comunidades

Haworthia retusa

La Haworthia retusa es una suculenta de fácil mantenimiento
Haworthia retusa var multilineata // Flickr/salchuiwt

La Haworthia retusa es una crasa o suculenta no cactácea compacta, con un tamaño bastante reducido y que produce unas flores que, si bien son pequeñas, llaman bastante la atención ya que surgen de tallos cuya altura es muy superior al de la planta.

Es interesante su cultivo en maceta, especialmente si esta es más ancha que profunda. Al tener una gran tendencia a producir hijuelos, es solo cuestión de tiempo de que puedas conseguir nuevos ejemplares de tu planta a coste cero.

Origen y características de la Haworthia retusa

La Haworthia retusa es una crasa perenne


Se trata de planta crasa perenne originaria de Sudáfrica que alcanza una altura de unos 3-4 centímetros y un diámetro de 4-5 centímetros. Forma rosetas de hojas coriáceas, deltoides, recurvadas y con un tamaño de 1-4 centímetros de largo por 2 centímetros de ancho, y de un color verde pálido, con líneas en el haz. Las flores surgen de un tallo simple de hasta 12 centímetros de largo, son blancas y miden alrededor de 1 centímetro de diámetro.

El ritmo de crecimiento de la Haworthia retusa es bastante rápido, pero hay que tener en cuenta que una vez adulta es pequeña, por lo que no nos ha de sorprender que, al cabo de unos pocos años, solo gaste energía en florecer y en producir hijuelos.

¿Cuáles son los cuidados que hay que proporcionarle?

Las Haworthia en general son plantas muy fáciles de cuidar. Resisten muy bien la sequía, y a diferencia de la gran mayoría de suculentas, ellas crecen en zonas donde el sol no les llega de forma directa. Por este motivo, podrían ser una buena opción para cultivarlas en el interior, aunque es fuera de casa donde mejor están. Y es que, no hay ninguna planta que sea de interior, puesto que cuando los humanos comenzamos a evolucionar, el reino vegetal nos llevaba millones de años de ventaja.

Además, la decoración de las viviendas con plantas es aún mucho más reciente. No se sabe con exactitud, pero seguramente comenzó durante el reinado de los faraones, en el año 1500 a. C.

Pero no nos desviemos del tema. ¿Cómo se cuida la Haworthia retusa? Si te animas a tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados para que puedas disfrutarla tanto dentro como fuera de tu hogar:

Ubicación


Exterior: ha de estar en una zona protegida del astro rey.

Interior: la habitación en la que esté colocada debe ser luminosa, es decir, ha de haber mucha claridad.

Riego

La Haworthia retusa es una crasa perenne
Imagen – Flickr/salchuiwt

El riego será más bien escaso. Es una planta que resiste la sequía, pero el exceso de humedad le perjudica mucho, hasta el punto de que podrías perderla como consecuencia de la pudrición de sus raíces.

Para que no haya problemas, lo ideal es regar solo cuando la tierra esté completamente seca. Esto significa que deberás de humedecerla de nuevo más o menos una vez o dos por semana durante el verano, y cada 10 a 15 días el resto del año.

Durante el invierno riega una vez al mes si hay heladas y/o si llueve con frecuencia. Y en caso de tenerla en maceta, no le pongas un plato debajo puesto que el agua estancada causaría daños al sistema radicular.

Tierra


Maceta: rellenar con sustrato universal mezclado con perlita a partes iguales, o con sustrato mineral como el pómice.

Jardín: la tierra tiene que tener un excelente drenaje. Si no lo tuviera, haz un agujero de unos 40 x 40 centímetros, y rellénalo con pómice o arena de cuarzo.

Abonado

Aparte de agua, tu Haworthia retusa agradecerá ser abonada de vez en cuando, desde comienzos de primavera hasta finales del verano. Para ello, aconsejamos aplicarle abono específico para suculentas, como este que venden aquí. Eso sí, es importante seguir las indicaciones que se especifican en el envase para que no haya riesgo de sobredosis.

Multiplicación

Se multiplica por semillas e hijuelos desde primavera hasta verano, siguiendo este paso a paso:

Semillas


Primero, se ha de rellenar una maceta más ancha que profunda con tierra para cactus y crasas.

Luego, se riega a conciencia.

Por último, se esparcen las semillas sobre la superficie del sustrato, procurando que queden separadas entre sí, y se cubren un poco con arena de cuarzo (en venta aquí).
Manteniendo el semillero regado, germinarán en unos 5-15 días.

Hijuelos

Los hijuelos se pueden separar de la planta madre cuando tengan un tamaño de unos 2 centímetros. Si se hace antes, se corre el riesgo de que no sirvan. El motivo es que, al ser una planta tan compacta, es un poco difícil separar los hijuelos de la madre. De hecho, lo más aconsejable es sacarla de la maceta, y con cuidado separarlos procurando que sea con algunas raíces.

Después, se plantan en macetas individuales (o en grupos 😉 ) y se riega.

Época de plantación o trasplante

En primavera, cuando la temperatura mínima sea de 15 grados centígrados o más.

Rusticidad

La Haworthia retusa resiste el frío y las heladas de hasta los -2ºC, pero es aconsejable que no baje de los 0 grados.

La Haworthia retusa produce muchos hijuelos
Imagen – Flickr/Jeff Oien

¿Qué te ha parecido esta planta? ¿La conocías?

Fuente: este post proviene de Ciber Cactus, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Áloe de montaña (Aloe marlothii)

Imagen – Flickr/Drew Avery ¿Te gustan los áloes? Si además eres de los que disfrutan viendo aquellos que alcanzan el metro de altura, o que incluso lo superan, la especie de la que te voy a habl ...

Graptopetalum mendozae

Imagen – Flickr/salchuiwt ¿Eres de los que disfruta cultivando plantas suculentas en macetas? Si es así, voy a presentarte a la Graptopetalum mendozae, una crasa que puede ser cultivada en macet ...

8 tipos de aloe

Hay muchos tipos de áloe: unos no superan los diez centímetros de altura, mientras que otros crecen como árboles o arbustos de varios metros. Sus hojas, independientemente de la especie a la que perte ...

Pachyphytum

Imagen – Wikimedia/Jean.claude Los Pachyphytum son plantas crasas que pueden utilizarse para decorar espacios reducidos, ya que tienen un valor ornamental muy alto y, además, no crecen mucho por ...

Etiquetas: Plantas crasas

Recomendamos

Relacionado

Plantas crasas

Haworthia cymbiformis

Imagen – Wikimedia/Stan Shebs La Haworthia cymbiformis es una planta con forma redondeada muy bonita. Su tamaño es más bien reducido, y aunque tiene mucha tendencia a producir retoños, su cultivo en maceta es muy recomendable, incluso más que en el suelo: el color verde característico de sus hojas destaca sobre las tonalidades marrones de la arena volcánica, otorgándole un valor ornamental q ...

Plantas crasas

Todo sobre la Haworthia limifolia

Imagen – Wikimedia/spacebirdy La Haworthia limifolia es una suculenta pequeña, perfecta para decorar terrazas y balcones, e incluso para rellenar esos huecos de la mesa que se han quedado vacíos (algo que sucede con rapidez cuando se es coleccionista 😉 ). El mantenimiento de esta planta es muy sencillo, puesto que resiste bien la sequía y las altas temperaturas, y no suele tener prob ...

Plantas crasas

Arrocetas (Sedum dasyphyllum)

Imagen – Wikimedia/Isidre blanc El Sedum dasyphyllum es una planta crasa pequeña, que se puede tener en jardineras o en macetas colgantes, así como en los jardines de rocalla. Sus tallos están compuestos por hojas de reducido tamaño, y de un color precioso. Además, produce florecillas de un interesante valor ornamental. Pero si esto te parece poco, debes saber que crece bien en interiores si ...

Plantas crasas

Haworthia fasciata

Imagen – Wikimedia/Abu Shawka La Haworthia fasciata es una de las primeras especies de suculentas de las que se suele comprar un ejemplar cuando se empieza una colección, o cuando se busca una planta pequeña para tener en una mesa o en la terraza. Es muy fácil de cuidar. Tanto que me atrevería a decir que es una de las mejores para iniciarse en el mundo suculentero. Además, no solo tendrás q ...

Plantas crasas

Kalanchoe thyrsiflora

Imagen – Wikimedia/David J. Stang El Kalanchoe thyrsiflora es una planta suculenta no cactácea que queda estupenda en los jardines. Crece rápido, además es de buen tamaño, por lo que puedes ponerla en cualquier sitio porque quedará muy visible, que es justo lo que más se suele desear de los elementos que forman parte de un terreno: que se vea y destaque por algún motivo. Para mantenerlo con ...

Plantas crasas

Áloe tigre (Aloe variegata)

Imagen – Wikimedia/Kurisu rs El Aloe variegata es una de las crasas más curiosas: es bastante pequeño, lo cual hace que sea particularmente interesante para cultivarlo en maceta durante toda su vida, sus hojas tienen bandas blanquecinas muy bonitas, y además, a diferencia de la mayoría de las especies del género, prefiere estar en semisombra. No es complicado de mantener, aunque siempre vien ...

Plantas crasas

Aptenia cordifolia

Imagen – Wikimedia/JJ Harrison La Aptenia cordifolia es una de las plantas crasas que tienen un ritmo de crecimiento más rápido. Además, es muy adaptable, hasta el punto de que si un tallo se rompe, el trozo que cae al suelo emitirá raíces muy pronto, convirtiéndose así en un individuo independiente. Sin embargo, es precisamente esa adaptabilidad lo que hace que sea preferible disfrutarla en ...

Fichas Plantas crasas

Planta araña (Sempervivum arachnoideum)

Imagen – Wikimedia/Guérin Nicolas La planta araña es muy curiosa y es que en el interior de cada roseta de hojas se encuentran numerosos pelillos, que bien podrían confundirse con los de la tela de una araña. A esta particularidad hay que sumarle otra que, sin duda, es de gran interés para los que quieran cultivarla: su rusticidad. Resiste muy bien el frío, así como las heladas, por lo que c ...

Plantas crasas

Kalanchoe fedtschenkoi

Imagen – Wikimedia/Ixitixel El Kalanchoe fedtschenkoi es una planta crasa que, si bien tiene un apellido un tanto difícil de recordar, es realmente decorativo. De hecho, lo puedes cultivar tanto en un rincón del jardín como en macetas o jardineras, ya que su tamaño es reducido y no necesita de mucho espacio para poder crecer. Su mantenimiento es sencillo, siempre que se riegue más bien poco ...