comunidades

Kalanchoe thyrsiflora

El kalanchoe thyrsiflora es una suculenta perenne
Imagen – Wikimedia/David J. Stang

El Kalanchoe thyrsiflora es una planta suculenta no cactácea que queda estupenda en los jardines. Crece rápido, además es de buen tamaño, por lo que puedes ponerla en cualquier sitio porque quedará muy visible, que es justo lo que más se suele desear de los elementos que forman parte de un terreno: que se vea y destaque por algún motivo.

Para mantenerlo con salud es importante tener en cuenta una serie de cosas que te explicaremos a continuación. Pero de entrada ya te avisamos de que es muy fácil de cuidar 😉 .

Origen y características del Kalanchoe thyrsiflora

El Kalanchoe thyrsiflora es una suculenta
Imagen – Wikimedia/David J. Stang

Se trata de una planta suculenta no cactácea nativa de Sudáfrica y Lesoto cuyo nombre científico es Kalanchoe thyrsiflora. Tiene un diámetro de unos 40 centímetros y una altura de 20-30 centímetros. Desarrolla hojas carnosas, grandes, redondeadas, de color verde con el margen rojo, cubiertas por una pelusilla blanquecina que hace que al tacto se noten muy suaves.

Florece una sola vez, en algún momento desde otoño hasta primavera, produciendo un tallo floral de hasta 1 metro de altura. Las flores son cerosas, de color amarillo. Es, pues, una planta hapaxántica, al igual que los agave por ejemplo.

¿Cuáles son los cuidados que requiere?

Tener un ejemplar de esta especie es especialmente recomendable cuando se tiene un jardín de suculentas o de plantas resistentes a la sequía, ya que queda genial en las rocallas, o creciendo junto con yucas, Beaucarnea, o similares, además de cactus como Echinopsis, Espostoa o Myrtillocactus. A pesar de que no comparten origen, el Kalanchoe thyrsiflora se verá de maravilla entre ellos.

Pero si no tienes jardín, no te preocupes. Si puedes conseguir una maceta de las grandes, de unos 50 centímetros de diámetro ya estará; y si tampoco la encuentras, hazte con una rueda de neumático vieja y haz una maceta casera con tela metálica y sustrato 😉 . Luego, solo has de cuidarlo teniendo en cuenta nuestras indicaciones:

Ubicación

Es una planta que necesita estar en el exterior, a pleno sol. No vive bien en semisombra ni, mucho menos, en sombra.

Tierra


Jardín: crece en todo tipo de suelos siempre y cuando tengan buen drenaje. Tolera bien los calizos.

Maceta: no es muy exigente, se puede rellenar con sustrato universal mezclado con perlita a partes iguales. Sin embargo, para minimizar el riesgo de podredumbre es preferible el uso se sustratos minerales como el pómice o la akadama.

Riego

Las flores del Kalanchoe thyrsiflora son amarillas
Imagen – Wikimedia/JMK

El riego ha de ser escaso. Durante el verano se regará unas dos veces a la semana, mientras que el resto del año será una vez por semana o cada quince días. Durante el invierno se regará entre poco y nada, dependiendo de las condiciones climáticas de la zona y de cómo esté el sustrato o la tierra (si está muy seco, no dudes en regar).

Si lo tienes en maceta, no le pongas un plato debajo para que no se pudran sus raíces.

Abonado

Desde comienzos de primavera hasta finales del verano se ha de abonar con un abono para plantas suculentas, sea líquidos, en polvo o granulados. Eso sí, es necesario leerse las indicaciones especificadas en el envase del producto, ya que de lo contrario se podría echar más cantidad de la requerida y, como consecuencia de ello, las raíces se quemarían y morirían.

Multiplicación

¿Quieres conseguir nuevos ejemplares de Kalanchoe thyrsiflora? Para ello has de sembrar sus semillas o separar los hijuelos en primavera o verano. Veamos cómo proceder en cada caso:

Semillas

El paso a paso a seguir es el siguiente:

Lo primero que tienes que hacer es rellenar una maceta -con agujeros- con sustrato universal mezclado con perlita a partes iguales.

Luego, riega a consciencia, humedeciendo bien todo el sustrato.

Después, echa las semillas sobre la superficie, procurando que queden lo más separadas entre sí que sea posible.

A continuación, cúbrelas con una fina capa de arena de cuarzo.

Por último, coloca el semillero en el exterior, a pleno sol.
Ahora solo has de mantener el sustrato húmedo (no encharcado) para que germinen en unos 10-15 días.

Separación de hijuelos

Separar los hijuelos es el método más rápido de conseguir nuevos ejemplares. Tan solo has de escarbar un poco alrededor del hijuelo que quieras separar, y con la ayuda de un cuchillo cortarlo.

Después, lo plantas en una maceta individual con pómice o grava fina, riegas, y lo dejas en el exterior en semisombra. Al cabo de unas dos semanas emitirá sus propias raíces.

Plagas y enfermedades

El Kalanchoe thyrsiflora es una planta de sol
Imagen – Flickr/landruc

Es bastante resistente en general, pero si el ambiente es muy cálido y seco puede verse afectado por cochinillas y pulgones. Asimismo, en temporada de lluvia los caracoles y babosas tienden a comer sus hojas.

Para evitarlo, se debe de tratar con tierra de diatomeas, jabón potásico,… o quitando los insectos con un pincel pequeño empapado en alcohol de farmacia.

Rusticidad

Por propia experiencia, te puedo afirmar que resiste heladas de hasta los -2ºC siempre que sean puntuales y de corta duración. Pero es mejor tenerlo protegido ya que sus hojas se dañan con el granizo.

¿Dónde comprar?

Consigue tu planta desde aquí.

¿Qué te ha parecido el Kalanchoe thyrsiflora?

Fuente: este post proviene de Ciber Cactus, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Imagen – Wikimedia/Yastay // Copiapoa dealbata El género de cactus es muy especial: se compone de plantas espinosas de muy lento crecimiento y extraordinaria belleza, que viven en regiones árida ...

Imagen – Wikimedia/Chmee2 // Ferocactus townsendianus Las plantas del género Ferocactus son de las más interesantes cuando quieres tener una bonita rocalla, un jardín con plantas de regiones ári ...

Imagen – Wikimedia/Forest & Kim Starr El Kalanchoe pinnata es una de las plantas suculentas más sensibles a las heladas, e incluso al granizo. Sus hojas son muy delicadas, tanto, que no se deber ...

Imagen – Wikimedia/J Brew Si hay una suculenta que llame mucho la atención, mucho más que otras, esa es sin duda la especie Aloe polyphylla. Conocido como áloe espiralado, es una planta muy rara ...

Etiquetas: Plantas crasas

Recomendamos

Relacionado

Plantas crasas

Imagen – Wikimedia/Ixitixel El Kalanchoe fedtschenkoi es una planta crasa que, si bien tiene un apellido un tanto difícil de recordar, es realmente decorativo. De hecho, lo puedes cultivar tanto en un rincón del jardín como en macetas o jardineras, ya que su tamaño es reducido y no necesita de mucho espacio para poder crecer. Su mantenimiento es sencillo, siempre que se riegue más bien poco ...

Plantas crasas

Haworthia retusa var multilineata // Flickr/salchuiwt La Haworthia retusa es una crasa o suculenta no cactácea compacta, con un tamaño bastante reducido y que produce unas flores que, si bien son pequeñas, llaman bastante la atención ya que surgen de tallos cuya altura es muy superior al de la planta. Es interesante su cultivo en maceta, especialmente si esta es más ancha que profunda. Al tener un ...

Uncategorized Flores Plantas ornamentales ...

Fotografía y características generales de la hermosa planta suculenta llamada Kalanchoe integra. Consejos esenciales para su cultivo. Descripción de la planta suculenta Kalanchoe integra Kalanchoe integra es una planta suculenta, herbácea y perenne perteneciente a la conocida familia Crassulaceae. Además, es originaria del continente asiático aunque actualmente se cultiva en diversas zonas del mun ...

Plantas crasas

Imagen – Wikimedia/Stan Shebs La Haworthia cymbiformis es una planta con forma redondeada muy bonita. Su tamaño es más bien reducido, y aunque tiene mucha tendencia a producir retoños, su cultivo en maceta es muy recomendable, incluso más que en el suelo: el color verde característico de sus hojas destaca sobre las tonalidades marrones de la arena volcánica, otorgándole un valor ornamental q ...

Plantas crasas

Imagen – Wikimedia/spacebirdy La Haworthia limifolia es una suculenta pequeña, perfecta para decorar terrazas y balcones, e incluso para rellenar esos huecos de la mesa que se han quedado vacíos (algo que sucede con rapidez cuando se es coleccionista 😉 ). El mantenimiento de esta planta es muy sencillo, puesto que resiste bien la sequía y las altas temperaturas, y no suele tener prob ...

Fichas

Imagen – Wikimedia/BS Thurner Hof La Euphorbia resinifera es una de esas plantas suculentas que quedan geniales en macetas de barro más o menos grandes, o en jardines que reciben poco riego. Produce múltiples tallos, que con el tiempo forman una especie de ‘cojín’, pero sin poder usarse como tal ya que posee numerosas espinas. El mantenimiento es sencillo; de hecho, mientras reci ...

cultivo esquejes kalanchoe ...
Flores con cuidados muy sencillos

Te contamos todo sobre el Kalanchoe. Pertenece a la familia de las crasuláceas, plantas suculentas que poseen sus raíces, hojas o tallos más gruesos de lo habitual por la acumulación de reservas de agua que permiten sobrevivir en condiciones de sequía.

Plantas crasas

Imagen – Wikimedia/Kurisu rs El Aloe variegata es una de las crasas más curiosas: es bastante pequeño, lo cual hace que sea particularmente interesante para cultivarlo en maceta durante toda su vida, sus hojas tienen bandas blanquecinas muy bonitas, y además, a diferencia de la mayoría de las especies del género, prefiere estar en semisombra. No es complicado de mantener, aunque siempre vien ...

plantas ornamentales plantas suculentas

Fotografías y descripción de la planta suculenta conocida como Madre de Miles, Kalanchoe laetivirens. Consejos para su cultivo. Características generales de la planta suculenta Kalanchoe laetivirens Kalanchoe laetivirens es una planta suculenta herbácea de mediano porteoriginaria de Madagascar, pero ampliamente distribuida en el mundo como planta ornamental. Es una de las plantas más prolíferas ...

Plantas crasas

Imagen – Wikimedia/JJ Harrison La Aptenia cordifolia es una de las plantas crasas que tienen un ritmo de crecimiento más rápido. Además, es muy adaptable, hasta el punto de que si un tallo se rompe, el trozo que cae al suelo emitirá raíces muy pronto, convirtiéndose así en un individuo independiente. Sin embargo, es precisamente esa adaptabilidad lo que hace que sea preferible disfrutarla en ...