comunidades

Plantas tóxicas

Muchas de las plantas que cultivamos tienen propiedades que pueden resultar tóxicas para el ser humano o para los animales, por eso es muy importante conocer en todo momento los principios activos de lo que plantamos.

Imagen 0


Acebo
El acebo es una especie autóctona localizada, prácticamente, en la totalidad de Europa y el este de Asia. Es característicos de las zonas frescas de la región mediterránea, llegando sin problemas hasta  latitudes de 1200 metros. Sus hojas son alternas y siempre verdes. Son de forma ovalada con el borde ondulado.

El acebo resulta tóxico para algunos animales, prueba de ello es que hay países donde la intoxicación por acebo en mascotas ocupa un puesto relevante. La intoxicación por esta planta provoca problemas gatrointestinales, más o menos severos según la cantidad ingerida.  El cuadro clínico se caracteriza por una importante deshidratación acompañada de náuseas y vómitos. En el caso de los gatos frecuente una intensa salivación. Cuando las cantidades ingeridas han sido muy altas también puede aparecer nerviosismos o insomnio en el animal.

Imagen 1

Adelfa
La Adelfa es nativa de Europa y Oriente Medio, aunque se puede encontrar como planta ornamental en muchas partes del mundo. Nace en suelos arenosos y calizos expuestos a pleno sol. Normalmente se usa como planta de exterior, aunque también puede plantarse en el interior.

A lo largo de todo el verano puede producir flores muy vistosas, aunque no todo es bueno en esta planta. Es una de las plantas más tóxicas para niños, hasta tal punto que llegaron a prohibir su venta.  La intoxicación viene cuando un niño pequeño mastica sus hojas o los tallos, aunque el simple contacto con ella ya puede producir dermatitis. Se han dado casos en los que se han hecho comidas con ramas de esta planta y ha provocado graves daños a todo el que lo ha comido, ya que el veneno no desaparece con el calor. Los síntomas son problemas digestivos con dolor de estómago, vómitos, dificultad al respirar, fiebre y disminución del pulso, hasta incluso el paro cardíaco.

Imagen 2

Azalea
La azalea es una de las plantas preferidas para adornar una habitación, aunque en realidad son plantas de exterior. Llegó de Oriente pero se ha adaptado perfectamente al clima español. Sus flores son acampanadas de gran tamaño y muy numerosas. Posee pequeñas  hojas verdes que en invierno se convierten en púrpura muy brillantes y resistentes.

El problema de la azalea es que tiene una toxina llamada andromedotoxinas, que son compuestos solubles en agua y causan graves daños tanto en personas como en animales. Saber qué partes de la planta son venenosas ayuda a evitar la intoxicación accidental. Normalmente se encuentra en las hojas y en el néctar, éste último sólo presente cuando está floreciendo.  Lo síntomas son mareos, vómitos, excesiva salivación, dificultad para respirar, incluso a veces, pérdida del equilibrio.

Imagen 3

 ¿Conoces alguna de estas plantas? cuéntanos tus experiencias con ellas.

Imágenes/Flickr: SubtlePanda, nannette turner, Paul Garland, cbellh47.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos