comunidades

Todo sobre la Haworthia limifolia

Vista de la Haworthia limifolia
Imagen – Wikimedia/spacebirdy

La Haworthia limifolia es una suculenta pequeña, perfecta para decorar terrazas y balcones, e incluso para rellenar esos huecos de la mesa que se han quedado vacíos (algo que sucede con rapidez cuando se es coleccionista 😉 ).

El mantenimiento de esta planta es muy sencillo, puesto que resiste bien la sequía y las altas temperaturas, y no suele tener problemas de plagas ni enfermedades importantes.

Origen y características de la Haworthia limifolia

La Haworthia limifolia es una suculenta
Imagen – Wikimedia/Natalie-S

Nuestra protagonista es una especie de suculenta no cactácea que pertenece a la familia Xanthorrhoeaceae. Es originaria de Sudáfrica, y se la conoce popularmente como piel de cocodrilo. Desarrolla hojas más o menos triangulares, coriáceas, de color verdoso, y con un tamaño de 3 a 10cm de largo por 2-4cm de ancho. Estas forman rosetas compactas, de unos 12cm de diámetro, de cuyo centro brota una inflorescencia simple de 35cm de alto. Las flores son de color blanquecino, y miden unos 14mm de largo.

Su nombre científico es Haworthia limifolia, el cual le fue dado por Hermann Wilhelm Rudolf Marloth en el año 1910.

Hay tres variedades:

Haworthia limifolia var. gigantea

Haworthia limifolia var. limifolia

Haworthia limifolia var. ubomboensis

¿Cuáles son los cuidados de la Haworthia limifolia?

Si te animas a tener un ejemplar, te recomendamos cuidarlo del siguiente modo:

Clima

Cada vez que vayas a comprar una planta es muy recomendable averiguar primero si soporta el clima de tu zona, especialmente si tienes pensado tenerla en el exterior. Aunque las haworthia son suculentas que al no querer sol directo pueden crecer bien dentro de la vivienda, lo cierto es que se desarrollan mejor si están en el exterior, una zona luminosa.

Por lo tanto, y teniendo esto en cuenta, el clima ideal para ellas es el templado-cálido, con temperaturas altas en verano y muy suaves en invierno.

Tierra

La Haworthia limifolia es una especie que puede cultivarse tanto en macetas como en el jardín, de modo que la tierra no será la misma:

Maceta: aconsejable rellenarla con pómice. En turbas va bien, pero solo si se riega muy de vez en cuando ya que en estos casos el riesgo de pudrición es mucho más alto.

Jardín: la tierra ha de tener un excelente drenaje; si no lo tuviera, haz un agujero de plantación de unos 40x40cm, y rellénalo con pómice.

Riego

Vista de la Haworthia limifolia
Imagen – Flickr/José María Escolano

Como comentábamos antes, es una planta que hay que regar de forma esporádica, especialmente si se tiene en turba. Para evitar problemas, se debe dejar secar la tierra por completo antes de regarla de nuevo. Además, en caso de cultivarla en maceta, no se le debe de poner un plato debajo, ni tampoco meterla dentro de una maceta o tiesto sin agujeros.

Usaremos agua de lluvia, apta para consumo humano o, en su defecto, una que no tenga mucha cal (pH de 6-7).

Abonado

Desde comienzos de primavera hasta finales del verano se ha de abonar con un abono específico para cactus y otras suculentas siguiendo las indicaciones especificadas en el envase. También puedes abonarla con nitrofoska azul, echándole una cucharada pequeña (de las de café) cada 15 días.

Multiplicación

La Haworthia limifolia se multiplica por semillas y separación de hijuelos en primavera-verano. Sepamos cómo:

Semillas

Las semillas se aconseja sembrarlas en macetas más anchas que altas, o bien en bandejas de corcho a la que se le han hecho algunos agujeritos en la base con la punta de unas tijeras o de un cuchillo.

Se rellena con turba negra mezclada con arena de cuarzo, se riega, y por último se colocan las semillas sobre la superficie procurando no amontonarlas.

Manteniendo el sustrato siempre húmedo (pero no encharcado), germinarán en unos 10 días a una temperatura de unos 20-25ºC.

Hijuelos

Las haworthia tienen mucha tendencia a producir hijuelos. Cuando estos alcanzan un tamaño de unos 3-5 centímetros, se pueden separar de la planta madre con cuidado y plantar en macetas individuales con pómice.

Luego, se colocan el exterior, en semisombra, se riegan, y a esperar 🙂 . En unos pocos días les notarás crecimiento, señal inequívoca de que han superado el trasplante.

Época de plantación o trasplante

Vista de la Haworthia limifolia f variegata
Imagen – Flickr/Reggie1
Haworthia limifolia ‘variegata’

Si la quieres plantar en el jardín, o si ves que ya ha ocupado toda la maceta y/o se le salen raíces por los agujeros de drenaje, has de trasplantarla en primavera, cuando las heladas hayan pasado.

Plagas y enfermedades

Es bastante resistente, pero puede verse afectada por caracoles, y alguna cochinilla. Como la planta es pequeña, puedes quitarlos con la mano o bien tratarla con tierra de diatomeas.

Si se riega en exceso o el ambiente es muy húmedo, los hongos la perjudicarán. Para evitarlo, deja secar la tierra entre riegos, y no la pulverices/rocíes con agua.

Rusticidad

Resiste heladas débiles y puntuales de hasta los -2ºC, aunque el granizo daña sus hojas motivo por el que se recomienda protegerla en un invernadero o dentro de casa.

¿Qué te ha parecido la Haworthia limifolia?

Fuente: este post proviene de Ciber Cactus, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Imagen – Wikimedia/Rémih El Sempervivum montanum es una planta crasa pequeña que crece bien en terrenos pedregosos, tal y como puedes ver en la imagen. Su altura es reducida, pero tiende a produ ...

Imagen – Wikimedia/Diego Delso Hay muchos tipos de áloes, y aunque hay algunos que crecen como árboles de varios metros de altura, hay otros que se quedan más pequeños. Uno de ellos es el Aloe j ...

Etiquetas: Plantas crasas

Recomendamos

Relacionado

Plantas crasas

Imagen – Wikimedia/Abu Shawka La Haworthia fasciata es una de las primeras especies de suculentas de las que se suele comprar un ejemplar cuando se empieza una colección, o cuando se busca una planta pequeña para tener en una mesa o en la terraza. Es muy fácil de cuidar. Tanto que me atrevería a decir que es una de las mejores para iniciarse en el mundo suculentero. Además, no solo tendrás q ...

Plantas crasas

Imagen – Wikimedia/Stan Shebs La Haworthia cymbiformis es una planta con forma redondeada muy bonita. Su tamaño es más bien reducido, y aunque tiene mucha tendencia a producir retoños, su cultivo en maceta es muy recomendable, incluso más que en el suelo: el color verde característico de sus hojas destaca sobre las tonalidades marrones de la arena volcánica, otorgándole un valor ornamental q ...

Plantas crasas

Imagen – Wikimedia/David J. Stang El Kalanchoe thyrsiflora es una planta suculenta no cactácea que queda estupenda en los jardines. Crece rápido, además es de buen tamaño, por lo que puedes ponerla en cualquier sitio porque quedará muy visible, que es justo lo que más se suele desear de los elementos que forman parte de un terreno: que se vea y destaque por algún motivo. Para mantenerlo con ...

Plantas crasas

Imagen – Wikimedia/Kurisu rs El Aloe variegata es una de las crasas más curiosas: es bastante pequeño, lo cual hace que sea particularmente interesante para cultivarlo en maceta durante toda su vida, sus hojas tienen bandas blanquecinas muy bonitas, y además, a diferencia de la mayoría de las especies del género, prefiere estar en semisombra. No es complicado de mantener, aunque siempre vien ...

Plantas crasas

Imagen – Wikimedia/JJ Harrison La Aptenia cordifolia es una de las plantas crasas que tienen un ritmo de crecimiento más rápido. Además, es muy adaptable, hasta el punto de que si un tallo se rompe, el trozo que cae al suelo emitirá raíces muy pronto, convirtiéndose así en un individuo independiente. Sin embargo, es precisamente esa adaptabilidad lo que hace que sea preferible disfrutarla en ...

Plantas crasas

Los agave son de las plantas más populares en los jardines de poco riego: hay muchas especies, y todas ellas además de tener un valor ornamental muy interesante, resisten sin problemas la sequía. Algunos son un poco ”peligrosos” para los humanos al estar armados con espinas, pero hay otros que son completamente inofensivos. Por si fuera poco, en sus lugares de origen les encontraron us ...

Cactus

Los Cereus son unos cactus que encontramos con relativa facilidad en los viveros y tiendas de jardinería, y con razón: son bastante fáciles de mantener, y si a eso le añadimos que viven sin problemas en macetas durante toda su vida, seguramente estemos hablando de unas de las plantas suculentas más recomendables para principiantes. Hay varias especies que son muy interesantes, como la que conocemo ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Ken Bosma from Green Valley, Arizona, USA El Ferocactus latispinus es una de las especies de cactus más habituales en las colecciones, así como por supuesto en los jardines de suculentas. Motivos no faltan: resiste bien la sequía, y aunque sí que puede hacerse algo grande, poder ver sus flores en vivo y en directo es una experiencia magnífica. Por otro lado, su cultivo es ...