comunidades

Echinopsis spachiana

Las flores del Echinopsis spachiana son blancas y grandes
Imagen – Wikimedia/z2amiller

El Echinopsis spachiana puede presumir de tener unas de las flores más grandes y bonitas de su género. Este cactus de porte columnar es una planta que podemos encontrar en los jardines de clima cálido o suave. Pero además, no es de los que crecen mucho motivo por el que es muy interesante cultivarlo también en maceta.

Si bien su ritmo de crecimiento no es muy rápido, no es de los más lentos. Cuando todas sus necesidades están cubiertas, es decir, cuando está en el lugar adecuado y no está pasando frío ni sed, la belleza de sus flores te cautivará cada temporada.

Origen y características del Echinopsis spachiana

Vista del Echinopsis spachiana
Imagen – Wikimedia/Gavin Anderson

El Echinopsis spachiana pertenece al género Echinopsis, y es nativo de Argentina. Desarrolla tallos verdes y columnares, de unos 5 centímetros de grosor por 2 metros de altura. Tienen entre 10 y 15 costillas con areolas de color amarillo o grisáceo, de las cuales brotan entre 1 y 3 espinas centrales y entre 8 y 10 radiales, todas de unos 12 milímetros de largo. Tiende a ramificar desde la base, pero no es un cactus que ocupe mucho espacio.

Florece hacia finales de la primavera. Sus flores son blancas, y muy grandes: miden 15 centímetros de diámetro y hasta 20 centímetros de largo. Debes saber de ellas que son nocturnas, es decir, brotan poco antes del amanecer, y se cierran durante el día. Por eso, si quieres verlas tendrás que estar atento, puesto que permanecen abiertas muy pocas horas.

Como curiosidad, decir que recibe los nombres comunes de cardón y de antorcha dorada; este último hace referencia al color de sus espinas.

¿Cuáles son sus cuidados?

Los cuidados que necesita tu Echinopsis spachiana son fáciles de aprender. No es una planta exigente, y de hecho puede soportar el frío, así que no te tendrás que preocupar por él; o no mucho al menos. Así que sin más, a continuación te explicaremos todo aquello que debes saber para que no le falte de nada:

Ubicación

La mayoría de los cactus requieren una exposición directa al sol para que puedan crecer con normalidad. Y nuestro protagonista no es una excepción. Pero sí que has de tener presente que si lo colocas en una zona soleada sin que se haya aclimatado antes, lo que ocurrirá es que se quemará. Esas quemaduras aparecen de un día a para otro, y aunque pueden cicatrizar, no desaparecerán nunca. Por suerte, esto se evita exponiendo al cactus un ratito al sol directo cada día, aumentando el tiempo de exposición un poco cada semana.

Otra cosa que ocurre bastante a menudo es poner el cactus en un lugar donde no recibe luz suficiente. Cuando le falta, sus tallos se etiolarán; esto es, crecerán en dirección a una luz más potente (como la que entra a través de una ventana, por ejemplo). Para evitarlo, tienes que asegurarte de que llegue la misma cantidad de luz a todas sus partes, algo que consigas rotando la maceta cada día hasta que pueda estar en un lugar donde le dé el sol directamente.

Tierra

Los cactus son muy sensibles al encharcamiento. Un exceso de agua pudre las raíces y puede ser fatal para ellos. Así, es necesario que la tierra sea ligera, y que drene muy bien el agua.

Si lo vas a tener en maceta, asegúrate de que tenga agujeros por los que salga el agua. Como sustrato no dudes en utilizar una mezcla de sustrato universal mezclado con un 50% de perlita, o pómice (en venta aquí).

Riego

Vista del Echinopsis spachiana
Imagen – Wikimedia/John Rusk

Cuando hablamos del riego de los cactus hay una norma que recomendamos seguir mucho: dejar secar por completo el sustrato (o la tierra de estar en el jardín) antes de volver a regar. Como el Echinopsis spachiana resiste la sequía, puede pasar unos días teniendo la tierra seca.

Pero a veces no es fácil saber cuándo sucede eso, ya que podemos ver que la capa más superficial está seca pero… ¿y las que están más en el interior? La superficie siempre se secará antes pues está más expuesta, pero si queremos saber si toca regar o no tendremos que comprobar la humedad de la tierra.

Y eso es fácil de hacer: si tienes tu planta en maceta, simplemente has de cogerla una vez regada y de nuevo cuando hayan pasado unos días. Si tenemos en cuenta que una tierra seca tiene un peso inferior a una tierra húmeda, esto te servirá de guía para saber en qué momento has de volver a hidratarlo. En el caso de que lo tengas en el jardín, escarba un poco o introduce un palo de madera para ver qué tal está la tierra.

Abonado

Es recomendable abonarlo utilizando un fertilizante para cactus (en venta aquí), en primavera y verano. De esta forma, conseguirás que crezca un poquito más rápido, y que produzca gran cantidad de flores.

Multiplicación

Se puede multiplicar de dos maneras distintas: por semillas, o por esquejes. La época más adecuada para ello es en primavera, pero también se puede hacer en otoño si en tu zona el clima es cálido y/o no se registran heladas nunca.

Trasplante

Si lo vas a tener en maceta, tienes que plantarlo en otra más grande cada 2-3 años en primavera.

Rusticidad

El Echinopsis spachiana resiste las heladas débiles, de hasta los -2ºC. Aguanta algo más si está resguardado, pero no aconsejamos tenerlo fuera si las temperaturas bajan más.

¿Qué te ha parecido esta especie?

Fuente: este post proviene de Ciber Cactus, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Imagen – Flickr/Booman Floral Hay muchos cactus que pueden usarse como plantas colgantes, pero el Epiphyllum anguliger es muy especial. Sus tallos son muy vistosos, y como se mantienen verdes du ...

Imagen – Wikimedia/Josenildo Bezerra da Silva El Cereus jamacaru es un cactus muy especial, ya que no es el típico que encontraríamos en una región que está casi siempre seca. Aunque no le gusta ...

Imagen – Wikimedia/Petar43 El Pilosocereus azureus es un cactus con tallos columnares y espinosos con un gran valor ornamental. Aunque crece a un ritmo que podríamos describir como lento, no es ...

Los cactus del género Hylocereus se caracterizan por ser plantas de buen tamaño, además de por producir flores de una extraordinaria belleza. Aunque por desgracia estas son nocturnas, merece la pena d ...

Etiquetas: Cactus

Recomendamos

Relacionado

Cactus

Imagen – Wikimedia/Petar43 El Echinopsis subdenudata es uno de los cactus más comunes que existen. Es uno de los primeros que se suelen comprar al empezar las colecciones, pero además su mantenimiento es más bien bajo. Cuando florece es un espectáculo maravilloso, ya que produce flores grandes y de un color blanco muy bonito. ¿Quieres saber cómo se ha de cuidar? Origen y características de ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz El Cephalocereus senilis es una especie de cactus muy curiosa: sus tallos están cubiertos por largos pelos de color blanco, una característica que le da el nombre común de cactus viejito o cactus cabeza de viejo. Tiene un ritmo de crecimiento más bien lento, pero ello no ha de preocuparte pues posee valor ornamental desde que es joven. Así que, ¿por qué no c ...

Curiosidades Fichas

Hay muchos tipos de plantas suculentas con flor curiosa y/o bonita. Algunas de ellas las producen de gran tamaño, otras en cambio las tienen más pequeñas, pero hay tal variedad que es muy difícil que llegues a cansarte de mirarlas. De hecho, es habitual que la gente diga que es una pena que duren tan poco, porque son, en la mayoría de casos, auténticas bellezas. ¿Quieres saber cuáles hay? Si es as ...

Plantas crasas

Imagen – Wikimedia/David J. Stang El Kalanchoe thyrsiflora es una planta suculenta no cactácea que queda estupenda en los jardines. Crece rápido, además es de buen tamaño, por lo que puedes ponerla en cualquier sitio porque quedará muy visible, que es justo lo que más se suele desear de los elementos que forman parte de un terreno: que se vea y destaque por algún motivo. Para mantenerlo con ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Gallowey Muchas especies del género Echinopsis producen flores con pétalos blancos, pero nuestro protagonisa es distinto: su color es, también, el rosado, por lo que aunque en un principio nos puede parecer un cactus común, cuando florece nos damos cuenta de que tiene un valor ornamental muy interesante. Su nombre científico es Echinopsis eyriesii, y como podrás intuir vie ...

Cactus

Imagen – Flickr/Stefano El cactus cola de mono es una planta increíblemente bonita. Sus tallos, colgantes, están cubiertos de largos pelos blancos que le dan un aspecto de cola del susodicho animal, y además produce flores rojas que son una maravilla. Si tienes un balcón, o en tu patio puedes colgar una maceta del techo, tu planta va a verse muy bonita. Aunque decirte también que si dispones ...

Cactus

Los Cereus son unos cactus que encontramos con relativa facilidad en los viveros y tiendas de jardinería, y con razón: son bastante fáciles de mantener, y si a eso le añadimos que viven sin problemas en macetas durante toda su vida, seguramente estemos hablando de unas de las plantas suculentas más recomendables para principiantes. Hay varias especies que son muy interesantes, como la que conocemo ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Ken Bosma from Green Valley, Arizona, USA El Ferocactus latispinus es una de las especies de cactus más habituales en las colecciones, así como por supuesto en los jardines de suculentas. Motivos no faltan: resiste bien la sequía, y aunque sí que puede hacerse algo grande, poder ver sus flores en vivo y en directo es una experiencia magnífica. Por otro lado, su cultivo es ...

Plantas crasas

Imagen – Wikimedia/Isidre blanc El Sedum dasyphyllum es una planta crasa pequeña, que se puede tener en jardineras o en macetas colgantes, así como en los jardines de rocalla. Sus tallos están compuestos por hojas de reducido tamaño, y de un color precioso. Además, produce florecillas de un interesante valor ornamental. Pero si esto te parece poco, debes saber que crece bien en interiores si ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Petar43 El Pilosocereus azureus es un cactus con tallos columnares y espinosos con un gran valor ornamental. Aunque crece a un ritmo que podríamos describir como lento, no es ni mucho menos tan lento como otros, como los Ferocactus, o ya ni digamos la Carnegiea gigantea (saguaro). De hecho, es una especie interesante para cultivar en los jardines, porque se puede dar por s ...