comunidades

Invernaderos del Real Jardín Botánico de Madrid



A finales del verano pasado visitamos el Real Jardín Botánico de Madrid

del que compartí con vosotros la zona de frutales y huerto.



Hoy os quiero mostrar los invernaderos que resultan verdaderamente interesantes.

En el exterior de ellos se muestran ya cactus y plantas crasas, como esos

"asientos o cojines de suegra" también conocidos como "Bola de Oro", "Barril

de oro" o "Cacto erizo" (Equinocactus Grusoni es su nombre científico), que

veis en la fotografía anterior. Siempre me ha hecho mucha gracia el nombre

coloquial que se le da a estos grandes cactus de forma esférica.

¿Por qué será? ;-)



Otras especies propias de climas desérticos están allí representadas: yucca,

chumbera, agave...







Pero donde hay una cantidad importante de plantas propias de zonas más

meridionales es en los invernaderos.

Me encantan estas estructuras con grandes ventanales en paredes y techos,

no sólo como invernadero, me imagino una parte como estudio, taller de

fotografía... Con ese aire industrial y bohemio tan deseado.







El invernadero del Real Jardín Botánico de Madrid recibe el nombre de Santiago

Castroviejo Bolibar, botánico español, profesor del CSIC, miembro de la Real

Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, quien dirigió el Botánico

madrileño por muchos años y estuvo entregado a la investigación científica

hasta su muerte.

El invernadero del Jardín Botánico de Madrid cuenta con tres secciones

contiguas: desértica, subtropical y tropical, que reproducen las condiciones

de temperatura, humedad y luz para el desarrollo de cada tipo de plantas

mediante un sistema de control informático. Las energías empleadas para

su mantenimiento son totalmente limpias.

Además, el Real Jardín botánico de Madrid cuenta con La estufa de Graells o

de Las Palmas, un antiguo invernadero no climatizado construido en el siglo XIX,

durante la dirección de Mariano Graells, para contener plantas no resistentes a

las condiciones climáticas exteriores de Madrid. Reune plantas tropicales,

acuáticas, helechos, musgo...que necesitan un alto grado de humedad

constante y el calor del sol. Esta instalación está estudiada para controlar las

condiciones de manera pasiva: nivel inferior al suelo, orientación sur, pared

norte alta y cubierta acristalada.

Es un edificio con una fuerte personalidad a lo que se une el ambiente saturado
de humedad y la exótica y exuberante vegetación que nos traslada a lugares
lejanos y épocas prehistóricas.

Nosotros no pudimos visitar La estufa de Graells porque estaba temporalmente

cerrada. Excusa genial para acercarnos y disfrutar otro día en el Botánico.



La visita a los tres invernaderos modernos comienza con la sección dedicada

a flora desértica en la que podemos admirar muchísimas especies de cactus,

crasas y suculentas.







El siguiente espacio nos muestra flora subtropical: palmeras, helechos, bambú...







La última sección es la dedicada a fauna tropical y requiere el uso constante

de riego nebulizado para mantener el nivel de humedad que necesitan estas

plantas.





Aquí podemos encontrar una gran profusión de enredaderas y de plantas

colgantes, estas últimas sin tiesto, a la manera de las kokedamas pero

surgidas de modo natural.



Cada sección de los invernaderos del Botánico tiene su encanto aunque a mí

me gusta especialmente esta última porque, a pesar del sofocante calor

húmedo, hace que nos sintamos en una jungla y cada especie resulta

sorprendente y exótica.







Fuente: este post proviene de hampton sc, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¿Pensando en preparar la decoración de Navidad? No sé vosotros, pero yo siempre comienzo con el Calendario de Adviento que a partir del uno de diciembre irá recordándonos la cuenta atrás para las fies ...

Hoy os traigo una selección de salones pertenecientes a casas vividas, decorados en distintos estilos. Comenzamos este post de casas vividas con un salón clásico renovado con toques french chic. Está ...

Para hacer un centro de mesa otoñal o conseguir una original decoración de Halloween podemos fabricar unas calabazas con tela e incluso con el mocho de una fregona. En ambos casos el proceso es fácil ...

Recomendamos

Relacionado

jardines planes

Un domingo por la mañana y sin saber que hacer, nos llevó al Real Jardín Botánico de Madrid. Si no lo conoces tienes que ir. Es un paraíso en mitad de la ciudad, donde pasear mientras disfrutas de sus 5.000 árboles y plantas de todo el mundo. Con más de 250 años el Botánico es un lugar mágico. Aquí algunas de las mil fotos que pude hacer. Si estáis por aquí no dudéis e ir a verlo, ...

jardines plantas de interior invernaderos ...

Existen diferentes formas de disfrutar y decorar espacios exteriores como los bellos invernaderos para tener bellos invernaderos está claro que las plantas adquieren una importancia primordial, sin embargo, hay otros elementos que pueden transformar un espacio normal y corriente en el más especial del hogar. Los jardines deben ser fiel reflejo del gusto y personalidad de sus dueños, por eso, a la ...

flores y plantas viajes y ocio

Aunque llevo más de la mitad de mi vida en Madrid, hay muchos espacios de esta ciudad que aún no conozco y que, como os comenté, quiero empezar a visitar y descubrir. El Jardín Botánico de Madrid, fundado por el rey Fernando VI a mediados del siglo XVIII, estaba originariamente ubicado cerca del río Manzanares y fue trasladado a su ubicación actual y definitiva en el Paseo del Prado (junto al muse ...