Blog de Sombradenadie Idea guardada 44 veces
La valoración media de 63 personas es: Muy buena

Cómo sembrar tú mismo el césped de tu jardín

Imagen 0


No es tarea fácil ni de poco esfuerzo y trabajo. Pero si tienes ganas de hacer un poco de ejercicio y de incursionar en el qué y el cómo, te lo recomiendo. Es una tarea en todo caso, que te va a encantar. Sobre todo cuando veas que como resultado de tu esfuerzo, comienza a crecer un verde millar de hojitas en tu jardín y poco a poco, reverdece hasta convertirse en una alfombra tupida, sumamente verde y agradable a la vista.

Como primera medida, debemos preparar el terreno. No queremos que cuando comiencen a enraizar las gramíneas que has sembrado, se encuentren con escollos que a la larga, podrían entorpecer el crecimiento y normal desarrollo de tu césped. Así que con una pala de excavar o con una azada, vas roturando la tierra. Esta quizás va a ser la tarea más dura, pero una vez superada esta etapa, la de la roturación y tratamiento de la tierra, todo va a ser más fácil: ¡ánimo!

Cuando toda la tierra esté roturada, es decir que hayas excavado en los por lo menos quince centímetros de profundidad inmediatos a la superficie y a lo largo y a lo ancho de todo tu jardín, viene el rastrillado que se realiza primero con los dientes hacia abajo, atrayendo hacia ti toda la tierra para luego devolverla en un movimiento digamos repelente. Notarás que aparecen los guijarros y piedrecitas que puedan llegar a ver. Si tienen el tamaño de una canica, no te hagas mucho problema porque esto no ofrece dificultad, a menos que tenga en exceso, en cuyo caso deberás amontonarlas en montoncitos para luego quitarlas del jardín. También aprovechas para erradicar raigones y restos de otros céspedes, si los hubiera. Una cosa que puedes aprovechar para ver, es si hay orugas en el interior de la tierra. Estas, suelen ser muy dañinas, pues son bebés, pero se alimentan como monstruos y comen varias veces su peso al día. Se alimentan de raíces jóvenes y son capaces de devastar una superficie en poco tiempo. Si las hubiere, deberás aplicar un oruguicida antes de sembrar para que estas desparezcan, aunque si son grandes, (del tamaño de tu dedo meñique, suele haberlas blancuzcas y medio transparentes y estas son terribles devoradoras), puedes quitarlas con la mano o matarlas allí mismo.

Cuando ya has limpiado el terreno de escombros, en caso de que los hubiera, deberás, con la parte del lomo del rastrillo, emparejar la tierra, con movimientos de vaivén: ida y vuelta. Vas a notar que puedes darle el nivel que quieras. Procura no dejar hundimientos que luego serán charcas donde crecerán montones de césped demasiado densos, mientras que alrededor se verá ralo por aquello de la lixiviación. A continuación ya tienes el terreno preparado. Lo siguiente es medir las proporciones del mismo. Si son más o menos cincuenta metros, o cien metros, o números exactos, la proporción es de un kilogramo por cada cien metros, poco más o menos. Hay quienes recomiendan un poco más, pero los resultados se pueden obtener perfectamente así: con estas proporciones. Te lo dice alguien que lo  hizo en forma profesional durante muchos años y tiene experiencia en ello.

Ahora bien. Si quieres que tu césped, (lo decía en anterior entrega) esté todo el año verde, es mejor una siembra conjunta de varias especies que alternen su emergencia durante los distintos meses del año, con temperaturas y características opuestas. Hay una mezcla que contiene siete variedades. Puede tener distintos nombres y decir que sirve para muchas cosas, pero calculando los porcentajes que te menciono más arriba podrás comprar la cantidad: cuarto kilo, medio o un kilogramo de césped en mezcla de siete variedades o para todas las estaciones. Esto puedes comprarlo en un centro de jardinería normalmente. Una vez que abres  el envase del césped, debes hacer la siembra: nada de abro y veo cómo viene y siembro mañana, porque es importante no dejar que actúen los elementos.

Para sembrar, debes echar con una mano pequeños puñados en forma de abanico. No te apresures a echar grandes puñados, sino todo lo contrario: pequeños, para que vayas pudiendo calcular la cantidad en función del terreno que dispones. Primero avanzas en el terreno de izquierda a derecha y luego de abajo hacia arriba para hacer una imaginaria cuadrícula. Debe verse pareja toda la cantidad de semilla en el terreno. Es conveniente guardar un poco por cualquier eventualidad en la que no haya brotado totalmente, pero también, si lo deseas, en ese supuesto caso de que suceda, puedes comprar una cantidad menor.

Muy bien. Pero aún no está totalmente terminado el trabajo. Quedan dos pasos importantes. El primero es agregarle una cantidad de tierra fértil o arena fina a la superficie de siembra. Esta deberá cubrir más o menos un centímetro por encima de la semilla para que la proteja de las aves, la hidrate, y la mantenga a temperatura estable, además de que en el futuro aportará, (en caso de ser tierra fértil) sus nutrientes a las raíces. Una vez que has hecho esto, con una madera, puedes aplanar la tierra antes del riego. El aplanado es importante, pero lo más recomendable es hacerlo con una “T” hecha de un listón largo de madera y una tabla clavada a uno de los extremos. Sé que ya estás extenuado a estas alturas, pero piensa en lo bonito que va a quedar más tarde: ve y haz la “T” y aplanas, ¡hombre!

Muy bien. Ya has aplanado y ahora llega el momento del riego. Nunca es recomendable poner a trabajar los aspersores e irse a leer el periódico. Tampoco es conveniente poner el “zapito” o como se le llame donde vives. Con la manguera, (si tienes un rociador, mejor) riegas personalmente toda la extensión hasta que haya quedado suficientemente húmeda. A partir de ahora, deberás hacer este mismo riego a diario. Te tomas unos pocos minutos diariamente durante aproximadamente una semana. Verás aparecer en ese lapso y siempre que las temperaturas lo permitan, las hojitas diminutas de tu nuevo césped. Pronto todo el jardín reverdecerá. Sólo debes atenuar los riegos cuando esté todo cubierto de césped y entonces, podrás cambiarlo a los aspersores, pero te recomiendo no dejarlos puestos y olvidarte porque la lixiviación hará que se encharquen sitios más bajos mientras los más altos ralean. Si riegas con esmero, los resultados serán óptimos.

Un mes aproximadamente luego de que todo el césped está en su apogeo, puedes fertilizarlo con un fertilizante nitrogenado: ¡pero cuidado! Que lo mismo que te sirve para fertilizar, puede ser útil para matar todo tu césped. Muchos ha habido que por querer fertilizar, han acabado con sus plantas o jardines. Deberás ceñirte a las instrucciones del fabricante y jamás pensar que por mejorar los resultados, puedas agregar más de lo que se te recomienda.
En el próximo post, hablaré acerca de la resiembra de césped.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

Sin categoría cesped consejos ...

Cómo plantar o sembrar césped

Hoy voy a enseñaros a plantar o sembrar correctamente césped. Con estos consejos y una buena labor de mantenimiento lograrréis un césped hermoso, sin olvidar la satisfacción personal que supone el haberlo sembrado vosotros mismos. Si queréiss conocer estos tips y ahorraros un dinero, ya sea plantando o resembrando algunas zonas,  os invito a seguir leyendo el artículo. ¿Cuándo plantar césped? La ...

cesped artificial instalacion cesped artificial colocar cesped artificial ...

Instalación del césped artificial

Hola amigos un saludos desde nuestro blog. Antes que nada daros un saludo a todos y recordar que el tema del césped artificial es un tema que muchas personas se están preguntando, si es fácil una instalación o no, pero trataremos de quitar las dudas. Pasos para una correcta instalación. 1) Determinamos el soporte sobre el cual vamos a instalar. a) Sobre tierra, césped natural, arena de río, o grav ...

Materiales

Cómo arreglar las calvas del césped

Ester Casanovas Incluso el césped mejor cuidado puede presentar zonas despobladas y sin vegetación. Son las llamadas calvas del césped. En el artículo de hoy vamos a ver cómo solucionar este problema utilizando semillas de resiembra, herramientas de jardinería, sustrato universal y una manguera para regar. Porqué aparecen calvas en el césped Las calvas del césped pueden aparecer por distintos mot ...

Podcast

La plantación del césped paso a paso

Este artículo es original de Fernando PGARDENS de Personal GARDEN Shopper Episodio 2. La plantación del césped paso a paso Hola, en este episodio del Podcast de Jardinería y Paisajismo, Claudio y yo, comentamos el paso a paso en la plantación de un césped, todo lo que debes saber, trucos, opiniones y diferentes formas de hacerlo. Tras una pequeña introducción al podcast donde comentamos como v ...

Calendarios y Guía Siembra Herramientas huerto Jardín ...

9 pasos para sembrar semillas de césped

Cultivar el césped de nuestro jardín, no es dificil pero si es la primera vez que lo hacemos, deberemos conocer algunos detalles antes de comenzar a cultivar Fechas de siembra y temperatura Por regla general la Primavera y el Otoño son las estaciones idóneas para sembrar el césped; aunque en lugares con temperaturas suaves se puede hacer durante todo el año. Para que germinen las semillas necesita ...

césped

El Césped

El Césped en nuestros jardines. Parte I Se va aproximando el buen tiempo, y si tenemos pensado poner césped, debemos empezar a preparar el terreno. En este primer post os voy a explicar a elegir el tipo de césped en función del uso que se le vaya a dar, el clima de la zona y la situación del mismo. También prepararemos el suelo y explicaré la siembra. Para empezar debemos tener en cue ...

abonado aireación recebado ...

Cuidados del césped

Ahora es el momento de empezar a cuidar el césped para que este verano este bonito. Por eso voy a empezar a explicar como empezar a mantenerlo. Abonado El césped está siempre en continuo crecimiento y regeneración. Las siegas y el pisoteo aumenta las exigencias nutritivas y hacen imprescindible un correcto abonado para conseguir un césped de elevada calidad. El nitrógeno es el elemento más importa ...

césped resiembra recebo ...

El césped (III)

EL CÉSPED EN NUESTROS JARDINES. PARTE III Ahora es el momento de empezar a cuidar el césped para que este verano este bonito. Por eso voy a empezar a explicar cómo empezar a mantenerlo. Abonado El césped está siempre en continuo crecimiento y regeneración. Las siegas y el pisoteo aumenta las exigencias nutritivas y hacen imprescindible un correcto abonado para conseguir un césped de elevada cali ...

cesped cuidados césped

Cuidados básicos para tu césped

Cada persona, dependiendo de sus gustos, tendrá un tipo de flores o plantas en su jardín. Pero seguro que lo que nunca falta es el césped y siempre es bonito tenerlo de un color verde intenso. (Imagen/ Flickr: jandiano) Si ves que tu césped empieza a volverse de un tono amarillo, deberás de realizar un abonado de manera urgente. Es recomendable abonar el césped en primavera, verano y otoño y utili ...