépalos caducos y seis pétalos con una uña corta.

Sus estambres son numerosos y cortos o incluso inexistentes. Las flores de la amapola son indicadas para los arriates herbáceos, así como también para alegrar macetas y jardineras.

Cuidados de la amapola



Se trata de una planta rústica que se acomoda muy fácilmente a cualquier situación en cualquier tipo de suelo; no obstante, las variedades nuevas comienzan a precisar unas condiciones mucho más idóneas en el suelo para desarrollarse bien. La amapola florece correctamente tanto al sol como en la semisombra, aunque a pleno sol se pueden apreciar mucho mejor sus bellas tonalidades. Puede llegar a alcanzar hasta 90 cm de altura, por lo que se aconseja plantarlas a una distancia de 30 cm entre cada una de ellas.

Propagación de la amapola



Esta planta no tolera muy bien los trasplantes, de ahí surge la necesidad de efectuar la siembra en el sitio definitivo de la plantación, aclarando el número de plantas. Esta siembra se puede efectuar en primavera o en otoño. Las especies vivaces pueden reproducirse a través de la división de mata o por esquejes de raíz. La mejor época para dividir la amapola es en otoño o en primavera.

¿Qué te ha parecido este post sobre cuidar la Amapola, Papaver o Adormidera? Deja tus comentarios.

Fuente: este post proviene de Entreplantasymacetas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Cómo crear un hotel de insectos

Construir un hotel de insectos puede ser un proyecto súper divertido para toda la familia, en especial para los niños. Con él podrás proporcionarles a los amigos beneficiosos del jardín un refugio. S ...

Recomendamos