comunidades

La tierra de diatomeas, el mejor insecticida para tus suculentas

Copiapoa con tierra de diatomeas
Copiapoa

Las suculentas, además de ser unas plantas preciosas, al ser carnosas son unas de las más vulnerables al ataque de multitud de insectos como las cochinillas, y ya ni digamos de los moluscos. Unos en verano y otros en otoño, nuestros pobres cactus, crasas y caudiciformes necesitan que los protejamos. Pero, ¿cómo?

Si estás cansado/a de utilizar productos químicos los cuales son muy tóxicos para el medio ambiente y el ser humano, cuya eficacia a veces deja mucho que desear, yo te voy a recomendar que uses tierra de diatomeas, un insecticida natural que te puede servir incluso como fertilizante.

¿Qué es la tierra de diatomeas?

Se trata de un mineral silíceo formado por algas microscópicas fosilizadas. Cuando las algas mueren, su contenido orgánico se destruye, quedando únicamente su esqueleto de sílice el cual se deposita en el fondo del agua. Con el paso del tiempo, se forman grandes depósitos de algas fosilizadas conocidas como tierra de diatomeas.

¿Cómo actúa?

Cada grano de tierra de diatomeas lo que hace es penetrar en el cuerpo del parásito, insecto o pequeño animal (como el caracol) que esté perjudicando a las plantas, consiguiendo así que muera por deshidratación. Así pues, éstos enemigos de las suculentas no pueden desarrollar ningún tipo de resistencia a este insecticida.

¿Qué beneficios tiene la tierra de diatomeas?

Como hemos comentado, es un muy interesante insecticida, pero ¿qué beneficios tiene exactamente?, es decir, ¿por qué usar tierra de diatomeas y no otro tipo de insecticida? Por todo esto:

Neutraliza los suelos ácidos.

Previene y combate las enfermedades fúngicas (por hongos).

Aumenta la retención de agua.

Protegen contra la radiación solar.

Es un eficaz insecticida. Se puede usar tanto como preventivo como para tratar las plagas. Repele y elimina una gran variedad de insectos: cochinillas, hormigas, chinches, ácaros, arañuelas, mosquitos, orugas, piojos, langostas, etc., sin olvidarnos de los moluscos.

Contiene casi 40 minerales y oligoelementos, entre ellos el calcio, el hierro, el magnesio, el manganeso, el zinc, la plata, el sílice, el titanio, el uranio y el zinc, todos ellos son muy importantes para el buen crecimiento de las suculentas.
¿Cuál es la dosis?

La dosis recomendada es de 30 gramos por cada litro de agua, que recomiendo echar en una regadera. Al ser tipo polvo y muy fino, si la echáramos en un pulverizador éste enseguida se atascaría y sería bastante complicado limpiarlo. Con la regadera esto también pasa, pero simplemente hay que quitarle el ”tapón”, meterlo en un cubo con agua y listo.

¿Dónde comprar tierra de diatomeas?

Puedes conseguirla en tiendas online, como Planetahuerto.es o en Centrodemascotas. También en tiendas-almacén agrícolas y en centros de jardinería (Garden Center). Su precio es de unos 5 euros el bote de 250 gramos, y de hasta 44 euros el saco de 25kg.

Vista de la tierra de diatomeas
Imagen – Innatia.com

¿Habías oído hablar de la tierra de diatomeas?

Archivado en: Curiosidades, Enfermedades Tagged: Diatomitas, Insecticida ecológico, Tierra de diatomeas
Fuente: este post proviene de Ciber Cactus, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Sempervivum montanum

Imagen – Wikimedia/Rémih El Sempervivum montanum es una planta crasa pequeña que crece bien en terrenos pedregosos, tal y como puedes ver en la imagen. Su altura es reducida, pero tiende a produ ...

Aloe juvenna

Imagen – Wikimedia/Diego Delso Hay muchos tipos de áloes, y aunque hay algunos que crecen como árboles de varios metros de altura, hay otros que se quedan más pequeños. Uno de ellos es el Aloe j ...

Áloe de montaña (Aloe marlothii)

Imagen – Flickr/Drew Avery ¿Te gustan los áloes? Si además eres de los que disfrutan viendo aquellos que alcanzan el metro de altura, o que incluso lo superan, la especie de la que te voy a habl ...

Recomendamos