comunidades

¿Qué plaga tiene mi naranjo o limonero? Guía de plagas de los cítricos

Este artículo es original de Fernando PGARDENS de Personal GARDEN Shopper

¿Cómo saber que plaga tiene mi naranjo o limonero?

La idea de este vídeo consejo es que te pueda servir de guía para tratar de averiguar cual es la plaga (insecto) que está atacando tu naranjo, limonero o mandarino, o en definitiva tu cítrico.

Las enfermedades de los cítricos las trataremos en otro vídeo consejo.

Así que vamos a ello sin más demora:



Principales plagas de los cítricos en España

plagas-citricos

EL ÁCARO ROJO DE LOS CÍTRICOS – Panonychus citri (McGregor)

Vive básicamente sobre cítricos (naranjo, mandarino y limonero), aunque en alguna ocasión se puede encontrar en almendro, peral y algunas ornamentales y hor­tícolas, como el fresón, donde no causa daños apreciables.

¿Dónde lo encuentro?

Panonychus citri vive sobre hojas, frutos y ramas.

En estado adulto se encuentra por toda la superficie y preferentemente por el haz de la hoja, y en sus formas inmaduras preferentemente en el envés.

¿Qué síntomas puedo ver?

Sus múltiples picadu­ras producen una decoloración difusa de aspecto mate en el haz de las hojas  y sobre el fruto.

En ataques intensos, cuando se combinan con baja humedad ambiental y viento, deficiente contenido en humedad de la planta por sequedad del suelo o deficiencias en el sistema radicular, se pueden producir fuertes defoliaciones, sobre todo en las zonas más altas y externas del árbol.

¿En qué época es más peligroso?

El ácaro completa su ciclo en condiciones óptimas en un mes.

El periodo más favorable para su desarrollo es el de mayor actividad vegetativa de la planta (en cítricos de marzo a junio en España y de septiembre a noviembre, en España), y temperaturas no muy altas, ya que el calor y, sobre todo, la sequedad lo afectan negativamente.

En España produce daños preferente­mente a finales del verano y principio del otoño. El resto del año sus poblaciones sobre los árboles son escasas, incluso en primavera. La ausencia de incrementos poblacionales en prima­vera parece deberse fundamentalmente a la presencia de un grupo de depredadores que lo controlan eficazmente, ya que no existen otras causas de tipo climático o nutricional.

¿Cómo lo controlo?

El ácaro rojo de los cítricos se controla bastante bien con acaricidas específicos y con aceite mineral, pero puede desarrollar resistencias con facilidad, por lo que es aconsejable evitar tratamientos innecesarios y alternar las materias activas con distintos modos de acción.

Se ha comprobado que en muchos casos se producen incrementos poblacionales de la plaga por aplicaciones de plaguicidas cara combatir otras plagas de cítricos, sobre todo cochinillas.

Esto ocurre, por ejemplo, con piretroides y es debido a la eliminación de enemigos naturales del ácaro y a la estimulación directa de su comportamiento y potencial biótico.

Los aceites minerales no eliminan enemigos naturales de la pla­ga, teniendo muy buena acción acaricida, incluso ovicida, y son menos favorables que otros acaricidas a la inducción de resistencias.

Se ha com­probado experimentalmente que la acción de estos enemi­gos naturales es suficiente en muchos casos para explicar la ausencia del ácaro rojo en épocas favorables para su de­sarrollo sobre los árboles.


Eutetranychus orientalis (Klein) y Eutetranychus banksi (McGregor)

Son dos especies de ácaros muy similares en su aspecto y en los daños que producen en el cultivo de los cítricos.

¿En qué época es más peligroso?

Las poblaciones alcanzan su máximo al final del vera­no y en otoño.

¿Qué síntomas puedo ver?

Los síntomas que producen en las hojas son una decoloración blanquecina difusa y general por toda la superficie foliar. También producen la misma decoloración sobre los frutos verdes.

Estos sín­tomas son muy similares a los producidos por el ácaro rojo Panonychus citri.

Los ácaros Eutetranychus se diferencian de Panonychus citri por su color, que no es nunca rojo in­tenso como P. citri.

Las hojas atacadas pueden caer cuando las condiciones ambientales son negativas, con elevada se­quedad y estrés. La defoliación es el daño más importante que producen.

¿Cómo lo controlo?

Los Eutetranychus se controlan bastante bien con acaricidas específicos y con aceite mineral, pero pue­den desarrollar resistencias, por lo que es aconsejable evitar tratamientos innecesarios y alternar las materias activas con distintos modos de acción. Tiene algunos depredadores naturales.


EL ÁCARO DE LAS YEMAS DEL LIMONERO Acería sheldoni (Ewing)

¿Dónde lo encuentro?

Vive y se alimenta normalmente dentro de las yemas y brotes, moviéndose conti­nuamente hacia yemas de nuevas brotaciones.

Desarrolla una generación en 15 días en verano y en 30 en invierno. No vive habitualmente en espacios abiertos y las condiciones óptimas para su desarrollo son de humedad relativa cercana al 100%.

¿Qué síntomas puedo ver?

El principal daño que causa en limonero es consecuencia de las picaduras en las axilas de las yemas, con lo que las brácteas ennegrecen y a menudo muere toda la yema.

En los brotes infestados puede aparecer gemación múltiple que detiene o hace in­ferior el crecimiento.

Además, las hojas toman formas extrañas, las flores se deforman o abor­tan y los frutos son redondeados en vez de elíp­ticos, pudiendo tomar formas grotescas y fuera de lo normal (los llamados limones fenómenos).

En naranjo producen daños similares, aunque menos intensos. Asimismo, las deformaciones son mucho menos pronunciadas. La naranja puede resultar aplastada o acostillada.

En ataques intensos al limonero puede llegar a destruir el 95% de las yemas y de­formar el 50% de los limones.

¿Cómo lo controlo?

Se combate con tratamientos primaverales que se aplican al principio de floración, cuando las hojas de los brotes tienen entre 4 y 6 cm de largo. La decisión de tratar se toma en base a la observación, tanto en el otoño anterior como en la primavera.

El control biológico es poco eficaz. Es muy importante utilizar material vegetal exento de la plaga.


LOS TRIPS DE LOS CÍTRICOS

¿Qué síntomas puedo ver?

El principal daño que causan es debido a la alimentación de los trips sobre los pequeños frutos en desarrollo inmediatamente después de la caída de pétalos, en primavera.

Las lesiones superficiales acaban transformándose en cicatrices circulares alrededor del pedúnculo del fruto.

También aparecen lesiones en los laterales del fruto en forma de man­chas irregulares. Además, en las hojas tiernas producen plateado, engrasamientos lineales y deformación de la superficie foliar.

Hay que diferenciar entre los daños que son causados verdaderamente por los trips y los causados por otros factores, como puede ser la acción del viento que provocan las ramas, pequeñas lesiones producidas por ramas y hojas en los frutos en crecimiento que posteriormente dan lugar a manchas y lesiones en forma de cicatriz en los frutos adultos.

Una forma de diferenciar los daños por roces de los daños por trips en la superficie del fruto es el predominio en el caso de daños producidos por trips de las manchas en anillo alrededor del ápice del fruto (punta suoerior del fruto contraria a la base), que coexisten con manchas irregulares en otras zonas de la piel.

Cuando los daños provienen de roces en las fases iniciales de crecimiento del fruto las manchas superficiales de la corteza se encuentran casi siempre irregularmente repartidas por la superficie del fruto.

No obstante, existen tantas variedades de trips, que los síntomas pueden ser diferentes, aunque casi siempre en la misma línea de lo comentado.

¿Cómo lo controlo?

En los cítricos cultivados en la zona mediterránea en España, raramente se requieren tratamientos para trips, ya que los daños que se les atribuyen están producidos en la gran mayoría de los casos por roces por el viento.

Solamente se recomienda aplicar insecticidas cuando se considere que hay plaga importante vigilando sobre todo árboles con antecedentes de daños en años anteriores. Se recomienda vigilar durante las cinco semanas siguientes a la floración, observando la presencia de larvas de trips sobre el fruto y en especial bajo el cáliz.


LA MOSCA BLANCA ALGODONOSA DE CÍTRICOS
Aleurothrixus floccosus (Maskell)

hay otros tipos de mosca blanca que afectan a los cítricos pero esta es la más habitual.

¿Dónde la encuentro?

Suele estar en el envés de las hojas.

¿Qué síntomas puedo ver?

Los daños que produce la mosca blanca algodonosa Aleurothrixus floccosus se deben al debilitamiento de la planta al chupar la savia, por obturación de los estomas debido a la melaza, y por la menor función clorofílica como consecuencia de quedar la planta cubierta de negrilla que crece sobre la melaza.

También se ha visto que favorece la aparición de otras plagas como cochinillas y ácaros debido a que las secreciones céreas y la melaza los protegen de la acción de los plaguicidas y de los enemigos naturales.

Como consecuencia del ataque de mosca blanca se observa un debilitamiento general del árbol, que produce menos y da frutos de menor tamaño. Origina asimismo molestias en el laboreo y recolección, y suciedad por negrilla en los frutos. Las hormigas son atraídas por la melaza de la mosca blanca, de la que se alimentan, favoreciendo el aumento de la plaga y protegiéndola de sus enemigos naturales.

¿Cómo la controlo?

El control quimico de A. fioccosus en nuestro pais ha dado en la mayoria de los casos resultados deficientes, debido sobre todo al elevado potencial biótico (Los factores bióticos son los organismos vivos que influyen en la forma de un ecosistema. Pueden referirse a la flora y la fauna de un lugar y sus interacciones), y al solape entre generaciones, con la coexistencia de todos los estados de desarrollo en cualquier momento.

La abundante secreción cérea protege de manera muy eficaz al insecto de los plaguicidas. La fase más resistente es el cuarto estadio larvario y también el huevo. El mejor momento para tratar con la mayoria de los plaguicidas. es cuando predominan las larvas jovenes L1 y L2, denominadas larvas miel por aparecer las hojas llenas de pequeñas gotitas de melaza. Sin embargo. cuando predominan L3 y L4, denominadas larvas borra, no es conveniente tratar.

Se aconseja llevar a cabo un seguimiento de la puesta en los brotes jóvenes y tratar en el momento de máxima eclosión y antes de que aparezcan las larvas L4.

Cales noacki Howard es el parasitoide clave para el control biologico de A. floccosus y todas las estrategias de control integrado en citricos deben tenerlo en cuenta.

La estrategia para el control de esta plaga. se basa en la utilizacion de productos que respeten a C. noacki.


LOS PULGONES DE CÍTRICOS

¿Cómo la controlo?

Normalmente solo se requieren tratamientos en arboles en formación ya que los pulgones afectan solo a los
brotes tiernos.

En clementinos. y en particular en la variedad “Clemenules”, la brotación es muy escalonada por lo que es difícil el control de pulgones y en algunos años son necesarios varios tratamientos con plaguicidas.

En naranjos la brotación se endurece más deprisa con lo que la mayoría de los años no son necesarios tratamientos.

En citricos, a mediados de mayo en España, suelen aparecer niveles elevados de parasitismo por bracónidos como Lysiphlebus
testaceipesy Binodoxys angelicae que pueden controlar a los pulgones, aunque existen también muchos hiperparasitoides que limitan la eficacia de los parasitoides primarios. Tambien se observan numerosos depredadores como Aphidoletes aphidimyza,
Coccinélidos y Chrysoperla.


LA CAPARRETA BLANCA Ceroplastes sinensis Del Guercio

¿Dónde la encuentro?

Ceroplastes sinensis tiene una sola generación al año y la eclosión de los huevos ocurre de septiembre a octubre. Las larvas neonatas caminan por el árbol y se fijan en zonas soleadas, prefiriendo el nervio central.

¿Qué síntomas puedo ver?

En la primera y segunda fase larvarias se alimentan produciendo algo de melaza. La tercera larva y la hembra adulta producen gran cantidad de melaza. Los daños, además del directo por debilitamiento de la planta, son producidos sobre todo por la abundante secreción de melaza que cubre el árbol, acompañada de la negrilla. La cantidad de melaza que producen parece variar en función del clima.

¿Cómo la controlo?

Las cochinillas del género Ceroplastes ven limitado su desarrollo por el viento, que desprende muchos insectos de hojas y ramas, y las dificultades para fijarse sobre las ramas sin desprenderse.

La sequedad produce gran mortalidad en larvas neonatas. Las caparretas blancas están parasitadas, entre otros, por el himenóptero pteromálido Scutellista caerulea.

El tratamiento con productos químicos se recomienda sólo en caso de fuertes invasiones y normalmente no se necesitan tratamientos químicos.

Si fuera necesario, el momento del tratamiento es cuando han avivado el 100% de los huevos, para lo que se debe observar bajo las hembras dicho momento. Esto suele ocurrir en octubre para C. sinensis.


LA COCHINILLA ACANALADA Icerya purchasi Maskell

¿Dónde la encuentro?

Los machos aparecen muy esporádicamente después de varias generaciones. La hembra es hermafrodita, cosa muy rara entre los insectos, y se autofecunda.

Las larvas neonatas pasan dos días en el ovisaco, o mas cuando el tiempo es frío. Al salir se dirigen a las hojas tiernas y se sitúan en el envés a lo largo de los nervios. En este lugar permanecen las larvas de primer y segundo estadio. El tercer estadio larvario se traslada progresivamente al peciolo de la hoja o a las ramas jóvenes. Las hembras adultas viajan una considerable distancia desde la periferia al interior del árbol donde se fijan a la corteza de brotes, ramas leñosas, e incluso al tronco. Luego comienzan
a producir el ovisaco.

¿Qué síntomas puedo ver?

La gran cantidad de cochinillas que en estado adulto llegan a cubrir las ramas y el tronco debilitan la planta al chupar la savia y además la envenena con sus toxinas salivares. Produce aún mayores daños debido a la enorme cantidad de melaza que segrega. El primer estadio emite gotas de melaza por un largo tubo céreo que surge del anillo anal. El segundo y tercer estadios proyectan a presión gotitas de melaza. Sobre esta melaza crece la negrilla y el árbol se vuelve negro en sus hojas por la negrilla y con las ramas blancas por los ovisacos que las cubren pudiendo llegar a morir.

¿Cómo la controlo?

Normalmente se recomienda no tratar la plaga con plaguicidas, sino esperar a que sea controlada por Rodolia oardinalis, conocida también como Vedalia o Novius cardinalis por haber tenido estos nombres genéricos. Es un coccinélido cuya hembra hace la puesta sobre el ovisaco de lcerya purchasi o en su proximidad.

Una hembra pone como media 300 huevos. Cada generación tarda en desarrollarse de un mes (verano) a dos meses (invierno). La larva neonata de R. cardinalis penetra en el ovisaco de la cochinilla acanalada y se alimenta de los huevos.

Ya más desarrollada se alimenta de todos los estadios de la plaga.

La primavera y el otoño son las épocas más favorablespara el desarrollo de R. cardinalis y la mayoría de la puesta tiene lugar en esa época. Los adultos son especialmente abundantes en el campo en junio y julio. El éxito de R. cardinalis en el control de lcerya purchasi se debe a que tiene mayor fecundidad y doble número de generaciones que ésta. Posee también buena adaptación al clima y una extraordinaria capacidad de búsqueda.


EL PIOJO ROJO Chrysomphalus dictyospermi (Morgan)

¿Qué síntomas puedo ver?

En el árbol se localiza con preferencia en las hojas, sobre todo en el haz, produciendo decoloración en el punto donde se encuentra.

Vive también sobre el fruto, depreciándolo y, en caso de ataque temprano e intenso, deformándolo y disminuyendo su tamaño.

Produce defoliación en caso de ataques fuertes. Su importancia actual es muy escasa.

¿Cómo lo controlo?

El clima es un factor limitante, en invierno por el frio, y en verano porque el calor y sequedad afectan a las larvas neonatas de la segunda generación. Es una especie muy sensible a los insecticidas y a pesar de ser endémico en nuestros campos de España es fácil de destruir. Tiene varios enemigos naturales, destacando el himenóptero Afelínido Aphytis chrysomphali (Mercet). Es también parasitada por Aphytis melinus DeBach, especie muy eficaz.


EL PIOJO GRIS Parlatoria pergandii Comstock

¿Qué síntomas puedo ver?

Se coloca preferentemente en la madera, pasando desapercibida. Actúa por focos. Cuando alcanza el nivel de plaga pasa a las hojas, preferentemente por el haz y cerca del nervio central. También puede pasar al fruto donde produce manchitas verdosas que lo deprecian.

Los ataques más intensos al fruto se producen en clementinas, satsumas y variedades tardías. Se localiza sobre todo en las partes sombreadas y leñosas del árbol.

¿Cómo lo controlo?

Como método de muestreo y umbral se recomienda el mismo que para piojo rojo de California. Hay que tratar en las fases sensibles, correspondientes al máximo de larvas móviles.

En una zona media corresponde a junio y agosto en primera y segunda generación respectivamente, cuando se alcanzan más del 50% de formas sensibles. Los tratamientos realizados al primer máximo de inmaduros de junio son siempre más eficaces que los realizados en agosto.

Debido a que se localiza en la madera hay que mojar bien el tronco y las ramas.


EL PIOJO ROJO DE CALIFORNIA Aonidietla aurantii (Maskell)

¿Dónde lo encuentro?

Es una especie polifaga pero especialmente grave en los citricos, donde causa grandes daños. Muestra fuerte preferencia por el fruto y las hembras que se han desarrollado sobre él ponen doble número de huevos que cuando se desarrollan sobre hojas.

Se dispersa con el viento, y prefiere las zonas soleadas del árbol.

¿Qué síntomas puedo ver?

Puede encontrarse sobre todas las partes de la planta pero prefiere el fruto en primer lugar, y también ramas verdes y hojas.

Al alimentarse del tejido vegetal produce manchas cloróticas. Las hojas muy atacadas amarillean y caen, y las ramas se desecan.

Además, los árboles retrasan su desarrollo cuando son jóvenes. El daño más grave es su presencia sobre los frutos, ya que muestran preferencia por esta parte del vegetal, con la consiguiente depreciación comercial.

¿Cómo lo controlo?

Los tratamientos químicos deben realizarse en el momento de máxima sensibilidad, a la salida de larvas de la primera generación que suele tener lugar en mayo o junio.

La eficacia de los tratamientos en otros momentos de máximo de inmaduros, como agosto, es menor.

Para su control pueden emplearse aceites minerales u otros insecticidas. El aceite mineral posee elevada eficacia, pero no puede aplicarse en el primer máximo de inmaduros pues puede producir caída de frutitos.

Se puede seguir el vuelo de los machos con feromonas especificas a fin de decidir la necesidad y el momento de tratar.

Se han realizado numerosos estudios en otros países para el control biológico de este insecto. Destacan las especies de ectoparasitoides Aphytis melinus, A. chrysomphali y A. lingnanensis Compere, así como los endoparasitoides Comperiella bifasciata (Howard) y Encarsia perniciosi (Tower). Aphytis melinus es quizás la especie con mayor potencial y difusión, criándose en masa en insectarios de diversos países. En nuestro pais las especies más comunes en campo son A. melinus y A. chrysomphali. Entre los depredadores destaca el coccinélido Ahyzobius lophanthae (Blaisdell).


EL PIOJO BLANCO Aspidiotus nerii Bouché

¿Qué síntomas puedo ver?

Constituye una plaga muy grave en el limonero y también en otras muchas plantas cultivadas y ornamentales.

Deprecia el limón por las manchas de color o por la simple presencia del cóccido y debilita la planta.

En el limonero las larvas que van a dar lugar a hembras se dirigen con preferencia dentro del cáliz y entre las escamas de las yemas, zonas en que no logran penetrar los insecticidas.

Si van a ser machos se quedan sobre las ramas, hojas o superficie del fruto.

¿Cómo lo controlo?

En primavera se debe tratar antes de que las hembras se protejan en el interior del cáliz, es decir, en la época de fruto recién cuajado.

Este tratamiento, que suele realizarse en mayo, coincide con el último que se realiza contra el prays en floración, con lo que se pueden combatir ambas plagas simultáneamente.

Con este tratamiento suele ser suficiente para que los frutos de la cosecha del año queden libres del cóccido.

Si a principios de otoño se observan cóccidos sobre los frutos de la cosecha del año se puede dar otro tratamiento antes de que las hembras se refugien en las yemas.


EL PIOJO NEGRO Parlatoria ziziphi (Lucas)

Es una especie que vive exclusivamente sobre citricos.

Se encuentra con mucha frecuencia en los naranjos amargos ornamentales. En plantas cultivadas su importancia es secundaria ya que parece estar muy parasitada y además sus puestas suelen ser muy reducidas.

Infesta frutos, hojas y ramas de los citricos. Los daños que produce son escasos, por lo que no son necesarias medidas de control.


LAS SERPETAS DE CÍTRICOS Lepidosaphes beckii (Newman), Lepidosaphes gloverii (Packard)

¿Qué síntomas puedo ver?

Atacan exclusivamente a citricos y son plagas tipicas de zonas cálidas y costeras, con alta humedad relativa.

Tienen tendencia a situarse en las zonas sombreadas del árbol, en las ramas bajas y en arboles con follaje denso.

Pueden producir daños muy intensos al arbolado si no se controlan. Cubren con sus escudos hojas y ramas, y con sus picaduras debilitan el árbol y le hacen perder producción, defoliándolo.

Las ramas pueden secarse al quedar cubiertas por los escudos. En las hojas aparecen manchas cloróticas por las toxinas que inyectan.

El daño de mayor importancia es el daño cosmético derivado de su presencia sobre los frutos.

Otro daño de importancia en relación con la pérdida de calidad del fruto son las manchas verdes que se producen debajo y
alrededor de los escudos durante el cambio de color.

¿Cómo lo controlo?

Para su control se recomienda tratar en las épocas en que se producen los máximos de formas sensibles, en junio y en agosto en Esapña.

Se aconseja mojar bien todo el árbol, incluso las ramas y el tronco.

El tratamiento primaveral tiene la ventaja de que la población es más uniforme, con lo que su eficacia es siempre mayor.

El tratamiento estival tiene la ventaja de su polivalencia ya que controla simultáneamente otras plagas.

El parasitoide Aphytis lepidosaphes actúa sobre serpeta gruesa. Es muy común, pero no parece suficiente para ejercer un control biológico completo.

Serpeta fina sí está controlada de forma muy eficaz por el parasitoide introducido Encarsia herndoni (Girault)


LA BARRENETA DE CÍTRICOS Apomyelois ceratoniae (Zeller)

¿Qué síntomas puedo ver?

En primavera vive en el algarrobo. En la generación del verano y sobre todo en la del otoño ataca a otros frutos como cítricos, dátiles, almendros y nogales.

En muchos de ellos el daño que produce a la fruta fresca es escaso, pero puede ser mucho más grave cuando estos frutos se almacenan para su comercialización como frutossecos. En el almacén puede también dañar a uvas pasas.

En citricos muestra gran preferencia por variedades de tipo navel previamente atacadas por cotonet ya que los adultos son atraidos por la melaza que segrega dicha cochinilla.

En cualquier caso puede también atacar frutos sin la presencia del pseudocóccido.

Generalmente penetra en el fruto por el ombligo. aunque también puede hacerlo por el punto de contacto entre dos frutos, y excava una galería en la zona del ombligo y zona central del fruto, sin penetrar en la pulpa. Normalmente hay una sola oruga por fruto.

Los citricos atacados cambian de color prematuramente observándose muy bien en el campo en los meses de otoño que es cuando produce mayores daños, y acaban por caer. A veces se produce una exudación de goma cuando cuando la oruga intenta entrar en el fruto y no lo consigue. Aún así, el orificio puede ocasionar la caída del fruto.

¿Cómo lo controlo?

Los daños se controlan aplicando plaguicidas en el momento de la eclosión de los huevos y antes de que las larvitas entren en el fruto.

En cítricos es frecuente observar el daño, pero en pocas ocasiones alcanza el nivel de plaga que justifique un tratamiento.


LA POLILLA DE LA MELAZA Cryptoblabes gnidiella Milliére

¿Qué síntomas puedo ver?

Es un insecto muy polífago típico de la zona mediterránea que no parece atacar a frutos sanos sino siempre aquellos
que han sido antes dañados por otro insecto.

Cryptoblabesgnidiella es atraído por la melaza o exudados producidos por las lesiones. Así, puede acudir a cápsulas de algodón
atacadas por gusano rosado, granos de uva dañados por la polilla del racimo, cítricos o caqui afectados por cotonet y limonero atacado por Prays citri.

En cítricos la oruga vive asociada a la presencia de cotonet, dañando los frutos en otoño.

Aunque los daños no son en general grandes, producen la caída de los frutos atacados.

Esta especie puede confundirse con un ataque de barreneta. En los frutos caídos aparece un orificio de 1 mm de diámetro, que es la abertura al exterior de una galería de hasta unos 3 cm de longitud, que lleva al interior del fruto, donde se encuentra la oruga del pirálido. Los orificios se encuentran casi siempre en la zona de contacto entre dos frutos donde existen restos de melaza y negrilla producida por cotonet.

Los frutos amarillean y cambian de color antes de lo normal, acabando por caer.

¿Cómo lo controlo?

Dado su carácter fundamentalmente secundario las medidas de control deben dirigirse contra la plaga primaria que abre el camino a este insecto.


EL MINADOR DE HOJAS DE CÍTRICOS Phyllocnistis citrella Stainton

¿Qué síntomas puedo ver?

Ataca principalmente plantas de la familia de las rutáceas, sobre todo del género Citrus.

Es una especie que se desarrolla exclusivamente en hojas jóvenes en crecimiento, pues la hembra realiza la puesta
en las hojas menores de 3 cm de longitud de los brotes en crecimiento.

Las hojas atacadas se deforman y pierden superficie foliar, legando a caer prematuramente las más afectadas. Todo ello produce una perdida de la masa foliar que se traduce en una reducción del crecimiento de los árboles.

Al realizar la puesta solo en hojas tiernas sus daños a l0s árboles dependen de la intensidad de las brotaciones que puedan producirse en estos en verano y otoño.

En general los daños más importantes los ocasionan en plantones y árboles en desarrollo. en particular en las especies y
variedades con un mayor periodo de brotación y con riego por goteo.

Los limoneros son de los más atacados.

En los aboles adultos los daños son mucho menos importantes.

¿Cómo lo controlo?

En general no se deben realizar tratamientos en plantaciones adultas en plena producción, limitándose las medidas de control a los plantones, árboles en crecimiento y reinjertadas.

El control quìmico es difícil debido a que la plaga se desarrolla en brotes en crecimiento. Esto hace que la persistencia de los productos sea baja, especialmente cuando estos solo tienen acción residual o de contacto, ya que la plaga sigue atacando las nuevas hojas aparecidas después del tratamiento.

El control químico debe planificarse para proteger las brotaciones más importantes que se produzcan a lo largo del año. Las pulverizaciones se realizaran con poca cantidad de caldo y mojando solo las nuevas brotaciones. Se aconseja añadir aceite mineral para mejorar la penetración de los plaguicidas.

Algunos productos sistémicos pueden aplicarse directamente pintando el tronco de los árboles, o bien al suelo o con el agua en riego por goteo, con la ventaja de su mayor persistencia.

El control biológico es muy importante, ya que hay parasitoides y depredadores capaces de eliminar a la mayoría
de individuos de la plaga. En España destaca el parasitoide Citrostichus phyllocnistoides (Narayanan).


EL PRAYS DE LOS CÍTRICOS Prays citri (Milliére)

¿Qué síntomas puedo ver?

Los daños más graves los produce en limonero “Verna” en el momento de las dos floraciones principales, la de primavera en abril-mayo y la de verano en septiembre, denominadas “cosecha” y “rodrejo”.

La floración “sanjuanera”, que tiene lugar en junio, es menos abundante y los daños son también menores.

En el caso de ataques a flores la larva se alimenta en su interior de las anteras y del pistilo, trasladándose después a
otras flores y uniendo toda la zona dañada con hilos de seda formando unas masas en el interior de las cuales hay pétalos secos y abundantes excrementos de color oscuro .

Este daño puede confundirse con el de cacoecia, diferenciándose en que esta última plaga ataca con preferencia frutos recién cuajados y no flores, y además cacoecia no produce serrín ni restos de excrementos.

En las hojas la larva puede alimentarse de la epidermis. En las yemas realiza una galería a lo largo del brote, con exudaciones de goma.

En ataques al fruto recién cuajado suele producir una galería en el estilo, acabando por alimentarse de todo el frutito. Los daños a frutos en desarrollo se manifiestan en manchas superficiales causadas por haberse alimentado la larva de la piel. En el centro de
estas manchas puede encontrarse el corion del huevo.

Ocasionalmente la larva puede producir también daños en todo tipo de cítricos a los injertos, al penetrar debajo del escudo injertado y alimentarse del cámbium, con lo que el injerto se seca.

Una vez realizado el daño la larva abandona el lugar para pupar en el suelo, aunque también puede pupar cerca de la yema dañada.

¿Cómo lo controlo?

Es aconsejable una intervención química cuando se observa la plaga. Se recomienda un segundo tratamiento 20 días después con un umbral de 10% de flores o frutos recién cuajados con síntomas recientes de ataque.

Aunque la floración “sanjuanera” de junio pueda verse muy afectada por P citri no suele recomendarse en este momento un tratamiento por tener esta floración poca influencia en la cosecha. De nuevo hay que intervenir con plaguicidas en el mes de septiembre, en cuanto se vean los primeros daños a los botones florales.

Muchas gracias!

Este artículo ¿Qué plaga tiene mi naranjo o limonero? Guía de plagas de los cítricos ha sido publicado originalmente en Personal GARDEN Shopper - Tienda online de Jardinería. España.

Fuente: este post proviene de Personal GARDEN Shopper, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: Plagas

Recomendamos

Relacionado

insectos plantas

Cuando nos enfrentamos a una plaga siempre solemos recurrir a productos que puedan destruirla aplicándolos directamente sobre el insecto en cuestión, pero eso solo es válido si la plaga se encuentra a simple vista o en el exterior de la planta. ¿Qué sucede cuando una plaga se encuentra dentro de una planta? El minador de hojas de cítricos es uno de estos insectos de plaga a los que resulta un poco ...

Plagas y enfermedades cítricos hoja retorcida ...

El problema del limonero con hojas arrugadas es tan común que por esa razón he decidido escribir este articulo intentando dar una solución a este problema el cual me consultáis con mucha frecuencia. Este problema no se centra únicamente en el limonero también afecta todo tipo de cítricos como naranjo, mandarina, lima, Kumquat, entre otros. Tener un árbol cítrico en tu huerto o jardín no debería su ...

consejos de jardinería jardines plagas ...

Este artículo es original de Fernando Rivero Buxó de Personal GARDEN Shopper ¿Cómo identificar que plaga se come las hojas de mis plantas? Es importante identificar bien la plaga que se está comiendo las hojas de nuestras plantas (la llamaremos para entendernos plaga come hojas), para entonces acertar en la forma y momento o época del tratamiento. Así que vamos a ver los diferentes tipos de plagas ...

árboles frutales y frutos secos consejos de jardinería limonero ...

Si bien es normal que algunos limones se caigan prematuramente. Si todos o la mayoría de los limoncitos se caen de la planta en forma prematura cuando todavía son muy pequeños, puede ser un síntoma de que algo no anda bien. Si te preocupa que los frutos del limonero o de cualquier cítrico se estén cayendo de la planta, continúa leyendo para aprender cuál es la causa de la caida de frutos y algunas ...

limonero condiciones ambientales riego ...

¿Por qué se seca mi limonero? Tener un limonero en casa, es una excelente inversión. Todos sabemos lo útil que es el limón a la hora de aderezar y quien puede despreciar una rica limonada bajo el sol de verano. Sin embargo a pesar del cuidado que podamos darles, el hermoso limonero comienza a secarse. Es bueno que revises la planta y veas lo que pueda estar ocurriendo, posiblemente descifres la ...

mosca blanca plagas plantas insectos ...

La mosca blanca es un pequeño insecto chupador que ataca a nuestros jardines de manera muy dañina. Son pequeñas moscas con un polvo blanco por encima que absorben la savia de nuestras plantas y además crían en sus hojas. Dejan los huevos hasta que nace la larva y se queda a vivir allí. La mosca blanca es muy peligrosas en espacios cerrados y con altas temperaturas y humedad ya que es el clima que ...

Plagas y enfermedades

Uno de los problemas más comunes en nuestro huerto urbano es el control de plagas y enfermedades. Si no ponemos remedio pueden arruinar nuestra cosecha y todo el trabajo realizado durante todo el año ¿Plaga o enfermedad? Oidio Primero que nada, debemos diferenciar  si hemos sido atacados por una plaga o si se trata tan sólo de una enfermedad. Una plaga es la invasión generalizada de nuestras horta ...

Uncategorized Insectos plagas

Todo lo que debes saber sobre una de las plagas más comunes y peligrosas para las plantas, la cochinilla algodonosa. Métodos de erradicación efectivos. La cochinilla algodonosa. Descripción general de esta plaga La cochinilla algodonosa o harinosa es un insecto plaga muy generalista que afecta a un sin número de especie vegetales incluidas la mayoría de las ornamentales cultivadas. Es una de las p ...

plagas

Probablemente esta sea una de las plagas de insectos más bonita. Sin embargo, a pesar de sus alegres colores y su aspecto inofensivo, la oruga de mariposa puede causar bastantes daños en nuestros cultivos. Por eso, si has apreciado la presencia de este insecto en tu huerto o jardín, es muy importante que sepas ante qué insecto te encuentras y las posibilidades que tienes de eliminarlo. Aquí te con ...

trips plagas plagas de trips ...

(Imagen: Wikipedia) Los trips son unos insectos de tamaño milimétrico, suelen medir alrededor de 1-2 milímetros. Existen múltiples variedades y cada una de ella afecta a un cultivo determinado. Cuando se constituyen en plaga son muy peligrosos ocasionando graves daños en las plantas de nuestros huertos y jardines. Se alimentan de la savia de las hojas, manchando estas con los jugos y excrementos ...