Huerta del Corneja Idea guardada 8 veces
La valoración media de 14 personas es: Excelente

Lirios: lirio común o púrpura

Lirios. Lirio común o purpura

Lirio común o lirio purpura


En una zona amplia y marginal de la linde de la huerta, al lado de unos rebollos, aparecen todos los años, por “arte de magia”, unas plantas con flores grandes y de color azul púrpura, de las que llevamos disfrutando varias generaciones, los lirios.
Se llaman así tanto las plantas como las flores.
Son plantas bulbosas y perennes. Desarrollan bulbos subterráneos donde almacenan los nutrientes. Con el calor y la sequía, o por las heladas, muere su parte aérea y le sigue un ciclo de vida latente. Al año siguiente surgirán nuevas hojas y tallos florales de los bulbos.

Lirios a finales del invierno
Lirios a finales del invierno

Pertenecen a la familia Iridaceae, como los gladiolos.
El lirio común o morado lo denominó Linneo como Iris germanica L. Iris era una ninfa griega que personificaba al arco iris y germánica hace referencia a su localización geográfica.

Rizoma de lirio común
Rizoma de lirio común

Rizoma

Los rizomas de los lirios son bulbos verdaderos, imbricados, sin túnica de protección. Son horizontales, ramosos y con aspecto anuloso. Tienen una zona basal donde se desarrollan numerosas raíces, un vástago de donde brotan las hojas y los tallos florales. En las axilas de las hojas surgen pequeños bulbos que irán haciendo crecer las plantas.

Lirios en la linde
Lirios en la linde

Hojas

Son perennes, basales, de color verde azulado, con forma de espada, alcanzan hasta 45 cm y presentan numerosos nervios paralelos poco marcados. Son erguidas con la punta aguda o subacuminada y sin pelos. En ellas no distinguimos el haz del envés y la hoja inferior envuelve a la siguiente.

Nuestros lirios en flor
Nuestros lirios en flor

Flores

De los bulbos también surgen tallos aéreos, simples o ramosos en la parte superior y de sección circular. En ellos se desarrollan inflorescencias, entre una y tres flores terminales o axilares, en grupos poco numerosos.
Las flores son de un llamativo color azulado púrpura brillante. Presentan simetría radial, son erectas y no tienen pecíolo.

Flor de lirio con tépalos, láminas estilares y estambre
Flor de lirio con tépalos, láminas estilares y estambre

Si nos fijamos detenidamente en una inflorescencia distinguimos estas partes:

Dos brácteas apergaminadas.

Seis tépalos que se fusionan en la base formando un tubo alargado.
Tres de estos tépalos son exteriores, abiertos y curvados hacia fuera. Su color es morado, violeta-purpureo o violeta claro, presentan un área basal más clara, blanco amarillenta o azulada con nervaduras más oscuras y una franja central con numerosos pelos amarillentos.
Los otros tres tépalos son internos, erectos e incurvados hacia dentro. El color es violeta claro.
Detalle flor de lirio común, láminas estilares, estambre y tépalos externos
Detalle de la flor del lirio común (láminas estilares, estambre y tépalos externos)

Un ovario trilocular terminado en tres láminas estilares petaloideas que se disponen sobre los tépalos externos y que encierran un estambre cada una.
Lirios común
Lirios común

Cultivo

Nuestros lirios están naturalizados en una linde de la huerta donde se desarrollan y florecen de forma natural todos los años. No realizamos ningún tipo de labor, no los regamos y no han tenido ningún problema de plagas.
A finales del mes de abril o principios de mayo florecen muchos lirios. Cortamos alguno para disfrutar de ellos en casa y el resto completan su ciclo vegetativo en la huerta.
Los lirios, para florecer, necesitan la luz solar directa, zonas soleadas o semisombra, y prefieren zonas ricas en materia orgánica y con cierta humedad en verano, pero que nunca se encharquen.

Lirios en la linde de la huerta
Lirios en la linde de la huerta

En la linde de la huerta se reproducen naturalmente y cada año ocupan un territorio más amplio. Se comportan como plantas semi-invasivas.
Los lirios comunes se pueden reproducir por semillas pero es más frecuente obtener con una azada unos rizomas con raíces y colocarlos en la zona deseada o en macetas. Los rizomas de los lirios no tienen una capa externa de protección por lo tanto no los podemos almacenar sin humedad, como hacemos con los bulbos de los gladiolos que arrancamos en otoño y conservamos en seco cada año para sembrar en primavera. Si queréis reproducirlos, plantad los bulbos de los lirios inmediatamente después de arrancarlos, aunque podéis conservarlos cierto tiempo procurando que no les falte humedad.

Lirios amarillos y blancos
Lirios amarillos y blancos

Curiosidades

Ademas de morados hay lirios blancos, rojos, amarillos y rayados. Son híbridos.
La flor de lis significa lirio y fue el símbolo de los reyes de Francia desde Luis VII (Borbones). También es el símbolo de la masonería, de la alquimia y de los más usados en heráldica.
En nuestra zona el lirio común se relaciona con las primeras flores de mayo y con las fiestas religiosas cristianas de esta época.

Lirio común


Truco

Para que duren más las flores cortadas de los lirios en casa, podéis añadir ácido acetilsalicílico al agua del florero.

Fuente: este post proviene de Huerta del Corneja, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Lirios: lirio común o púrpura

Lirios. Lirio común o purpura En una zona amplia y marginal de la linde de la huerta, al lado de unos rebollos, aparecen todos los años, por “arte de magia”, unas plantas con flores grande ...

Cultivo de patatas tardías

Cultivo de patatas tardías Antes de hablar del cultivo de patatas tardías recordaremos que las patatas llegaron a España, desde el continente Americano, en 1567, durante este siglo se cultivaron tímid ...

Recomendamos