Salud y medicina Idea guardada 71 veces
La valoración media de 230 personas es: Excelente

Capuchina mayor, propiedades y recetas naturales

14324659708_1b945f5454_z


Es conocida también como Mastuerzo de Indias, Espuela de Gañán y Llagas de Cristo.

Planta herbácea vivaz de la familia de las Tropeoláceas, de unos 20-40 centímetros de altura, hojas más bien grandes, pecioladas, redondas, de matiz verde grisáceo, con nerviaciones palmadas, que iniciándose en un punto, se desparraman a su alrededor. 

Los peciolos y tallos están provistos de zarcillos con los que la planta puede trepar y pegarse a las paredes o sobre otras plantas. Las flores, sostenidas por tallos frágiles, de corolas rojas o anaranjadas, tienen cinco pétalos esperonados y los tres inferiores están graciosamente deshilachados del centro, atrayendo a los insectos, con lo cual la polinización queda asegurada.

Vegeta espontáneamente en todo lugar que esté provisto de la suficiente humedad como arroyos, cursos de agua, ríos, poseyendo a menudo éstos sus laderas cubiertas por esta planta. Se trata de bellas y pequeñas plantas, tal vez un poco rústicas, pero no privadas de cierta gracia, que se cultivan por sus policromadas flores que dan una nota alegre en balcones, huertos y jardines. Son ligeramente perfumadas; las hojas y tallos estrujados entre las manos, emiten un fuerte y penetrante aroma. La planta, cuyas propiedades curativas son depurativas, diuréticas y detergentes, debe ser utilizada fresca. Se toma cruda, en ensalada y su sabor recuerda el del berro, quizás un poco más fuerte; debe ser aderezada solamente, con zumo de limón y un poco de sal.

Partes de la planta a utilizar: las hojas más tiernas y frescas.

PREPARACIONES

Depurativo, Diurético

Zumo fresco: recolectar varios puñados de hojas frescas, lavarlas, machacarlas y después, exprimir bien el zumo. Beber el zumo por la mañana en ayunas, unos 100 g cada vez. El tratamiento debe continuar durante dos semanas.

Heridas, Llagas, Ulceras

Decocción: para lavajes y cataplasmas: lavar concienzudamente dos puñados de hojas frescas, ponerlas en una olla con poca agua. Hervirlas durante un minuto, dejar templar el líquido y utilizarlo para limpiar las heridas. Las hojas deben colocarse sobre una gasa doblada varias veces, machacarlas para extraer el zumo y aplicarlas sobre la parte enferma, de la que favorecerán su cicatrización.

Fuente: este post proviene de Salud y medicina, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Calendula officinalis: propiedades

Es conocida también como Flor de muerto, Mercadela, Maravilla y Flamenquilla. Se trata de una planta de flor amarilla que florece de invierno a primavera, y muy agradable por su vivo color. Anual y de ...

Ciprés o ciprés de cementerio

Arbol perteneciente a la familia de la Coníferas, Cupresáceas, que puede alcanzar alturas de hasta 60 metros. Siempre verde, originario de Oriente, de porte piramidal y aspecto muy decorativo, se util ...

Cicuta mayor

Es conocida también como Cañaheja, Cañaherla y Cañerla. En toda la península, en los lugares más frescos y sombreados, vegeta esta planta perteneciente a la familia de las Umbelíferas. Herbácea bienal ...

Cerezo

Es conocido también como Cerezo guindo y Cerezo común. Árbol perteneciente a la familia de las Rosáceas, tan conocido que no es ni siquiera necesario describirlo. La cereza y los frutos de sus varieda ...

Recomendamos