comunidades

Haworthia fasciata

La Haworthia fasciata es una crasa perenne
Imagen – Wikimedia/Abu Shawka

La Haworthia fasciata es una de las primeras especies de suculentas de las que se suele comprar un ejemplar cuando se empieza una colección, o cuando se busca una planta pequeña para tener en una mesa o en la terraza.

Es muy fácil de cuidar. Tanto que me atrevería a decir que es una de las mejores para iniciarse en el mundo suculentero. Además, no solo tendrás que preocuparte poco del riego, sino que en el caso de que quisieras, podrías separar sus hijos y tener, así, muchas plantitas.

Origen y características de la Haworthia fasciata

La Haworthia fasciata es una suculenta sudafricana
Imagen – Wikimedia/Abu Shawka

La Haworthia fasciata es una planta crasa o suculenta no cactácea endémica de Sudáfrica. Forma rosetas de hojas triangulares de color verde-oscuro con muchas manchitas crestadas de color blanco en el envés y menos en el haz. En la punta de cada hoja tiene una espina, pero es inofensiva ya que no es aguda. La altura total no supera los diez-quince centímetros.

Florece en primavera, produciendo un largo tallo floral que puede medir hasta 40 centímetros. En el extremo de este surgen diversas flores pequeñas, de color blanco con líneas marrones-rojizas claras. El fruto es un tipo de cápsula seca, muy pequeña, en cuyo interior encontraremos las semillas.

Tienden a brotar numerosos hijuelos, tantos que llega a formar grupos que, si bien no soy muy grandes, sí que te obligan a plantarla en una maceta ancha, de unos treinta centímetros de diámetro.

¿Cuáles son los cuidados que necesita?

Si te animas a tener un ejemplar, te recomendamos cuidarlo del siguiente modo. Así, el riesgo de que surjan imprevistos será menor 🙂 :

Ubicación


Exterior: dado que es una planta que resiste las altas temperaturas e incluso algunas heladas, lo ideal sería tenerla todo el año (o al menos en primavera y verano) fuera de casa, en semisombra.

Interior: puede estar dentro de casa, pero la habitación en la que se coloque debe de tener mucha claridad. Además, debe de estar lejos de las corrientes de aire, y un poco apartada de las ventanas.

Riego

Para no correr riesgos innecesarios, hay que dejar secar la tierra o el sustrato por completo antes de volver a regar. Ten en cuenta que en caso de problemas, siempre va a ser más fácil recuperar una planta que ha sufrido sed, que una que se ha estado ahogando, sobretodo cuando hablamos de suculentas.

Es por eso por lo que, si tienes dudas, debes de comprobar la humedad de la tierra o el sustrato, ya sea introduciendo un palo o, si la tienes en maceta, pesándola una vez regada y de nuevo al cabo de unos días. Por otra parte, es recomendable no ponerle un plato debajo, pues si las raíces están en contacto siempre con el agua estancada, se pudrirán… y con ellas las hojas.

Tierra

La Haworthia fasciata crece con poca agua


Maceta: mezclar sustrato universal con perlita a partes iguales. En caso de vivir en un lugar húmedo (sea por lluvia, por vivir en una isla y/o por estar cerca de la costa) usa mejor arena gruesa, tipo pómice (en venta aquí) o akadama.

Jardín: el suelo ha de ser más bien calizo, y tener un buen drenaje. Crece en los pedregosos siempre que tenga algo de tierra donde enraizar.

Abonado

Con el fin de que crezca sana, se puede abonar con un abono para suculentas desde comienzos de primavera hasta finales del verano. Si vives en una zona donde el clima es suave, sin heladas o muy suaves, puedes abonar hasta otoño.

Eso sí, tienes que seguir las indicaciones que vendrán especificadas en el envase al pie de la letra, pues de lo contrario le podrías causar daños por sobredosis de abono.

Época de plantación o trasplante

La Haworthia fasciata se puede plantar en el jardín o cambiar de maceta en primavera. Pero teniendo en cuenta que es una planta más bien pequeña que tiende a producir hijuelos, recomendamos lo siguiente:

Jardín: poner en una zona un poco separada de lo que es el jardín en sí, como en una jardinera de obra con otras suculentas.

Maceta: durante toda su vida serán necesarios 2, quizás 3 trasplantes. Incluso puedes dejar por ejemplo 3 (la planta madre con dos hijos) en una y plantar los otros hijuelos en otras macetas.

Multiplicación

Se multiplica por semillas y separación de hijuelos en primavera-verano.

Semillas

Las semillas se han de sembrar en bandejas de poca altura pero anchas, con sustrato universal mezclado con perlita a partes iguales, y procurando que queden un poco separadas entre sí.

Después, se coloca el semillero en el exterior, en semisombra, y se mantiene regado. En unos 15 días, más o menos, germinarán. Pero es importante que sepas que se hibrida con suma facilidad con otras especies de Haworthia, algo que dificulta un poco el conseguir ejemplares de H. fasciata puros.

Separación de hijuelos

Los hijuelos se pueden separar de la planta madre cuando midan unos 3-4 centímetros. Escarbando un poco la tierra los sacarás de raíz, y luego solo tienes que plantarlos en otras macetas, en semisombra.

Plagas y enfermedades

Es bastante resistente, pero hay que vigilar las cochinillas y los caracoles. Al tratarse de una planta de reducido tamaño, si ves algún bichito te será fácil de quitar con un pincel.

Otra opción es usar insecticidas ecológicos, como la tierra de diatomeas, que además sirve como un abono suave. Espolvoreas un poco por alrededor, y listo.

Rusticidad

La Haworthia fasciata soporta heladas de hasta los -2ºC, quizás hasta los -3ºC si es por poco tiempo. Pero es preferible que no baje de los 0 grados.

¿Dónde comprar?

La Haworthia fasciata produce numerosos hijuelos


Consigue tu planta desde aquí.

¿Qué te ha parecido esta suculenta?

Fuente: este post proviene de Ciber Cactus, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Imagen – Wikimedia/Cristóbal Alvarado Minic Los cactus del género Epiphyllum se caracterizan por muchas cosas, pero sobre todo por sus magníficas flores. Estas son grandes, generalmente blancas, ...

Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz La Opuntia dillenii es una de las especies de cactus que tienen espinas más largas y afiladas. Además, resiste bastante bien la sequía, pudiendo vivir prácticam ...

Imagen – Wikimedia/Gallowey Muchas especies del género Echinopsis producen flores con pétalos blancos, pero nuestro protagonisa es distinto: su color es, también, el rosado, por lo que aunque en ...

Imagen – Wikimedia/Petar43 Los Gymnocalycium son unos cactus que siempre quedan bien en una terraza. Son plantas pequeñas que rara vez superan los diez centímetros de diámetro y los veinte de al ...

Etiquetas: Plantas crasas

Recomendamos

Relacionado

Plantas crasas

Imagen – Wikimedia/Stan Shebs La Haworthia cymbiformis es una planta con forma redondeada muy bonita. Su tamaño es más bien reducido, y aunque tiene mucha tendencia a producir retoños, su cultivo en maceta es muy recomendable, incluso más que en el suelo: el color verde característico de sus hojas destaca sobre las tonalidades marrones de la arena volcánica, otorgándole un valor ornamental q ...

Plantas crasas

Haworthia retusa var multilineata // Flickr/salchuiwt La Haworthia retusa es una crasa o suculenta no cactácea compacta, con un tamaño bastante reducido y que produce unas flores que, si bien son pequeñas, llaman bastante la atención ya que surgen de tallos cuya altura es muy superior al de la planta. Es interesante su cultivo en maceta, especialmente si esta es más ancha que profunda. Al tener un ...

Fichas Plantas crasas

Imagen – Wikimedia/Guérin Nicolas La planta araña es muy curiosa y es que en el interior de cada roseta de hojas se encuentran numerosos pelillos, que bien podrían confundirse con los de la tela de una araña. A esta particularidad hay que sumarle otra que, sin duda, es de gran interés para los que quieran cultivarla: su rusticidad. Resiste muy bien el frío, así como las heladas, por lo que c ...

Plantas crasas

Imagen – Wikimedia/spacebirdy La Haworthia limifolia es una suculenta pequeña, perfecta para decorar terrazas y balcones, e incluso para rellenar esos huecos de la mesa que se han quedado vacíos (algo que sucede con rapidez cuando se es coleccionista 😉 ). El mantenimiento de esta planta es muy sencillo, puesto que resiste bien la sequía y las altas temperaturas, y no suele tener prob ...

Fichas Plantas crasas

Imagen – Wikimedia/Forest & Kim Starr El Kalanchoe pinnata es una de las plantas suculentas más sensibles a las heladas, e incluso al granizo. Sus hojas son muy delicadas, tanto, que no se debería de dejar fuera si las temperaturas bajan de los cero grados en algún momento. Pero esto no es necesariamente un inconveniente. Como no es muy grande, y su valor ornamental es tan alto, es muy inter ...

Plantas crasas

Imagen – Wikimedia/Diego Delso Hay muchos tipos de áloes, y aunque hay algunos que crecen como árboles de varios metros de altura, hay otros que se quedan más pequeños. Uno de ellos es el Aloe juvenna, también llamado a veces áloe enano ya que, como vas a poder ver, es una planta perfecta para cultivar en macetas. Además, es una de las especies más recomendadas para principiantes, pues apart ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Petar43 El Echinopsis subdenudata es uno de los cactus más comunes que existen. Es uno de los primeros que se suelen comprar al empezar las colecciones, pero además su mantenimiento es más bien bajo. Cuando florece es un espectáculo maravilloso, ya que produce flores grandes y de un color blanco muy bonito. ¿Quieres saber cómo se ha de cuidar? Origen y características de ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Gallowey Muchas especies del género Echinopsis producen flores con pétalos blancos, pero nuestro protagonisa es distinto: su color es, también, el rosado, por lo que aunque en un principio nos puede parecer un cactus común, cuando florece nos damos cuenta de que tiene un valor ornamental muy interesante. Su nombre científico es Echinopsis eyriesii, y como podrás intuir vie ...

Plantas crasas

Imagen – Wikimedia/J Brew Si hay una suculenta que llame mucho la atención, mucho más que otras, esa es sin duda la especie Aloe polyphylla. Conocido como áloe espiralado, es una planta muy rara. Es difícil de encontrar a la venta, y cuando está, se vende a un precio que nos puede parecer alto, ya que su ritmo de crecimiento es lento y su cultivo complicado. Conocer sus necesidades te servir ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Petar43 Los Gymnocalycium son unos cactus que siempre quedan bien en una terraza. Son plantas pequeñas que rara vez superan los diez centímetros de diámetro y los veinte de altura, así que es muy fácil tenerlos vigilados y bien cuidados. Hay alrededor de 70 variedades, siendo muchas de ellas fáciles de conseguir algo que sin duda te alegrará, ya que las flores que producen ...