comunidades

Saliendo de la crisálida

Emergencia de crisálida de Papilio Macaon.

Paseando a media mañana cerca de mi casa por una zona con abundantes matas de hinojo, como siempre mirándolo todo, descubro entre las ramillas una oruga pequeña de Papilio macaon. Le tiro unas fotos con la cámara compacta que es la que llevaba en ese momento mientras observo su colorido. Es una oruga muy bonita.


Oruga de Papilio macaon.

Continúo haciéndole fotos y la oruga cambia de postura.


Oruga de Papilio macaon.

Comienza a encorvarse y a mostrar las protuberancias rojas que emergen cuando se sienten amenazadas emitiendo un olor nauseabundo con el que espantan a sus depredadores.


Oruga de Papilio macaon en actitud defensiva.

Definitivamente creo que la he molestado mucho a esta pequeñaja, así que continúo mi paseo y la dejo tranquila. Al volver por el mismo camino al cabo de un buen rato, la busco pero ya no está en la ramita donde la dejé, o acaso sí está. Más abajo, entre ramillas y flores, ahí está. En cuanto me siente, adopta la misma postura de antes pero esta vez exagerando un poco más.


Oruga de Papilio macaon en actitud defensiva.

Vuelvo por la zona al cabo de un par de días, esta vez con mejor armamento fotográfico, pero, mala suerte, no la encuentro y me vuelvo de vacío olvidándome del tema. Ya encontraré otra.

Sin embargo, pasados ya varios días, vuelvo a caminar entre los hinojos donde encontré la oruga y esta vez hago un descubrimiento mucho más interesante, una crisálida, por lo visto anteriormente, posiblemente de mariposa macaón (Papilio macaon).


Crisálida de Papilio macaon en hinojo.

Obviamente, inicio el seguimiento de esta crisálida. Marco el lugar sutilmente con unas pidrecitas. Vuelvo a vigilarla todos los días por la mañana temprano, son días de mucho calor.

Cinco días más tarde, tomo varias fotos más y la observo con detenimiento. Parece estar más hinchada, más definida. No sé, quizás sean apreciaciones mías.


Crisálida de Papilio macaon.

Fijaros la delicadeza de los "hilos de vida" con los que se sujeta a la rama de hinojo. Los desarrolló cuando todavía era oruga y sintió que empezaba a transformarse. Dentro de ese cofre que es la crisálida se está produciendo un proceso espectacular, la oruga se descompone y luego se recompone en una maravillosa mariposa.

Ya habrían pasado otros cinco días cuando la descubro así, emergiendo de la crisálida, con las alas todavía tiernas y el abdomen aún en contacto con el interior de la crisálida. Tenía que haberme levantado más temprano para haber fotografiado el proceso completo. Eran las 830 de la mañana.


Emergencia de Papilio macaon.

En las siguientes fotos se aprecian pequeñas diferencias en la salida del abdomen de la mariposa de dentro de la crisálida. Fue un proceso lento.


Emergencia de Papilio macaon.

Un poquito más fuera con las alas más estiradas y más secas.


Emergencia de Papilio macaon.

Con el abdomen totalmente fuera ya. Incluso ha comenzado a sacudir las alas levemente.


Emergencia de Papilio macaon.

Una vez que ha salido totalmente y se han secado lo suficiente sus tejidos cambia de posición en la rama, se asoma un poco más al sol.


Emergencia de Papilio macaon.

Sube por la rama, se pone en la zona superior y, yo creo, otea los alrededores.


Papilio macaon totalmente emergida.

En ese momento, sin ningún tipo de señal de aviso, abrió sus alas y echó a volar. No pude hacerle más fotos. Ha pasado una hora y el calor aprieta, hay que buscar una sombra. Estamos en agosto.

Fuente: este post proviene de MªÁngeles Carbonell Ruiz, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hoy estaremos hablando sobre las heladas en el jardín y como afectan el entorno donde estas. Las heladas en el jardín: qué es una helada, cómo y cuándo se produce una helada, tipos de heladas y cuales ...

Emergencia de crisálida de Papilio Macaon. Paseando a media mañana cerca de mi casa por una zona con abundantes matas de hinojo, como siempre mirándolo todo, descubro entre las ramillas una oruga pequ ...

Recomendamos