Blog de florencio Idea guardada 8 veces
La valoración media de 10 personas es: Excelente

Las plantas y la luz

Secretos de la iluminación

Trucos de luz, siempre válidos


Para asegurarte que tus plantas crezcan fuertes y hermosas tienes que conocer los secretos de la iluminación natural para cultivarlas en el lugar apropiado. ¿Cuánta luz se considera suficiente para cada tipo de planta? La American Horticultural Society (Sociedad Americana de Horticultura) te da la clave.

Además, en función de cada tipo de planta necesitarás una serie de condiciones, horas de exposición, sombra, temperatura, etc. Cada flor es un mundo y debe ser tratada de manera independiente al resto. Con estos sencillos consejos aprenderás a cuidarlas a la perfección.
 

Secretos de iluminación

Pleno sol: las que reciben un mínimo de seis horas de sol directo durante el día entran en esta categoría. Estas áreas son buenas para cultivar vegetales, frutas, rosas y flores en general. Los rayos solares de la tarde benefician a algunas plantas, porque las protegen de las bajas temperaturas, capaces de congelarlas o marchitarlas. Parte de sombra: muchas plantas necesitan un ambiente de sombra parcial.



La forma de saber que tienes sombra suficiente es cuando puedes ver partes del cielo a través de las hojas de tus plantas por encima de tu cabeza. Los jardines que reciben dos a seis horas de sol directo por día y el resto del tiempo están cubiertos de sombra espesa, se consideran en este grupo. Sombra débil: las plantas que crecen bajo árboles altos e inclinados reciben poco o directamente nada de sol directo a lo largo del día. Aún así toman la luz que se refleja sobre los árboles.

Sombra completa: aquí debes elegir muy bien el tipo de plantas que necesitan estas condiciones particulares. La sombra se logra con una hilera densa de árboles que impiden que penetren los rayos directos de sol. El reflejo también es mínimo. Ten en cuenta que un edificio alto o un arbusto siempre verde, te puede ofrecer distintos grados de sombra.



Luz para cada especie

Por lo general, las plantas que gustan de sombra tienen hojas grandes y planas, para absorber el máximo de luz, para alimentarse. Las plantas que se fortalecen bajo el sol directo, tienen mucha luz para aprovechar pero al mismo tiempo tienen que resistir las temperaturas calientes y la sequía. Tienen hojas más pequeñas, con cutículas más gruesas para evitar la pérdida de humedad.



Cuando vayas al vivero, fíjate bien en las etiquetas de las plantas. Allí te deben explicar las condiciones de luz que necesita cada una. Lo mismo si las compras por catálogo. Si no encuentras esta información, investiga a la planta por tu cuenta. 



Junto con las condiciones de luz que demanda la planta, comprueba la composición de la tierra en la que fue cultivada y su capacidad de eliminar agua. Una planta que prefiere condiciones secas no soportará un tipo de tierra que retenga mucha agua. Lo mismo una planta que necesita tierra barrosa, no crecerá en un suelo arcilloso.

Fuente: Univision Online © 2004 Univision.com. All Rights Reserved

Imágenes: Flickr Dominiqs, Audreyjm529, Muffet, Dr_tr

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos