comunidades

Echinopsis subdenudata

Las flores del Echinopsis subdenudata son blancas
Imagen – Wikimedia/Petar43

El Echinopsis subdenudata es uno de los cactus más comunes que existen. Es uno de los primeros que se suelen comprar al empezar las colecciones, pero además su mantenimiento es más bien bajo.

Cuando florece es un espectáculo maravilloso, ya que produce flores grandes y de un color blanco muy bonito. ¿Quieres saber cómo se ha de cuidar?

Origen y características del Echinopsis subdenudata

El Echinopsis subdenudata es un cactus globular de unos 10 centímetros de altura endémico de Bolivia y de Paraguay. Su cuerpo es de color verde oscuro y está formado por 8 a 12 costillas, las cuales tienen areolas lanosas. De estas surgen entre 3 y 7 espinas radiales, y 1 central que miden 2 milímetros o menos; de hecho, no siempre están presentes. A medida que van pasando los años, o si sufre algún daño, puede emitir hijuelos.

Florece en primavera y verano. Las flores tienen forma tubular, y miden entre 15 y 22 centímetros de largo. Son blancas por lo general, pero es posible encontrar ejemplares que las produzcan de color rosado-blanquecino. Lamentablemente, permanecen abiertas un día, aunque como las producen en gran número esto no es un problema.

¿Cuáles son los cuidados que requiere?

El Echinopsis subdenudata es uno de los cactus más comunes
Imagen – Wikimedia/Petar43

Este es un cactus muy querido, pero precisamente por eso hay que conocer sus necesidades, ya que de lo contrario podríamos, por ejemplo, regarlo de más, o utilizar un sustrato que no permite que crezca bien.

Así pues, vamos a ver cómo se ha de cuidar:

Ubicación

Como a cualquier cactus, lo más recomendable es que se tenga en el exterior. Si no recibe la luz del sol de manera directa, va a etiolarse. Esto significa que va a crecer hacia la luz más potente que haya detectado, estrechando su tallo cada vez más y perdiendo fuerza. Recordemos que el cuerpo del Echinopsis subdenudata es globular, no columnar. Si se etiola, luego es difícil que se recupere del todo (siempre va a quedarle una forma ‘rara’).

Pero ojo, también es muy importante evitar exponerlo al astro rey si ha estado toda su vida en sombra o semisombra. Antes de dejarlo expuesto todo el día, tienes que acostumbrarlo poco a poco. Por ejemplo, puedes dejarlo una hora por la mañana temprano al sol durante una semana, e ir aumentando el tiempo de exposición gradualmente.

¿Cuándo tener en interior?

La planta, aunque soporta el frío y las heladas débiles, lo pasa mal cuando cae granizo, y ya ni digamos nieve. Por este motivo, si en tu zona las temperaturas bajan hasta los 0 grados es aconsejable, como mínimo, protegerlo con tela antiheladas (en venta aquí); y si bajan todavía más, entonces hay meterlo en un invernadero (en venta aquí) o dentro de casa.

En el caso de que te decantes por esta última opción, ha de estar en una habitación en la que haya mucha claridad. Además, no ha de haber corrientes de aire.

Riego

El riego será por lo general escaso. Hay que regar cuando la tierra se haya secado completamente. Para que te hagas una idea, en verano suelen ser 1 o 2 veces por semana, y en invierno una vez cada 15-20 días más o menos (depende mucho del clima, tipo de tierra, y de la ubicación).

De todos modos, independientemente de cuándo tengas que regar, cada vez que lo hagas has de echar agua hasta que la tierra se empape bien. Si está en maceta, debe de salir por los agujeros de drenaje. Eso sí: no riegues cuando le esté dando el sol de forma directa, ya que de lo contrario se quemaría.

Tierra

El Echinopsis subdenudata florece en primavera
Imagen – Wikimedia/Petar43

Maceta: tienes que rellenarla con sustrato para cactus que sea de calidad (en venta aquí), o bien con una mezcla de turba con perlita a partes iguales, o con pómice.

Jardín: el suelo debe de tener muy buen drenaje; además, es importante que sea ligero para que las raíces estén correctamente oxigenadas.

Abonado

En primavera y verano es muy recomendable abonarlo. Usa para ellos abonos para cactus (en venta aquí) para que así no le falten nutrientes, siguiendo las indicaciones del fabricante.

Cuando se echa más cantidad de la necesaria, se produce una sobredosis, la cual daña a las raíces y por consiguiente también a la planta.

Multiplicación

El Echinopsis subdenudata se multiplica por semillas, y a veces también por hijuelos. Esto se hace en primavera o en verano de la siguiente manera:

Semillas: se siembran en macetas o bandejas con agujeros con tierra para cactus de calidad previamente regada, y se colocan en el exterior, a pleno sol o en una zona con mucha luz. Es importante que no queden amontonadas, ya que así podrán crecer sin problemas. Si va todo bien, germinarán en unos 20 días.

Hijuelos: los hijuelos se pueden separar de la madre cuando midan al menos 1 centímetro, utilizando un cuchillo de sierra previamente desinfectado con jabón lavavajillas y agua. Después, se dejan en un lugar seco y con luz (no directa) un par de días, y por último se plantan en macetas individuales con tierra para cactus.

Rusticidad

Te puedo decir que resiste hasta los -1,5ºC sin sufrir daños, pero como te hemos comentado arriba, si en tu zona baja de los 0 grados lo ideal es tenerlo dentro de casa.

¿Qué te ha parecido el Echinopsis subdenudata?

Fuente: este post proviene de Ciber Cactus, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Imagen – Wikimedia/MidgleyDJ La sábila es una especie muy popular: la cultivamos en los jardines y en los patios, así como también en las terrazas o balcones. También la utilizamos en nuestro be ...

Imagen – Flickr/Jose Mesa No hay duda de que el áloe vera es una planta muy demandada: no hablamos solo de que requiere muy pocos cuidados, sino que, además, posee múltiples propiedades benefici ...

Imagen – Wikimedia/Wouter Hagens El Aloe vera es una de las crasas que con más facilidad encontramos en jardines y, también, en los hogares de todo el mundo. Tiene hojas carnosas y llenas de una ...

Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz La Euphorbia regis-jubae es un pequeño arbusto suculento que rara vez está a la venta, pero que pienso que es interesante conocer. No supera los dos metros de a ...

Etiquetas: Cactus

Recomendamos

Relacionado

Cactus

Imagen – Wikimedia/Gonzalodutto El Echinopsis chamaecereus es el típico cactus que queda genial en macetas que son más anchas que altas puestas en el exterior. No crece mucho en altura, pero sus tallos pueden medir varios centímetros. Aunque sin duda son sus flores lo que más gusta de esta especie, ya que son grandes y de un color rojo precioso. Además, es un cactus que no te exigirá demasia ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Gallowey Muchas especies del género Echinopsis producen flores con pétalos blancos, pero nuestro protagonisa es distinto: su color es, también, el rosado, por lo que aunque en un principio nos puede parecer un cactus común, cuando florece nos damos cuenta de que tiene un valor ornamental muy interesante. Su nombre científico es Echinopsis eyriesii, y como podrás intuir vie ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz La Opuntia dillenii es una de las especies de cactus que tienen espinas más largas y afiladas. Además, resiste bastante bien la sequía, pudiendo vivir prácticamente sin recibir nada de agua durante semanas. Pero el problema es que es muy invasora, al igual que la chumbera. Se multiplica rápido por esquejes, y como tiene espinas muy largas y afiladas, casi no ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Randy El Echinopsis peruviana es un cactus arbustivo con tallos bastante delgados y de un bonito color verde azulado. Pero cuando florece, produce flores blancas y de gran tamaño, una característica que embellece el lugar donde se encuentre, independientemente de si se tiene en un jardín o en maceta colocada en la terraza. Otra de las cosas buenas que tiene es su rápido cr ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/FoeNyx La Hatiora gaertneri (o como se la conoce ahora Schlumbergera gaertneri) es un cactus epífito caracterizado por producir flores muy bonitas, tanto es así que ha recibido el Premio de Mérito de Jardín de la Royal Horticultural Society (RHS). Es una especie con un valor ornamental asombroso, ya que además su mantenimiento es relativamente sencillo. De hecho, aunque ha ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/C T Johansson Los Ariocarpus son cactus de muy lento crecimiento que tienen una curiosa forma. Esta forma hace que sean de los géneros botánicos más populares entre los coleccionistas de plantas suculentas, y también unos de los más difíciles de conseguir. Cuando se comercializan, a menudo les ponen precios muy altos, pues no solo han de pasar varios años hasta que alcanza ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Wer?Du?! Los cactus del género Eriosyce son unos de los más especiales. Su ritmo de crecimiento es lento, pero eso no impide que sean unos de los más apreciados por los aficionados a este tipo de plantas. Claro que lo pone bastante fácil: son muchas las especies que se quedan pequeñas, y la mayoría por no decir todas producen flores preciosas. El género se compone de unas ...

Plantas crasas

Imagen – Wikimedia/Diego Delso Hay muchos tipos de áloes, y aunque hay algunos que crecen como árboles de varios metros de altura, hay otros que se quedan más pequeños. Uno de ellos es el Aloe juvenna, también llamado a veces áloe enano ya que, como vas a poder ver, es una planta perfecta para cultivar en macetas. Además, es una de las especies más recomendadas para principiantes, pues apart ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Anja Disseldorp Los Melocactus son un género de cactáceas muy peculiares, especialmente cuando florecen. Su ritmo de crecimiento es considerablemente lento, por lo que se pueden cultivar en macetas durante un largo tiempo. Pero hay que decir que son también unos de los que viven en climas un poco más cálidos que los que estamos acostumbrados a ver en los viveros. Así que l ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Yastay // Copiapoa dealbata El género de cactus es muy especial: se compone de plantas espinosas de muy lento crecimiento y extraordinaria belleza, que viven en regiones áridas. Son muchas las que, además, soportan el frío e incluso las heladas. Por todo ello, siempre que procedan de cultivos permitidos por la CITES y no sean ejemplares que se han extraído de su hábitat, e ...