Blog de florencio Idea guardada 23 veces
La valoración media de 39 personas es: Muy buena

Elige tu jardín oriental y créalo desde cero




Los jardines orientales son conocidos por su belleza y tranquilidad. Añadir uno a tu hogar es una gran forma de crear tu propio rincón de paz. Lo primero que debes hacer es ver el tipo de jardín que encaja en tu casa. Sigue leyendo y descubre el paso a paso para crear el que más te guste. 


Tipos de jardines orientales: Zen, del Té y de Paseo


1. Jardín Zen. Se caracteriza por la ausencia de agua: ni estanques ni fuentes. Se realiza con rocas de diferentes tamaños: rocas, piedras, gravilla y arena. Las rocas y las piedras representan islas. Y la arena y la gravilla el agua, por lo que se hacen diseños de olas en ellas con un rastrillo. Este tipo de jardín se reconoce muy fácil precisamente por sus ondas. No se utilizan flores, sino pequeños árboles y arbustos. Te recomendamos no añadir demasiados elementos si lo ves simple. De eso se trata, los jardines Zen deben ser sencillos y relajantes.




Una tendencia de los jardines Zen es realizar un camino o pasarela de rocas planas. También lo puedes hacer con baldosas que simulen el acabado de la piedra.




2. Jardín del té

Al igual que el jardín Zen, el del té se realiza con plantas informales y sin flores. Con musgos, arbustos y árboles. El enfoque principal de este jardín es la naturaleza, y su función, en Japón, es crear un espacio idóneo para tomar el té. Este tipo jardín sí admite elementos de agua como fuentes o estanques.


Una curiosidad del jardín del té, es que se divide mediante una puerta en dos zonas: una zona interior (donde se toma el té) y una exterior (el resto del jardín). Si no ves necesario comprar una puerta, puedes realizar tú mismo una más pequeña y simbólica, con bambú. Esta puerta representa 'la entrada oficial' al jardín del té; un lugar de relajación y sagrado para los japoneses.



3. Jardín de paseo

Si tu casa es de gran tamaño podrás realizar un jardín de paseo y sentirte en el mismo Japón. El jardín de paseo personifica la extravagancia y la recreación. Tiene estanques, ríos, puentes, islas y colinas. Es el jardín oriental más costoso de construir, y si te decides a crearlo, es posible que necesites ayuda de profesionales. Como símbolo del lujo japones, este jardín puede componerse de estatuas, esculturas, flores y farolillos que iluminen cada rincón. Todo a lo grande, nada que ver con los dos jardines anteriores.





4. Jardín en miniatura

No te preocupes si te han gustado los anteriores jardines pero vives en un piso o tu patio no es lo suficientemente grande. Estas miniaturas son igual de bonitas y le darán un toque super original a tu casa.





Por si todavía no sabes como estructurar tu jardín oriental, te dejamos este vídeo con más de 100 inspiraciones distintas. ¿Con cuál te quedas?

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos