comunidades

Cactus, un mundo por descubrir

Imagen 6


Las cactáceas o cactaceae son plantas espinosas que se conocen en conjunto como cactos o cactus. Es muy común confundir los cactus con las suculentas, su rango distintivo más claro es la areola de donde surgen las espinas, los vástagos nuevos y, frecuentemente, las flores. Para ser más claros, el cactus es un tipo de suculenta. 

Ahora bien, procedamos a conocer los distintos tipos de cactus

1. Cactus globulares: Generalmente de pequeño y mediano tamaño. Debéis saber que algunas especies presentan esta forma durante las primeras fases de crecimiento y, posteriormente, se transforman a la forma columnar. 
Alguno de los más populares es el echinocactus grusonii, 'asiento de suegra', 'bola de oro', 'barril de oro' o 'cactus erizo'. Este cactus de propagación fácil es característico de México central, presenta tallo globular y solitario, y conviene abonarlo de primavera a verano. Sorprendentemente, a pesar de su gran popularidad, es una especie rara y se encuentra en peligro de extinción en estado salvaje. 

Imagen 1


2. Cactus columnar: Este tipo de cactus suele tener un crecimiento más rápido que la clase anterior, además, crece de manera vertical y su tallo es de forma cilíndrica. Existen de diversos tamaños, destacando los espostoa o cleistocactus entre los gigantes, y los mammillaria entre aquellos que tan sólo alcanzan unos pocos centímetros de altura. 

Imagen 2


cactus espostoa

Imagen 3

cactus mammillaria

3. Filiosa o epífita: Son planos y de forma alargada o redondeada y la forma de sus tallos recuerda mucho a la de hojas. ¿La razón? no tienen la necesidad de almacenar agua ya que son propios de zonas húmedas. Destacan los selenicereus, disocactus, epiphyllum... 

Imagen 4

cactus selenicereus

4. 
Artículos o palas: Es un tipo muy escaso y sus tallos adoptan formas planas y redondeadas o globulares. Todos sus géneros (opuntia, tephrocactus y pterocactus) están emparentados. 

Imagen 5

cactus opuntia

Los cactus son populares por su resistencia y requieren pocos cuidados, sin embargo, deberás tener en cuenta una serie de precauciones.

En primer lugar, exceptuando pocas especies, necesitan grandes dosis de luz. Ésta es una medida muy importante, pues de otra manera pueden aparecer malformaciones o incluso darse la anulación total de la floración.

La ventilación o la temperatura son otros rasgos esenciales para mantener tu cactus en las mejores condiciones. 

----------------------------
Imágenes/Flickr: v8media, bunkenburg, koryphe, Luis Borja, ch.deff

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos