Plantas

Cactus y demás suculentas Idea guardada 16 veces
La valoración media de 63 personas es: Excelente

Características de los cactus y suculentas

CARACTERISTICAS CACTUS Y SUCULENTAS




Es sorprendente la confusión que hay al especificar la diferencia entre cactus y suculentas en especial y para ser correctos botánicamente hablando los cactus son tan suculentas como las propias suculentas. Y para poder referirse de forma más correctas a los cactus y suculentas seria como cactus y demás suculentas, ya que la única diferencia entre ellas es que a los cactus están provistos de unas espinas que les salen de las aréolas.



FISONOMIA DEL CACTUS Y DEMAS SUCULENTAS






La gran mayoría de cactus y demás suculentas tienen la misma fisonomía y estas formadas por las siguientes partes:

· Areolas: Son las que se encargan de generar las espinas y las flores, se cree que estas areolas eran las hojas que se han ido adaptando al clima y al ataque de los animales.



· Espinas: son una de las partes más importantes que cumplen las siguientes funciones; proteger del sol directo, evitar la evaporación del agua o a la inversa para los que viven en climas más húmedos y para protegerse de los herbívoros.



· Axila: Es la que se encarga de dar luz a las areolas para ayudar al crecimiento de las espinas y las flores. Carecen de tejido, pero puede estar cubiertas por lanas y en la mayoría de cactus esféricos es donde crecen las flores y los hijos.



· Cuello: es la zona que está en contacto con la tierra y está capacitada para soportar el agua.



· Raíces: estás se encargan de llevar los nutrientes y mantener erguido al cactus. En la mayoría de estas plantas son extensas y cubren grandes y profundas zonas para así enviar gran cantidad de nutrientes y líquidos.



· Tejido vascular: este es la médula espinal de la planta se carga del crecimiento de la misma. También posee células vivas, que son las que transportan y reparten todo lo que mandan las raíces. La apariencia de este tejido es de tipo anillo y es esencial a la hora de lograr un injerto correcto.



· Tubérculo: esta parte es donde se almacenan todos los nutrientes: el tubérculo está recubierto por la areola así se protege del sol y se evita la evapotranspiración por las espinas. En cierto tipo de cactus se llamas costillas.



· Corona o meristema apical: Es la parte céntrica más alta del cactus esta enlazada directamente con el tejido vascular y es la encargada del crecimiento.



LOS CACTUS




Los exhiben muchos tipos de espinas, según a que variedad pertenezcan. Pueden ir desde espinas diminutas y poco visibles, como en la Optunia o Chumbera o salvajes y espantosas espinas del cactus cilíndrico, que pueden llegar a medir los 7 cm de largo.

Cualquiera que haya rozado una Optunia habrá notado rápidamente que los pequeños pinchos se introducen en la piel provocando dolor e irritación en la piel que es muy difícil aliviar ya que estas pequeñas espinas apenas se ven. Para una buena extracción de las espinas lo mejor es aplicar cinta adhesiva ya que será menos agresivo para la piel.

Además de ser un mecanismo de defensa, es posible que las espinas sean una forma de hoja primitiva que actúa como sistema de conservación de vida. Para proteger a la planta de la excesiva falta de agua durante las épocas de sequía. También proveen de cierta sombra protectora a parte pueden ayudar a reducir la perdida de agua a medida que el cuerpo de cactus comienza a encogerse y las espinas se acercan entre sí para aumentar su efecto de protector.



LAS SUCULENTAS




Las suculentas o mejor dicho las restantes variedades de suculentas, varían asombrosamente de forma y de tamaños. Son muy parecidas a los cactus ya que también poseen un órgano que sirve para almacenar el agua, pero su desarrollo puede ser bastante diferente. Los cactus pueden radicar en tallos abultados en forma de pencas o columnas a veces cilíndricas, otras suculentas varían desde lo que puede ser una forma de cactus sin espinas, hasta lo que parecen plantas convencionales, pero estas poseen hojas mucho más carnosas.

Los cactus y otras plantas crasas o suculentas comparten la asombrosa capacidad de almacenar líquidos durante largos periodos de tiempo, lo cual les ayuda a sobrevivir en las temporadas de sequía. Aparte de esta gran característica también pueden resistir altos niveles de intensidad de luz, así como temperaturas extremas.

Aunque a algunas personas no les guste las formas a veces un tanto grotescas de estas plantas se asombran al contemplar la gran belleza de las flores que producen estas plantas, desde las más pequeñas e insignificantes hasta las más complicadas florescencias que pueden llegar a medir los 30cm de diámetro.

Muchas de estas flores son las más exóticas y bellas del reino vegetal y hacen que valga la pena crear grandes colecciones de estas hermosas plantas.



Fuente: este post proviene de Cactus y demás suculentas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Plagas y enfermedades

Aunque los cactus y demás suculentas suelen tener un tejido más resistente que la mayor parte del resto de las plantas, también tienen peligro de sufrir los estragos causados por las plagas y las enfe ...

Etiquetas:

Recomendamos